Inicio España Restaurante La Mordida: un viaje maravilloso por la gastronomía mexicana sin gluten...

Restaurante La Mordida: un viaje maravilloso por la gastronomía mexicana sin gluten dentro de Madrid

2340
fajitas sin gluten

Change language / Cambiar idioma: es en

La primera – y única – vez que había ido al Restaurante La Mordida fue con Rocío y su novio hace unos años. Aunque me apetecía mucho, desde entonces no había tenido ocasión de ir de nuevo. Cuando empecé a salir con Isabel, siempre habíamos querido ir a comer comida mexicana sin gluten pero como siempre dormimos en Alcalá de Henares, nos cuesta un poco ir a Madrid y siempre acabábamos comiendo por allí.

¡Pero el otro día fue distinto! ¡Queríamos un cambio! ¿Y qué mejor que ir a un restaurante que ofrezca comida sin gluten de un país tan agradable como México?

comida mexicana sin gluten en madrid

Cuando fui con mis amigos, habíamos ido al restaurante que está cerca del Bernabeu, en la Avenida de Brasil número 6. Esta vez fuimos al de la calle Belén número 13. Al final del post os indicamos la dirección de sus otros restaurantes.

A modo de anécdota, el restaurante fue fundado en 1995 por Joaquín Sabina y Julio Sánchez. Tuvieron la brillante idea de llevar por todo el mundo esta comida tan deliciosa cuando estaban de gira por México. Desde hace varios años sirven comida sin gluten con el apoyo de la Asociación de Madrid.

la mordida sin gluten madrid

Antes de cruzar la puerta del restaurante, nos recibió un esqueleto con sombrero mexicano igualito a los de la película “Cocó”. A su lado, junto a todas las distinciones que hay en la puerta, veréis que tienen una pegatina enorme indicando que sirven comida sin gluten. ¡Magnífico! Ahora sí, preparaos para cruzar la puerta. Una vez dentro – tras pegar un buen tirón cómo indica la puerta del restaurante de la calle Belén- será como si hubierais cruzado una de las puertas mágicas de Doraemon – o de Stargate para los más veteranos. ¡Sí, sí! ¡Un contraste alucinante!

La música mexicana en directo y el olor a fajitas y enchiladas os cautivará mientras observáis todos los carteles y murales de las paredes.

interior la mordida madrid

Cuando el camarero nos trajo la carta, le preguntamos por los platos sin gluten. Con una sonrisa nos dijo: ¡casi todo! De hecho, nos indicó los platos que no podíamos comer, que eran muy pocos. Está todo muy bien indicado, así que no tendréis problema. El pobre camarero tuvo que venir un par de veces para tomarnos nota porque nos liamos a cantar y ni miramos la carta. Bueno… Isa cantaba porque se sabía todas las canciones. ¡Yo disfrutaba viéndola a ella!

boletín sin gluten mensual 2

En uno de sus intentos por tomarnos nota, le pedimos que nos recomendara sus mejores platos. No teníamos mucha hambre pero, por experiencia, en sitios como este lo mejor es dejarse aconsejar por los camareros. ¡Nunca fallan!

carta sin gluten en la mordida madrid

Nos contó que sus platos estrella eran la “Cochinita Pibil”, los “Tacos al Pastor”, el “Pollo al Chipotle” y el Guacamole. ¡Suerte que el camarero nos frenó! Queríamos pedir todo, pero nos dijo que las raciones eran bastante grandes y que si no teníamos mucha hambre mejor cogiéramos media ración.

Con los pies de nuevo en el suelo, finalmente decidimos empezar por media ración de nachos con guacamole y unos alambres mixtos con tortitas mexicanas sin gluten.

nachos sin gluten

Cuando llegaron los nachos alucinamos. Los “totopos” estaban escondidos bajo un montón de queso derretido y guacamole. ¡Qué bueno estaba! ¡Y qué bien había hecho el camarero en recomendarnos tomar media ración!

Luego nos trajeron los alambres mixtos con las tortitas sin gluten. Disfrutamos un montón preparando las tortitas con la carne y las verduras mezcladas con el queso fundido.

Casi no pudimos terminar con los alambres, de manera que decidimos dejarlo ahí y volver otro día a probar su plato estrella: La Cochinita Pibil. 

fajitas sin gluten

Cuando nos retiraron los platos, nos quedamos un rato disfrutando de la música y viendo como todo el mundo – y lo de “todo el mundo” es literal – cantaba y se movía al son de las canciones que iban pidiendo los comensales.

Cuando volvió el camarero, preferimos no pedir postre y tomar un par de chupitos de Margarita para ayudar a nuestros estómagos a hacer mejor la digestión.

margarita cocktail

Si os gustan las comidas animadas, independientemente de si vais con niños, con vuestra pareja o vuestros amigos, La Mordida es un sitio dónde seguro os olvidaréis de todo lo que hay al otro lado de esa puerta mágica que os llevará a Mexico durante un rato.

Estos son todos los Restaurantes La Mordida que hay en Madrid:

  • Calle Belén 13.
  • Calle Las Fuente 3.
  • Travesía del Conde 4.
  • Calle Pío Baroja 9.
  • Calle Princesa 3.
  • Avenida de Brasil 6.

En Pozuelo de Alarcón también hay uno en la calle Atenas 2.

P.D.: Por favor, tened en cuenta que en este blog comparto mis viajes, anécdotas y experiencias sobre viajar sin gluten por el mundo. Es posible que, en alguno de mis viajes, vaya a algún restaurante no certificado o exista el riesgo de que me contaminen con gluten. Tended en cuenta que la lista de referencias puede cambiar. Por favor, asegúrese siempre antes de comer en los restaurantes que recomendamos. ¡Muchas gracias! 

¡PARA NO PERDERTE NINGUNA DE NUESTRAS PUBLICACIONES, TE INVITAMOS A SUBSCRIBIRTE A NUESTRO BOLETÍN!

Subscríbete a nuestro boletín

* indicates required





Artículo anteriorSignature Room: una cena por todo lo alto tras una comida con gluten
Artículo siguienteRouen y Bristol: buscando restaurantes sin gluten en estas ciudades con tanta historia
Me llamo Santi y actualmente vivo en la provincia de Barcelona. En 2001, me diagnosticaron con celiaquía y/o intolerancia al gluten… ¡por fin! Y digo “¡por fin!” porque antes de que me diagnosticaran me encontraba muy mal… ¡de veras! Además, soy intolerante a la lactosa – aunque de vez en cuando puedo permitirme comer un yogur y un poco de queso -, la alergia al pescado me mata, ¡literalmente!, y también algunas frutas (kiwi, melón, sandía y plátano). Cuando era un niño, también tuve una reacción alérgica a la penicilina pero me hicieron pruebas de nuevo hace poco y lo descartaron, así que sería otra cosa… ¡sí! Dejando el polen y las plantas de lado, estos son más o menos mis problemas con la comida… Viajar y comer son mis hobbies y creé Gluten Free Adventures por esta razón. Desde los 8 años, he viajado y vivido en distintos países… y os puedo asegurar que – más allá de los riesgos que he corrido a veces – en más de 20 años viajando por el mundo, ¡puedo contar las veces que me han “envenenado” con los dedos de una sola mano! Así que no está tan mal… ¡Espero que os gusten nuestros viajes!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here