Inicio España Can Perico – comer sano y sin gluten en Santa Perpetua de...

Can Perico – comer sano y sin gluten en Santa Perpetua de Mogoda

2412

Change language / Cambiar idioma: es en

Hoy os hablaré de un restaurante del que llevo tiempo queriendo escribir. Se trata de Can Perico, un restaurante de Santa Perpetua de Mogoda, un municipio de poco más de 25.000 habitantes del Valles Occidental, a 18 km de Barcelona.
Situado en el número 23 de la Calle Prat de la Riba, Can Perico éste es el restaurante al que suelo ir a comer los días de trabajo, cuando no puedo volver a casa o me apetece regalarme un poco más de tiempo para comer y disfrutar de sus platos con ingredientes ecológicos de temporada.

cocineras de can perico

Hace 25 años, Emma y Mònica se asociaron para empezar este proyecto que se ha convertido en un restaurante en el que cuidan a la gente, ofreciendo comida sana y de calidad. Tal y como dicen en uno de los vídeos que hicieron para celebrar su 25 aniversario: “cuidar a la gent és maco” (cuidar a la gente es bonito). Y es verdad, ya que tanto las cocineras como los camareros te tratan como si fueras de la familia.
Abiertos cada medio día entre semana, y por la noche todos los días de la semana (aunque a veces hacen vacaciones), ofrecen un menú sin gluten, sin leche y con bastantes platos vegetarianos. Además, los ingredientes que utilizan son alimentos ecológicos, de temporada y de proximidad.

platos sin gluten elaborados en can perico

Cada semana cambian el menú de medio día, que es muy completo, con platos muy elaborados y una presentación excelente. Aunque el orden de los platos lo pones tu, de primero puedes elegir platos ligeros y frescos como el timbal de aguacate, tomate y atún (uno de mis favoritos); una ensalada fría de habitas con virutas de jamón ibérico, catalana trufada y menta; una ensalada de queso de cabra con melocotón y una vinagreta de frambuesas y pipas; o platos más de invierno como un timbal de patata con butifarra.

hamburguesa con foie y zanahoria en can perico

De segundo, puedes escoger desde tallarines al pesto rojo con almejas y mejillones; un crep mexicano con jamón cocido, queso, tomate, cebolla dulce aguacate y un poco de chile; un crep de queso gorgonzola con jamón ibérico y huevos de codorniz como el de la foto de portada (otro de mis favoritos); una hamburguesa con foie y zanahoria; o filetes de pollo con verduras de verano. A parte de creps, también tienen tostadas con filete de pollo, jamón ibérico, queso y espárragos trigueros.

crep sin gluten en can perico

De postre, podréis pediros un crep duet de chocolate negro y chocolate blanco (mi favorito); un coulant de chocolate sin gluten; o, si buscáis algo más ligero, una copa de mermelada de melocotón con yogur y dados de melocotón. Entre otras cosas, ¡claro!

boletín sin gluten mensual 2

Cuando vayáis, informad a los camareros de que sois celíacos y preparaos para disfrutar de la comida que os traigan. Da igual lo que elijáis, ¡acertaréis seguro! El pan sin gluten que sirven está muy bueno y os lo traen recién tostado, todavía calentito. Y si pedís creps o pasta, os la harán de trigo sarraceno, que también está riquísima.

terraza de can perico
Foto sacada de su página de Facebook

P.D.: Por favor, tened en cuenta que en este blog comparto mis viajes, anécdotas y experiencias sobre viajar sin gluten por el mundo. Es posible que, en alguno de mis viajes, vaya a algún restaurante no certificado o exista el riesgo de que me contaminen con gluten. Tended en cuenta que la lista de referencias puede cambiar. Por favor, aseguraos siempre antes de comer en los restaurantes que recomendamos. ¡Muchas gracias!

 

¡SUBSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN PARA NO PERDERTE NINGUNA PUBLICACIÓN!

Subscríbete a nuestro boletín

* indicates required





Artículo anteriorBarcelona: Comer pizza y pasta fresca sin gluten cerca de la Sagrada Familia
Artículo siguienteComer sin gluten en cenas tipo cóctel – Charlas y entrevistas en la Fundación RBA
Me llamo Santi y actualmente vivo en la provincia de Barcelona. En 2001, me diagnosticaron con celiaquía y/o intolerancia al gluten… ¡por fin! Y digo “¡por fin!” porque antes de que me diagnosticaran me encontraba muy mal… ¡de veras! Además, soy intolerante a la lactosa – aunque de vez en cuando puedo permitirme comer un yogur y un poco de queso -, la alergia al pescado me mata, ¡literalmente!, y también algunas frutas (kiwi, melón, sandía y plátano). Cuando era un niño, también tuve una reacción alérgica a la penicilina pero me hicieron pruebas de nuevo hace poco y lo descartaron, así que sería otra cosa… ¡sí! Dejando el polen y las plantas de lado, estos son más o menos mis problemas con la comida… Viajar y comer son mis hobbies y creé Gluten Free Adventures por esta razón. Desde los 8 años, he viajado y vivido en distintos países… y os puedo asegurar que – más allá de los riesgos que he corrido a veces – en más de 20 años viajando por el mundo, ¡puedo contar las veces que me han “envenenado” con los dedos de una sola mano! Así que no está tan mal… ¡Espero que os gusten nuestros viajes!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here