Inicio Castillo de Chenonceau Chenonceau: entre confirmación de diagnóstico y restaurantes “sin gluten” demasiado ajetreados

Chenonceau: entre confirmación de diagnóstico y restaurantes “sin gluten” demasiado ajetreados

restaurantes sin gluten en chenonceau

Change language / Cambiar idioma: es en

Seguíamos en Francia. Tras visitar Carcassonne y Orleans, habíamos decidido salirnos de la ruta inicial e ir a visitar el Castillo de Chenonceau y, si nos daba tiempo, el de Chambord. Aunque no nos dió tiempo a visitar este segundo, pasamos un día genial. A diferencia de nuestro viaje del año pasado, cuando visitamos el Castillo de Neuschwanstein, aquí no encontramos ningún restaurante. Al menos no con las aplicaciones sin gluten que conocíamos. 

brownie de chocolate sin gluten casero

Ese día desayunamos otro de los brownies que habíamos preparado en casa, antes de salir de viaje. Mientras Isabel buscaba la ruta para llegar al castillo y la información sobre qué había que hacer para visitarlo, yo hice la comida. Esta vez arroz con hamburguesa, maíz y guisantes.

entrada castillo de chenonceau

Al llegar al castillo, ¡se notaba que era Junio! Había muy poca cola para comprar las entradas. Tras pasar el control de seguridad dónde nos inspeccionaron las mochilas y las fundas de las cámaras en busca de armas o explosivos, seguimos la avenida principal custodiadas por altísimos árboles hasta las puertas del castillo.

gluten free adventures en chenonceau

Se respiraba mucha tranquilidad. Aunque no es el más impresionante – ni mucho menos -, para mi, el Castillo de Chenonceau es uno de los más interesantes, ya que a diferencia de los demás, este está sobre el río. De hecho, esta fue la razón por la que visitamos primero este.

boletin mensual sin gluten 2 - ES - BANNER POST

Dentro podréis conocer toda su historia. ¡Nos encantó pasear por fuera y ver los reflejos que proyectaba encima del río. Si esperáis grandes salas en el castillo, no las encontraréis. Por fuera parece muy grande, pero toda la parte que está encima del agua, es un gran y ancho pasillo que te lleva al otro lado. Las habitaciones y cocinas están en tierra firme.

castillo de chonenceau

Mientras paseábamos por los jardines, me llamaron de Hospital Parc Taulí de Sabadell para comentar el resultado de las biopsias que les había traído de la última endoscopia. Aún habiendo hecho tratamiento estricto durante cuatro meses, seguía teniendo una presencia bastante alta de eosinofilos en la mucosa del esófago. Esto, sumado a que a veces me cuesta tragar la comida – un horror para los que nos gusta comer – dio paso a confirmar que tengo Esofagitis Eosinofílica. En fin, otra enfermedad crónica que llevar en la mochila. ¡Tocará masticar mejor para evitar impactaciones!

carta sin gluten restaurante chenonceau

De repente, nos dimos cuenta de que eran las 14h… ¡demasiado tarde para comer y llegar al otro castillo! Sabiendo esto, nos lo tomamos todo con más calma.

Mientras salíamos por la puerta principal, vimos las indicaciones del museo hospitalario y nos dirigimos hacia allí. Aunque seguíamos teniendo hambre, ya no teníamos prisa por llegar a ningún otro sitio. De camino, vimos un restaurante y, ya que estábamos, paramos a preguntar por si tenían algo sin gluten.

restaurantes sin gluten en chenonceau

La camarera, un poco estresada, nos explicó que su madre comía sin gluten, y que hacerlo en Francia era muy difícil, ya que había muy pocos restaurantes e información disponible. Luego nos dirigió hacia la carta que había fuera.

Allí al menos estaba indicado que algunos platos podían contener gluten de trigo. Cuando volvió para preguntarnos si nos quedábamos, le comentamos que estaba muy bien que tuvieran indicaciones en la carta. Aunque solo fueran las crudités de verduras y la carne. Su respuesta no nos gustó tanto: “si bueno, pero mejor confirmadlo con el camarero por si hay contaminación cruzada”. De repente me vino a la cabeza lo que pasó en París, así que, nos fuimos educadamente a comer lo que teníamos en la nevera del coche. 

cenar sin gluten en orleans 2

Llegamos temprano al apartamento, así que dedicamos el resto de la tarde a preparar la siguiente parada: ¡Amsterdam! Teníamos muchas ganas de llegar allí, ya que desde que empezamos a salir que no parábamos de hablar de ir a visitar esta ciudad.

De cenar, nos hicimos una tortilla de bacon y jamón y nos fuimos a la cama. Al día siguiente teníamos otras 6h de coche hasta llegar a destino y queríamos levantarnos temprano.

Podéis ver las fotos del viaje aquí.

 

 

HACIENDO CLICK EN EL MAPA DE RESTAURANTES SIN GLUTEN PODRÉIS VER TODOS LOS RESTAURANTES DE LOS QUE OS HEMOS HABLADO UBICADOS EN EL MAPA:

mapa de restaurantes sin gluten

 

Y AQUÍ OS DEJAMOS LA TARJETA DE VIAJE SIN GLUTEN:

Tarjeta de viaje sin gluten en Frances

P.D.: Por favor, tened en cuenta que en este blog comparto mis viajes, anécdotas y experiencias sobre viajar sin gluten por el mundo. Es posible que, en alguno de mis viajes, vaya a algún restaurante no certificado o exista el riesgo de que me contaminen con gluten. Tended en cuenta que la lista de referencias puede cambiar. Por favor, aseguraos siempre antes de comer en los restaurantes que recomendamos .¡Muchas gracias! 

¡PARA NO PERDERTE NINGUNA DE NUESTRAS PUBLICACIONES, TE INVITAMOS A SUBSCRIBIRTE A NUESTRO BOLETÍN!

Subscríbete a nuestro boletín

* indicates required





Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here