Inicio American Airlines Restaurantes sin gluten en Nueva York

Restaurantes sin gluten en Nueva York

1373
Compartir
restaurantes sin gluten en nueva york

Change language / Cambiar idioma: es en

(¡Antes de empezar, informaros de que este post lo ha escrito Isabel! ¡Al fin consiguió viajar a la ciudad de sus sueños!)

New York, New York… Una de las ciudades que casi todo el mundo quiere visitar, ¡y con razón! Mi mejor amiga y yo llevábamos mucho tiempo soñando con viajar allí y este año al fin tuvimos la oportunidad.
El viaje lo hicimos en un avión de American Airlines, aunque era un vuelo operado por Iberia. Una vez tuvimos comprados los billetes me metí en su web para ver cómo se hacía lo del menú sin gluten, ya que al ser un vuelo largo la comida estaba incluida. En la web de Iberia hay un apartado para elegir un ‘menú especial’ (hay muchos, no solo sin gluten, también sin lactosa, para diabéticos, kosher…). La verdad es que yo no estaba muy segura de haberlo hecho bien, porque lo hice por la página de Iberia, ya que era donde habíamos comprado los billetes, y sin embargo el check-in lo tuve que hacer por American Airlines.. ¡un lío vamos!
¡Pero por fin llegó el día de irse! Cuando llegamos a los mostradores a facturar lo primero que hice fue confirmar que tenía un menú sin gluten (aun así yo llevaba bocadillos, ya que no me hace gracia la posibilidad de quedarme sin comer en un vuelo tan largo, como pasó con Fly Emirates cuando fuimos a Sudáfrica. Aquí encontraréis la primera y segunda parte de ese viaje). Una vez en el avión y después de pasar todos los controles de seguridad y pasaporte nos informaron de que iban a servir una comida principal y otra más ligera (nosotras salíamos a las 11h y llegábamos a las 19h, es decir, las 13h de allí).

menu sin gluten american airlines

A mí me trajeron las dos antes que al resto y las tenían perfectamente controladas. Como podéis ver en las fotos iban etiquetadas con el código GFML (gluten free meal). La comida principal consistió en arroz con pollo, ensalada y fruta, la ‘merienda’ fue una especie de tortilla de pimiento, aceitunas… Todo estaba bastante bueno, ¡sobre todo teniendo en cuenta cómo suele ser la comida de los aviones!

merienda sin gluten american airlines

¡Ah! una cosa que tenéis que tener en cuenta es que hay que rellenar un formulario para entrar en Estados Unidos declarando lo que lleváis y lo que no. Como yo llevaba cosas sin gluten (pan y galletas) tuve que marcar la casilla de comida, pero no supuso ningún problema. Cuando llegué allí simplemente me preguntaron qué llevaba y ni siquiera me hizo falta enseñárselo. Si lleváis cosas envasadas no os pondrán pegas.
Una vez en Nueva York hay posibilidades infinitas. Nosotras habíamos planteado el viaje para movernos mucho y ver lo máximo posible. Como alojamiento buscamos un apartamento por Airbnb, para intentar que nos saliera más barato, ya que todo en Nueva York tiene un precio desorbitado. La mayoría eran compartidos, pero al final encontramos uno solo para nosotras, en Manhattan y bien comunicado con el metro (fundamental). Otra cosa buena de ir a un apartamento era la comida, ya que cocinando en casa ahorrábamos y era más seguro para mí.

comida sin gluten cocinada en casa

Aunque ya sabía que en Estados Unidos está muy bien la oferta de cosas sin gluten (podéis leer nuestra experiencia en Chicago en este enlace: primera, segunda y tercera parte del viaje), también hay que tener en cuenta que mucha gente allí que sigue la dieta por moda, por lo que hay que tener cuidado con la contaminación (ya sabéis cuántos problemas hay por eso). Además allí se utiliza mucho la avena, y yo soy alérgica, así que si cocinábamos nosotras suponía una cosa menos de la que preocuparse. Desayunábamos y cenábamos en casa y comíamos bocadillos a medio día para no tener que estar volviendo al apartamento.

arroz con huevo frito y pollo

Para la comida hay básicamente tres opciones: ir a un supermercado y comprar todo para cocinar en casa, como hicimos nosotras; ir de restaurantes (esto dependerá del presupuesto que tengáis); o comer en los puestos que hay por la calle. Como os podéis imaginar, para los celíacos esto último es imposible, ya que son todo perritos calientes, gofres, kebabs y cosas por el estilo.
El primer día, después llegar al apartamento y dejar las maletas, nos fuimos a comprar toda la comida en el Fairway, que era el supermercado que más cerca de casa nos quedaba.

supermercado fairway

Yo nunca había visto un supermercado tan lleno de productos, y no iba a ser una excepción con las cosas sin gluten. Había muchos productos específicos para celíacos, algunos de marcas conocidas de aquí y muchos americanos, y también en muchos productos normales estaba la etiqueta de ‘Gluten free’. Si vais a cualquier supermercado grande no tendréis ningún problema. Eso sí, preparad la cartera, porque cuando la cajera nos cobró, ¡casi nos caímos al suelo!
Curiosidad: además de ‘sin gluten’ encontraréis muchas etiquetas como ‘sin antibióticos’, ‘sin organismos modificados genéticamente’ o ‘sin sirope de maíz rico en fructosa’. ¡La comida americana es muy sana!

Otros supermercados donde podéis encontrar comida sin gluten son:Otros supermercados donde podéis encontrar comida sin gluten son:

  • Whole Food Markets (http://www.wholefoodsmarket.com/)
  • The Food Emporium (http://www.thefoodemporium.com/)
  • Monton Williams (http://www.mortonwilliams.com/)
  • Trader Joes (http://www.traderjoes.com/)

Después de eso ya estábamos listas para empezar a visitar la ciudad…

skyline de nueva york

¿Qué ver en Nueva York? Hay para absolutamente todos los gustos. Por mucho tiempo que pases allí siempre te quedarán cosas por ver. Nosotras estuvimos una semana y nos dio tiempo a ver casi todo lo que queríamos y a andar mucho. Lo más fácil para planear el viaje es hacerlo por zonas, ya que es una ciudad muy grande y en moverse se pierde mucho tiempo. Os he ido añadiendo algunos restaurantes en cada una, por si os animáis a probarlos:)

metrocard nueva york

Pero antes… dos recomendaciones: la Metrocard, que es la tarjeta de transporte que sirve para metro y autobús. Si vais una semana como nosotras podéis coger una de viajes ilimitados por 32$, que sale muy rentable. Por otra parte, en función de lo que queráis visitar en la ciudad, podéis coger la New York Pass o la City Pass. Nosotras cogimos la City Pass C3, que nos sirvió para subir al Empire State y Top of the Rock (obligatorios) y para hacer un crucero, en el que vimos el skyline y la Estatua de la Libertad.

vista del empire state building de noche

¡Ahora sí! El primer día, después de comprar y cenar, decidimos empezar bien y subir al Empire State de noche, ya que estaba cerca de nuestro apartamento y podíamos ir andando. Además, con la C3 pudimos saltarnos las colas de entrada, una de las razones por las que me encantan estas tarjetas (las colas en Nueva York pueden llevarte más tiempo que la visita en sí). Una vez arriba y con todas las luces las vistas eran impresionantes, no os lo podéis perder.

top of the rock

Al día siguiente dedicamos la mañana a ver Grand Central (la estación de tren y metro que os sonará de muchas películas) y a subir a Top of the Rock, para ver el contraste de la ciudad de día, que también merece mucho la pena. En este caso hay que reservar hora para subir, por lo que os recomiendo que vayáis con tiempo. Nosotras tuvimos que esperar 2h por allí, así que aprovechamos para ir al Starbucks del Rockefeller Center y tomar algo. Yo le pregunté a la chica que nos atendió si tenían cosas sin gluten, ya que en España no todo es apto (no sabía cómo estaba allí). Me ofrecieron sandwiches sin gluten, pero a mí no me apetecía comer, así que le pregunté por las bebidas. Tuvo que pasar dentro a preguntar. Mi sorpresa fue bastante grande cuando salió y me dijo que no había nada que pudiera beber. ¡Increíble! Menos mal que tenían unas botellas de té helado y, como tenían la composición, le pedí una para leerla. Afortunadamente no llevaba nada de gluten, así que pude beber algo, ¡además estaba muy bueno! (aunque es bastante fácil entenderte con la gente, si necesitáis algo de ayuda con el inglés aquí os dejo la tarjeta de viaje sin gluten)

tarjeta de viaje sin gluten en ingles

Una vez vista Manhattan desde las alturas nos fuimos a comernos los bocadillos por una plaza que estaba enfrente del MoMA, nuestro plan para esa tarde. Lo gracioso de comer por la calle es que la gente de la ciudad también lo hace, así que te sientes uno más. Habíamos elegido ver el museo el viernes por la tarde porque es el momento en el que es gratuito. Eso sí, si pensáis ahorraros la entrada como nosotras tened en cuenta que mucha gente tiene la misma idea y está bastante lleno. Para terminar el día nos fuimos a ver la Biblioteca Pública y Times Square, que inmediatamente se convirtió en una de mis zonas favoritas.

puesta de sol desde times square

Algunos restaurantes que están por esa zona (la más turística) son:

  • The Little Beet: 135 West 50th Street.  (https://www.thelittlebeet.com/) – tienen en más localizaciones.
  • Chickpea: 45 East 45th Street (http://www.getchickpea.com/index.html) – tienen en más localizaciones
  • Carmine’s: 44th Street (www.carminesnyc.com) – hay otro en 91st Street
  • Risotteria: 309 East 5th Street. (www.risotteria.com/)

 

El tercer día decidimos dedicarlo a Central Park y a los museos. Empezamos la mañana en el MET, en el Upper East Side, que es un museo precioso pero enorme, por lo que nos fue imposible verlo todo. Para comer nos fuimos al parque a hacer un picnic improvisado y a tomar un poco el sol como miles de newyorkinos, ya que era sábado. Después lo atravesamos para ver el Museo de Historia Natural, en el Upper West Side, personalmente mi favorito. Terminamos el día por el parque, ya que tiene suficiente variedad como para no aburrirte. No solo unas vistas impresionantes de los rascacielos, sino partidos de béisbol, clases de baile, patinadores… Realmente te hace sentir lejos de la ciudad.
¡Importante! Es bueno tener en cuenta que tanto en el MET como en el Museo de Historia Natural el precio de la entrada es sugerido, lo que significa que, aunque las entradas tienen un precio concreto, cada uno puede pagar lo que considere.

central park nueva york

En los alrededores del parque podéis encontrar restaurantes como:

  • Nice matin: 201 West 79 Street. (http://www.nicematinnyc.com)
  • Pappardella: 316 Columbus Avenue (http://www.pappardella.com/)
  • Candle Café East: 1307 3rd Avenue (http://www.candlecafe.com/) – tienen en más localizaciones.
  • Fedilia: 234 East 58 St. (http://felidia-nyc.com/)

El domingo estuvimos paseando por el High Line, un parque construido sobre una antigua vía del tren en la zona de Hell’s Kitchen; después cogimos un ferry a Staten Island, que es gratuito y te permite tener una buena vista del skyline de Manhattan (aunque no demasiado en nuestro caso, porque estaba muy nublado); y terminamos viendo Wall Street y haciéndonos una foto con su famoso Charging Bull. Nuestra intención era ver la puesta de sol cruzando el puente de Brooklyn, pero por desgracia empezó a hacer bastante frío y se puso a llover, así que volvimos a casa antes de lo previsto. Aunque esto tuvo algo bueno, y es que nos esmeramos un poco más con la cena.

cena sin gluten en nueva york

Al día siguiente decidimos dedicar la mañana a pasear por los barrios más peculiares de Midtown. Empezamos por el SoHo, donde se pueden ver las típicas casas de ladrillo con escaleras de incendios (y muchas, muchas tiendas), seguimos por Little Italy y terminamos con China Town, en los que realmente te sientes transportado a esos países. Esa fue una de las cosas que más me gustó de Nueva York: la diversidad que te encuentras por sus calles.

brooklyn bridge park peer nueva york
Aunque el día estaba nublado no llovía, así que cogimos el metro para ir a Brooklyn y comer en un parque por allí. Después estuvimos paseando por los alrededores del puente y finalmente lo cruzamos andando. De vuelta al apartamento aprovechamos para ver el Flatiron Building, un curioso rascacielos de apenas 2m de ancho en uno de sus extremos.

Puente de Brooklyn

Algunos restaurantes por la zona del SoHo:

  • Senza Gluten: 206 Sullivan Street. (www.senzaglutennyc.com)
  • Colors Restaurant: 178 Stanton Street. (http://www.colorsrestaurantnyc.com/)
  • Pala Pizza: 198 Allen St. (Chinatown) (http://www.palapizza.com/)
  • Tu-Lu´s Gluten free Bakery: 338 East 11th Street. (http://tu-lusbakery.com) – pastelería sin gluten.

Nuestro último día en Manhattan fue bastante tranquilo, lo dedicamos a algunas compras de última hora y fuimos a ver el Memorial del 11S. También queríamos haber hecho el crucero por el Hudson, aunque por suerte tuvimos un imprevisto y no fue posible. Digo por suerte porque al día siguiente al fin estuvo despejado y pudimos disfrutar de unas vistas increíbles del Skyline y de la Estatua de la Libertad. Fue la mejor manera de despedirnos.

Skyline de Manhattan

Por mucha pena que nos diera, finalmente llegó el momento de coger el avión y volver a España. Esta vez salíamos a las 19h de Nueva York y llegábamos a las 8h del día siguiente (hora española). En el aeropuerto no tuvimos ningún problema con los controles y en el avión tampoco. Volvieron a servirnos dos comidas y de nuevo a mí me las trajeron antes y etiquetadas correctamente.

cena sin gluten american airlines

La cena consistió en una especie de guiso de carne con polenta (que yo no había probado nunca), ensalada, fruta y unas galletas crackers; y el desayuno en un yogur, una galleta y unas rodajas de melón. De nuevo todo estaba bastante bueno.

desayuno sin gluten american airlines

¡Y así terminó nuestro viaje! Mi última recomendación si vais a Nueva York es que andéis mucho, que lo bonito de la ciudad es recorrer sus calles, maravillarte con sus rascacielos y mezclarte con su gente. Que no dejéis que el ‘sin gluten’ os limite. Nueva York es la ciudad de las oportunidades y para nosotros no debe ser diferente. Que es verdad que puede ser una ciudad ruidosa y sucia, pero estoy casi segura de que os enamoraréis irremediablemente de ella. Yo solo puedo pensar en el momento de volver. Espero que la próxima vez sea con Santi!

Podéis ver las fotos del viaje aquí.

P.D.: Por favor, tened en cuenta que en este blog comparto mis viajes, anécdotas y experiencias sobre viajar sin gluten por el mundo. Es posible que, en alguno de mis viajes, vaya a algún restaurante no certificado o exista el riesgo de que me contaminen con gluten. ¡Muchas gracias!

 

¡SUBSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN PARA NO PERDERTE NINGUNA PUBLICACIÓN!

Subscríbete a nuestro boletín

* indicates required





Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here