Inicio Cangas del Narcea Cangas del Narcea: un paraíso para los celíacos

Cangas del Narcea: un paraíso para los celíacos

1882
restaurantes sin gluten en cangas del narcea

Change language / Cambiar idioma: es en

¡Y seguimos con el viaje de Isabel por el Norte de España!¡Y seguimos con el viaje de Isabel por el Norte de España!

Después de pasar dos días en Villafranca del Bierzo, nos esperaban otros dos en Cangas del Narcea. La verdad es que tenía muchísimas ganas de llegar a este pueblo, ya que todo el mundo lo conoce como ‘el Paraíso de los celíacos’. ¿Sería tan bueno como decían?

En este caso, el Parador no está ubicado en el mismo Cangas, sino en Corias. Es el pueblo de al lado, pero se puede ir andando de uno a otro en unos 20 min. Es un paseo muy agradable si hace buen tiempo, aunque no tanto si se pone a diluviar, como nos pasó a nosotros.

carta de la pulpería terras gallegas

Para comer el primer día ni nos lo pensamos, nos fuimos directos a la Pulpería Terras Gallegas de la calle Uría 26, ya que la habíamos visto al entrar por la carretera. Habíamos leído que todo lo que tenían en la carta lo podían adaptar, excepto las croquetas, y tal cual nos lo dijeron al llegar. Optamos por pedir varios platos para compartirlos y así poder probar un poco de todo.

pulpo a la gallega

Por supuesto, también nos pusieron pan sin gluten (Betina de nuevo). Pedimos chipirones, zamburiñas, pulpo a la plancha y lacón con patatas y pimientos. Todo estaba increíblemente bueno.

chipirones

Tengo que destacar las zamburiñas, que no las había probado nunca y me encantaron; y el lacón, que no tiene nada que ver con el que se encuentra en otras partes de España, ¡una pasada! Toda esta comida la acompañamos con una sidra natural, claro está, que es de la tierra y sin gluten, hay que aprovechar.

zamburiñas

Para terminar, aunque nos habíamos quedado bastante llenos, no pudimos resistirnos a tomar un arroz con leche de postre. Y fue una buenísima elección. De hecho me atrevería a decir que es el mejor arroz con leche que he probado nunca. Increíble.

arroz con leche

Ese día estuvo lloviendo bastante así que la tarde nos la tomamos de relax. Estuvimos viendo el puente medieval de Corias y visitando la Iglesia que está al lado del Parador. Hicimos una visita guiada muy interesante, porque la guía fue muy simpática y nos contó algunos detalles muy curiosos. El Parador es un antiguo monasterio, y también nos habría gustado hacer una de las visitas teatralizadas que hacían, pero ya no nos dio tiempo.

puente corias cangas del narcea

Para cenar queríamos bajar al pueblo para probar otro de sus famosos restaurantes, pero llevábamos unos días bastante fríos y yo no me encontraba muy bien, así que decidimos cenar en el Parador. Optamos por jamón ibérico con pan y tomate. Después un vaso de leche y a la cama, que el día siguiente iba a ser intenso.

camino de muniellos

El jueves teníamos reservada una visita al Parque Natural de Muniellos. Por si no lo sabéis solo permiten visitarlo a 20 personas al día y normalmente hay que reservar con varios meses de antelación (además de confirmar la reserva 15 días antes, ¡es importante recordarlo!). Una vez allí se pueden hacer dos rutas, una corta y una larga. Nosotros optamos por la corta, que a pesar de serlo te lleva unas 5 horas en total. Es importante llevar ropa y, sobre todo, calzado adecuado, porque en bastantes tramos el camino es difícil y con bastante desnivel. Eso sí, merece mucho la pena.

cascada de muniellos

Como nos iba a llevar casi todo el día teníamos que comer por allí. El día anterior habíamos pedido en el Parador que nos prepararan unos picnic, el mío sin gluten, claro. El mío se parecía mucho al que nos prepararon en el Parador de Bielsa: me pusieron dos bocadillos de jamón serrano con tomate, una manzana, una pera y un Actimel. Además, me habían hecho una quesada, que estaba muy buena.

Lo cierto es que al principio nuestro plan era distinto, ya que pensábamos ir directos a por el famoso pan de la Pastelería Isocel, porque habíamos leído que estaba increíble. No obstante, cuando llegamos allí vimos que estaban de vacaciones. En fin, nos quedamos con muchas ganas, pero ¡ya teníamos excusa para volver más adelante!

boletín sin gluten mensual 2

Después de pasar todo el día recorriendo Muniellos, subimos al Santuario de la Virgen del Espino, ya que dicen que tiene unas de las mejores vistas de Asturias. Por desgracia arriba había bastante niebla, así que lo único que pudimos ver fue la ermita.

Aunque eran las 8 de la tarde ya estábamos muertos de hambre, y pensar en los restaurantes que nos esperaban no ayudaba, así que nos fuimos directos a cenar. Ese día elegimos la Sidrería Narcea en la calle Dos Amigos, 12.

sidreria narcea

Después de preguntar y asegurarnos de que no había ningún problema, pedimos pan sin gluten. Para beber: sidra, por supuesto. De nuevo casi todo en la carta era adaptable, así que para empezar nos pedimos unas patatas fritas al cabrales.

patatas fritas al cabrales

Después las acompañamos con una ensalada de tomate y bonito y un cachopo.

ensalada de tomate y bonito

El cachopo, por si no lo sabéis, es un plato típico asturiano que consiste en un filete de ternera con jamón serrano y queso, todo rebozado. Sí, no sufráis, allí los celíacos también podemos comerlo.

cachopo asturiano

De nuevo estaba todo riquísimo, además las cantidades son bastante abundantes… imposible quedarse con hambre. De hecho, cuando pedimos ya nos lo advirtió el camarero, porque también queríamos probar unos chorizos a la sidra. Tenía razón, pero me quedé con muchas ganas de probarlos… ¡otra excusa para volver!

postre sin gluten

De postre nos pedimos requesón con miel y arroz con leche, y nos sirvieron unos chupitos de orujo, para acabar de hacer la digestión. Tengo que hacer una mención especial a los camareros, que nos trataron genial, fue una cena muy agradable.

Para terminar solo puedo decir que todo el mundo dice que Cangas del Narcea es el ‘Paraíso de los celíacos’ y yo les doy la razón. Solo pasé allí dos días, pero comí estupendamente y me trataron aun mejor. Si tenéis la oportunidad de visitar este pequeño pueblo de Asturias, no esperéis más, merece mucho la pena.

 

Además de estos restaurantes, nos quedamos con ganas de probar:

1) Restaurante y Sidrería Swis de la Avda. del Acebo número 5.

2) Panadería Isocel de la Avda. del Acebo número 8.

3) L’Anceo, este es un hotel-restaurante

4) El Forno de Manolo de la calle Uría número 29.

 

P.D.: Por favor, tened en cuenta que en este blog comparto mis viajes, anécdotas y experiencias sobre viajar sin gluten por el mundo. Es posible que, en alguno de mis viajes, vaya a algún restaurante no certificado o exista el riesgo de que me contaminen con gluten. Tended en cuenta que la lista de referencias puede cambiar. Por favor, aseguraos siempre antes de comer en los restaurantes que recomendamos. ¡Muchas gracias!

 

¡SUBSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN PARA NO PERDERTE NINGUNA PUBLICACIÓN!

Subscríbete a nuestro boletín

* indicates required





Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here