Inicio Abrera Viena Entrepans: ¡para comer bien, bueno, rápido y sin gluten!

Viena Entrepans: ¡para comer bien, bueno, rápido y sin gluten!

2921
bocadillos sin gluten en barcelona

Change language / Cambiar idioma: es en

Para los celíacos, comer bocadillos siempre ha sido complicado. Para nosotros, esto se debe a dos razones principales: el pan sin gluten, a veces, deja mucho que desear; el riesgo de contaminación cruzada cuando intentas comer un bocadillo sin gluten fuera de casa.

Esto hace unos años que ya no pasa en la cadena de restaurantes Viena, que es un referente de hamburguesas y bocadillos fríos y calientes, sobre todo en la zona de Cataluña, que es dónde encontraréis más establecimientos (más abajo os indicamos todas las ciudades en las que están).

carta para celiacos en viena entrepans barcelona

Cuando entréis en el restaurante, olvidaos del listado de opciones que hay arriba de los mostradores y buscad directamente la carta sin gluten. Veréis que la oferta queda bastante reducida pero aun así, los bocadillos que podemos comer son muy buenos. En la carta encontraréis tres tipos de ensalada (con 4 tipos de aderezo), patatas fritas, 3 bocadillos fríos con “pa amb tomàquet” y 4 bocadillos calientes.

En cuanto a los bocadillos, sólo pueden prepararlos con pan sin gluten tipo barrita. Esto excluye las hamburguesas. Si buscáis comer una buena hamburguesa sin gluten, siempre podéis ir a La Sandvitxeria, al Foster’s Hollywood o al Tommy Mel’s.

tabla de alérgenos en viena entrepans

En la misma carta, encontraréis una tabla de alérgenos con todas las opciones. Con una “I” indican que el alérgeno está presente como ingrediente, y con la “T” indican que puede haber trazas.

En esta misma hoja incluyen una breve explicación sobre cómo trabajan y los cursos que ofrecen a todos sus empleados para que todos ellos sepan cómo hay que tratar los productos sin gluten. De hecho, a parte de la formación que han recibido por parte de la Associació de Celiacs de Catalunya, este es el primer restaurante que indica que cumple con la norma ISO 22000 que garantiza la gestión integrada y coherente de la inocuidad de los alimentos.

distintivo sin gluten en viena entrepans

Cuando hayáis pedido, la persona que os haya tomado nota probablemente se girará y gritará a cocina: “¡CELIACO!”. Luego se activa su protocolo.

Desde dónde esperarás para que te entreguen al comida, puedes ver la cocina. Después del grito “mágico”, veréis que alguien se desmarca, se lava bien, se cambia el delantal y saca una plancha y todos los ingredientes para preparar nuestro bocadillo, en otra zona de la cocina que tendrán designada para el sin gluten.

boletín sin gluten mensual 1

Una vez terminado – si vais con más gente, tened en cuenta que tardará un poco más que los bocadillos con gluten – os entregarán el bocadillo con esta pegatina roja que pone “ENTREPÀ PER A CELÍACS” (bocadillo para celíacos). Sobre todo, si queréis salsas (ketchup, mayonesa o mostaza), pedid que os la den en sobres individuales, ya que si la tomáis de los botes grandes es posible que os estéis contaminando. Los han usado todas las personas que comen con gluten.

frankfurt sin gluten en viena entrepans

Nosotros siempre pedimos bocadillos calientes. Normalmente pedimos el Viena, que es el más completo, ya que lleva frankfurt, bacon y queso emmental. A veces, si tengo poco tiempo para comer en el trabajo, como no puedo ir a casa ni a Can Perico (un restaurante de Santa Perpetua de Mogoda que ofrece gran variedad de platos sin gluten), me acerco al Viena y pido que me preparen un lomo-bacon-queso.

Y si tengo poca hambre, pues una ensalada que también está muy bien. ¡Recordad siempre decir “SIN GLUTEN”!

ensalada en viena entrepans

IMPORTANTE: revisad siempre la carta sin gluten y, en caso de que pidáis patatas, pedid a la persona que os atienda que os confirme si son aptas para celíacos o no. Normalmente lo son, pero hubo una temporada en que ofrecían otras patatas que estaban rebozadas y, como las freían en la misma freidora que las patatas normales, los celíacos nos quedamos sin patatas hasta que dejaron de hacer las otras. ¡Nunca está de más asegurarse!

Encontraréis establecimientos Viena en España y Andorra:

    • España:
      • Abrera.
      • Barcelona (hay 8 establecimientos).
      • Blanes.
      • Cabrera de Mar.
      • Castellar del Vallès.
      • Castelldefels.
      • Cornellà de Llobregat.
      • Granollers (hay 2 establecimientos).
      • L’Hospitalet de Llobregat.
      • Lleida.
      • Manresa.
      • Mataró.
      • Mollet del Vallès.
      • Montcada i Reixac.
      • Montmeló.
      • Olot.
      • Platja d’Aro.
      • Reus (hay dos establecimientos).
      • Sabadell (hay 6 establecimientos).
      • Salt.
      • Sant Boi de Llobregat.
      • Sant Cugat del Vallès (hay 3 establecimientos).
      • Tarragonga (hay 3 establecimientos).
      • Terrassa (hay 3 establecimientos).
      • Tortosa.
      • Valencia (hay 2 establecimientos).
      • Vic.
      • Vilafranca del Penedès.
      • Vilanova i la Geltrú.
    • Andorra:
      • Andorra La Vella.
      • Santa Coloma.

P.D.: Por favor, tened en cuenta que en este blog comparto mis viajes, anécdotas y experiencias sobre viajar sin gluten por el mundo. Es posible que, en alguno de mis viajes, vaya a algún restaurante no certificado o exista el riesgo de que me contaminen con gluten. Tended en cuenta que la lista de referencias puede cambiar. Por favor, asegúrese siempre antes de comer en los restaurantes que recomendamos. ¡Muchas gracias! 

¡PARA NO PERDERTE NINGUNA DE NUESTRAS PUBLICACIONES, TE INVITAMOS A SUBSCRIBIRTE A NUESTRO BOLETÍN!

Subscríbete a nuestro boletín

* indicates required





Artículo anteriorBoletín Mensual de Gluten Free Adventures
Artículo siguienteDowners Grove: entre cafeterías con riesgo y cadenas de restaurantes sin gluten seguras
Me llamo Santi y actualmente vivo en la provincia de Barcelona. En 2001, me diagnosticaron con celiaquía y/o intolerancia al gluten… ¡por fin! Y digo “¡por fin!” porque antes de que me diagnosticaran me encontraba muy mal… ¡de veras! Además, soy intolerante a la lactosa – aunque de vez en cuando puedo permitirme comer un yogur y un poco de queso -, la alergia al pescado me mata, ¡literalmente!, y también algunas frutas (kiwi, melón, sandía y plátano). Cuando era un niño, también tuve una reacción alérgica a la penicilina pero me hicieron pruebas de nuevo hace poco y lo descartaron, así que sería otra cosa… ¡sí! Dejando el polen y las plantas de lado, estos son más o menos mis problemas con la comida… Viajar y comer son mis hobbies y creé Gluten Free Adventures por esta razón. Desde los 8 años, he viajado y vivido en distintos países… y os puedo asegurar que – más allá de los riesgos que he corrido a veces – en más de 20 años viajando por el mundo, ¡puedo contar las veces que me han “envenenado” con los dedos de una sola mano! Así que no está tan mal… ¡Espero que os gusten nuestros viajes!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here