Inicio Burgos Restaurantes Sin Gluten En Fuente Dé (Cantabria)

Restaurantes Sin Gluten En Fuente Dé (Cantabria)

1552
Compartir
cabras de los picos de europa

Change language / Cambiar idioma: es en

¡Y a continuación la última parada del viaje de Isabel por el Norte de España!

Después de Villafranca del Bierzo y Cangas del Narcea nos dirigimos a nuestra última parada en los Picos de Europa. En concreto, al Parador de Fuente Dé.
De camino aprovechamos para visitar la famosa Playa de Gulpiyuri (Llanes, Asturias), una de las más bonitas de España. Merece la pena verla.

playa de Gulpiyuri

Después continuamos nuestro camino hasta Fuente Dé. El Parador se encuentra donde termina la carretera que sube desde Potes, y allí solo hay otro hotel y el teleférico. Por eso cuando llegamos decidimos comer en el Parador. Al igual que en los dos anteriores no había un menú específico, sino que adaptaban las cosas de la carta. El pan, de nuevo, era el de Betina.

surtido de quesos

De primero nos pedimos una tabla de quesos para compartir y de segundo yo me pedí salmón con patatas. Llevaba una salsa, pero no me la pudieron poner porque no era apta. Y de postre, fruta.

salmon con patatas

Esa tarde decidimos subirnos con el teleférico arriba de las montañas. Es una subida con un desnivel de unos 500 metros bastante impresionante, ya que las paredes son prácticamente verticales. Una vez arriba estuvimos paseando por allí y haciendo fotos. Queríamos haber hecho una ruta andando, pero empezó a bajar la niebla y en un rato ya no se veía nada, fue una pena.

picos de europa

Ese día también cenamos en el Parador, aunque ligero. Nos pedimos un plato de jamón ibérico y otro de pan con tomate, el mío sin gluten, claro. Todo un clásico.

Al día siguiente aprovechamos la mañana para ir al Monasterio de Santo Toribio de Liébana, muy conocido entre los peregrinos del Camino de Santiago, y a la Iglesia de Santa María de Lebeña, una pequeña iglesia mozárabe. Nos habría gustado ver algún pueblo más, como Mogrovejo, pero ya no nos dio tiempo.

santa maria de lebeña

Para comer lo teníamos claro: Potes. Habíamos reservado en un restaurante llamado La Casa del Capitán, ya que habíamos leído que estaba muy bien para los celíacos y al llamar nos lo habían confirmado. Antes estuvimos dando una vuelta por el pueblo, que es muy bonito, y aprovechando para comprar productos típicos de por allí.

restaurante la casa del capitan potes

El restaurante en sí está muy céntrico y al lado de la carretera. Además por dentro está lleno de objetos antiguos, ¡parecía un museo!.

revuelto de huevos con boletus

De primero nos pedimos para compartir un revuelto de boletus con queso, muy rico. Después, de segundo pedimos unas chuletillas de lechal, un lechazo y un lomo con manzanas. Exquisito todo. La verdad es que en este viaje comimos genial, es un gustazo ir al norte.

chuletillas de cordero con patatas fritas

Pero lo mejor fue el postre: canónigos. Nos dijeron que eran un plato típico de la zona, hecho con merengue, natillas y caramelo. Vamos, lo típico que no podemos comer. Pues en este caso sí y estaba riquísimo. Si vais por allí no podéis dejar de probarlo.

canonigos postre asturiano

Ese día nos hizo muy buen tiempo, así que por la tarde volvimos a subir con el teleférico. Las vistas sin nubes son impresionantes. Además había por allí un rebaño de cabras muy acostumbradas a ver gente y dispuestas a posar en todas las fotos. ¡Eran muy graciosas!

cabras de los picos de europa

Para volver a Cuenca teníamos unas 6 horas, así que decidimos parar a comer a mitad del camino. Teníamos clarísimo dónde: Casa Antón, en Lerma (Burgos).

casa anton lerma burgos

Este es un restaurante pequeñito pero famosísimo por su cordero. Tanto que, de hecho, es lo único que sirven. Lo bueno, como os podéis imaginar, es que es sin gluten. Si pasáis por allí no perdáis la oportunidad de probarlo, ¡pero no os olvidéis de reservar, porque está muy muy solicitado!

cordero casa anton lerma burgos

Y después de esa comida tocaba volver a casa. La verdad es que en este viaje comí muy bien y no tuve ningún problema, además vimos algunos sitios muy bonitos. ¿Qué más puedo decir? ¡Me encanta viajar por el norte de España!

P.D.: Por favor, tened en cuenta que en este blog comparto mis viajes, anécdotas y experiencias sobre viajar sin gluten por el mundo. Es posible que, en alguno de mis viajes, vaya a algún restaurante no certificado o exista el riesgo de que me contaminen con gluten. ¡Muchas gracias!

 

¡SUBSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN PARA NO PERDERTE NINGUNA PUBLICACIÓN!

Subscríbete a nuestro boletín

* indicates required





Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here