Inicio Alcalá de Henares Comer sin gluten en Da Nicola (Madrid)

Comer sin gluten en Da Nicola (Madrid)

1160
Compartir
comer sin gluten en da nicola madrid

Change language / Cambiar idioma: es en

Casi dos meses sin ir a Madrid… ¡no os imagináis cuánto echaba de menos los desayunos en La Celiacoteca y las comidas y cenas en el Más que Bocados Sin Gluten en Alcalá de Henares!

Pero ese fin de semana fue distinto porque después de cenar en el Foster’s Hollywood de Torrejón salimos a tomar algo en uno de los bares de Alcalá y al día siguiente íbamos al teatro a ver un musical. ¡Qué ganas teníamos!
Y bueno, ya que esta vez también íbamos a Madrid, ¡pues aprovechamos para dar un paseo por Madrid e ir al Da Nicola de la Plaza de los Mostenses, al lado de la Gran Vía, al otro lado deel Teatro Lope de Vega.

Da Nicola Madrid
Picture from “Mirador Madrid”

Llegamos a Madrid casi a la hora de comer, de manera que fuimos directos al restaurante. Además, fue perfecto porque pudimos aparcar en el parking que hay justo delante (si venís en coche desde Gran Vía, la entrada os queda justo al girar hacia la plaza). Una vez sentados y con la carta, vimos que los 14 alérgenos estaban indicados al lado de cada plato de la carta. Cuando vino la camarera a tomar nota de la bebida, le informamos de que tanto Isabel como yo éramos celíacos y nos cambió la carta por una azul clarito que es solo de SIN GLUTEN.

alergenos indicados en la carta de da nicola madrid

La última vez que había estado en el Da Nicola, todavía trabajaba en Dr. Schär, así que hacía mucho que no iba. Tenía muy buen recuerdo del restaurante, y me moría de ganas de volver a mojar ese pan sin gluten recién horneado en el aceite de hierbas que te traen mientras esperas lo que has pedido. Eso fue lo primero que pregunté, ¡incluso antes de pedir la carta sin gluten! ¡Me encanta que según qué cosas no cambien nunca! Con el hambre que teníamos, ¡mirar la carta mientras disfrutábamos de ese pan con aceite ya era otra cosa!

pan sin gluten con aceite de hierbas

De hecho, ahora teníamos otro problema… ¡escoger! ¡Nos apetecía todo! Lo único que teníamos claro era el postre. ¡Pediríamos tiramisú sin gluten! Así que decidimos empezar por unos espagueti a la carbonara, que nos gustan mucho a ambos. Lo pediríamos para compartir, así no saldríamos demasiado llenos y podríamos disfrutar mucho mejor del musical que íbamos a ver al cabo de un rato.

pasta sin gluten a la carbonara

Aunque al principio no sabíamos si pedir pizza o risotto de segundo, al final nos decidimos por la Pizza con Carne de Añojo, Mozzarela y Jalapeños. ¡Solo el nombre nos hacía la boca agua! La camarera nos había avisado de que esta pizza pica bastante, así que pedimos otra agua y apartamos algunos jalapeños. Fue una buena decisión. Cuando llegó la pizza, solo el olor que desprendía ya indicaba que los jalapeños eran de los buenos…

pizza sin gluten de carne de anojo, mozzarela y jalapenos

Y finalmente, ¡llegó el postre! ¡Tiramisú sin gluten! Los hemos probado más o menos cremosos, con más o menos bizcocho, con más o menos café, con más o menos chocolate, con más o menos queso… ¡nos da exactamente igual! Siempre hay espacio en el estómago para un tiramisú siempre entra bien, sea como sea e independientemente de lo que hayas comido. ¡Y más aun si te lo sirven así!

tiramisu sin gluten

Después de comer, fuimos a dar un paseo por la Gran Vía hasta Fuencarral y, llegadas las 16h, dimos media vuelta para ir hacia el teatro a ver el musical de “Mamma Mia!”. Seguro que todos conocéis las pegadizas canciones de ABBA en las que se ha basado el musical. Nos pasó la tarde volando y, al final del musical, acabó todo el teatro bailando y aplaudiendo. ¡Fue una tarde magnífica!

musical mamma mia

Llegamos de vuelta a Alcalá sobre las diez menos cuarto de la noche y, aunque no teníamos mucha hambre, decidimos ir al Más Que Bocados Sin Gluten para que yo pudiera probar esa ensalada césar tan buena de la que Isabel me había hablado tantas veces… ¡y sí! ¡Estaba muy buena! Muy suave y, los trocitos de fingers de pollo mezclados con las pipas y la salsa de yogur la hacían perfecta para una cena ligera.

ensalada cesar con fingers de pollo sin gluten

¡Aunque bueno, lo de cena ligera se acabó cuando pedimos el postre! ¡Una tarta de chocolate con mermelada de frambuesa! ¡Cómo me gusta ir a Alcalá!

tarta de chocolate sin gluten

 

Podéis ver las fotos del viaje aquí.
A parte del Da Nicola, también podéis disfrutar de estos otros restaurantes sin gluten en Madrid:
1) Da Nicola, también lo encontraréis en:
a. Orense 4.
b. Sor Angela de la Cruz 8.

2) Taberna La Concha en el número 7 de la Cava Baja. El lugar perfecto para comer tapas sin gluten.

3) TGI Fridays en Gran Via 76.

4) Tommy Mel’s en Gran Via 53.

5) La Mordida, un restaurante de comida mexicana que tiene un menú sin gluten aparte. Lo encontraréis en:
a. Belen 13.
b. Las Fuentes 3.
c. Princesa 3.
d. Pío Baroja 9.
e. Travesía del Conde 10. Esquina con Calle Segovia 10.
f. Avenida de Brasil 6, cerca del Estadio del Bernabeu.

6) Pizza Jardin, dónde podrás comer pizza sin gluten y otros platos:
a. Cardenal Marcelo Spinola 8.
b. Duque de Sesto 16.
c. Hortaleza 118.
d. Pensamiento 16.
e. San Francisco de Sales 25.
f. Goya 5.

7) Ristorante Emma y Julia, cerca de la Taberna La Concha, en Cava Baja 19.

8) Foster’s Hollywood, en Genova 6.

P.D.: Por favor, tened en cuenta que en este blog comparto mis viajes, anécdotas y experiencias sobre viajar sin gluten por el mundo. Es posible que, en alguno de mis viajes, vaya a algún restaurante no certificado o exista el riesgo de que me contaminen con gluten. ¡Muchas gracias!

 

¡SUBSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN PARA NO PERDERTE NINGUNA PUBLICACIÓN!

Subscríbete a nuestro boletín

* indicates required





Compartir
Artículo anteriorRestaurantes sin gluten en Roermond (Holanda)
Artículo siguienteRestaurantes sin gluten en Cuenca

Me llamo Santi y actualmente vivo en la provincia de Barcelona. En 2001, me diagnosticaron con celiaquía y/o intolerancia al gluten… ¡por fin! Y digo “¡por fin!” porque antes de que me diagnosticaran me encontraba muy mal… ¡de veras! Además, soy intolerante a la lactosa – aunque de vez puedo permitirme comer un yogur y un poco de queso -, la alergia al pescado me mata, ¡literalmente!, y también algunas frutas (kiwi, melón, sandía y plátano). Cuando era un niño, también tuve una reacción alérgica a la penicilina pero me hicieron pruebas de nuevo hace poco y lo descartaron, así que sería otra cosa… ¡sí! Dejando el polen y las plantas de lado, estos son más o menos mis problemas con la comida…

Viajar y comer son mis hobbies y creé Gluten Free Adventures por esta razón. Desde los 8 años, he viajado y vivido en distintos países… y os puedo asegurar que – más allá de los riesgos que he corrido a veces – en más de 20 años viajando por el mundo, ¡puedo contar las veces que me han “envenenado” con los dedos de una sola mano! Así que no está tan mal…

¡Espero que os gusten nuestros viajes!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here