Inicio Aventuras con gluten París: esta vez fue un fracaso total a la hora de comer...

París: esta vez fue un fracaso total a la hora de comer sin gluten

restaurantes sin gluten en paris

Change language / Cambiar idioma: es en

¡Hacía dos días que había vuelto de Chicago (Aquí podréis leer la primera, segunda parte y tercera parte) y ya me iba otra vez de viaje! ¡Qué bien! ¡Esta vez a París! ¿¡París!? ¿Francia? ¿Sin gluten?
Aunque Francia, en general, tiene mala fama para los celíacos, las otras veces que había estado allí – por Carcassonne, Toulouse, Besançon e incluso París – jamás había tenido problemas. A ver… los franceses son un poco especiales con la pronunciación de “gluten” pero saben cocinar sin gluten. Las otras veces que había estado en Francia había ido a cadenas como Buffalo Grill o Hippopotamus, o incluso en algún restaurante aleatorio de la parte medieval de Carcassonne. De hecho, la última vez que estuve en París, en 2014, fui a la Créperie du Clown en el nº 6 de la Rue des Canettes… de hecho quería volver allí a cenar alguna noche de las 4 que pasaría allí, peeeero… ¡a veces los sueños no se hacen realidad!

crepes sin gluten en paris
Foto del viaje de 2014

Nada más llegar a nuestro hotel, el Pentahotel de Roissy-en France (cerca de la feria), dejamos las maletas y bajamos a comer. Cuando me dieron el menú, lo primero que hice fue buscar el símbolo sin gluten… nada… no estaba… bueno, busqué la palabra… hmmm… tampoco… luego busqué algún texto que hiciera referencia a los alérgenos… ni rastro… bueno… cuando llegó el camarero, le di la tarjeta de viaje sin gluten y me dijo que iría a preguntar. Al volver me explicó que solo podía comer carne y me indicó algunas guarniciones. Fui a lo seguro: entrecote con verduras a la plancha. El problema es que las verduras no eran a la plancha… la verdad es que no sé cómo estaban hechas y, tras comer un par de trocitos, me dio mala espina y las dejé a un lado…

donde comer sin gluten en paris

¡Tenéis toda la razón! No debería haber probado las verduras… al cabo de 3 ó 4 horas, cuando ya teníamos todo listo en el stand, decidimos ir a París en tren para cenar con una amiga de mi compañero. Yo no conseguí salir de la feria ya… Al poco de comer había empezado a encontrarme mal. Al principio lo atribuía al jet lag, ya que sólo hacía dos días que había llegado de Estados Unidos, pero me di cuenta que no era esto cuando el malestar se me quedó en el vientre. A partir de aquí ya sabéis cómo va la cosa… ¡exacto! Cuando nos dirigíamos a la salida de nuestro pabellón el dolor ya era insoportable y tuve que correr hacia el baño. Al salir, consciente de que esto solo acababa de empezar, busqué un taxi rápido para ir al hotel… ¡casi no llego! ¡Otra vez corriendo!
Ese día ya ni cené… ¡pasé una noche horrible!
Al día siguiente, todavía estaba malo y me quedé en el hotel durmiendo un poco y, a las 11h, me fui a la feria.

gerble sin gluten

Estas galletas y bollitos que veis en la foto de arriba se convirtieron en mi comida para el resto de días… y por la noche, carne a la plancha con patata al horno, y aun así, me seguía encontrando mal claro… ¡Por suerte de que mis compañeros me cuidaron bien! Uno de ellos fue al supermercado a comprar las galletas que – aunque el chocolate no es lo más indicado para cuando uno está mal de la barriga – al menos me daban energía para aguantar el día, ya que era lo único que comía durante el día. Por la noche, mis otros compañeros (franceses también), hablaban con los camareros e insistían en que tuvieran cuidado en la cocina.

 

boletin mensual sin gluten 2 - ES - BANNER POST
Si os ha pasado alguna vez, estaréis de acuerdo en que encontrarse mal fuera de casa es de lo peor que te puede ocurrir… y si tienes que trabajar aun es más duro, pero, cómo dice Sinatra – me encanta Frank Sinatra – en una de sus canciones: That’s life! Aun así, ¡después de cenar siempre había tiempo y ganas para jugar al billar! ¡Además, como mi habitación no estaba lejos, si me encontraba mal siempre podía pedir tiempo muerto!

como recuperarse despues de comer gluten

Imaginaréis que el viaje en avión no fue el más cómodo que he tenido, pero por suerte París no está muy lejos y llegué a casa rápido. Arroz y jamón cocido… ¡qué bien me sentó! Esta fue mi comida los siguientes días al viaje, hasta que no me encontré al 100% bien no volví a mi dieta habitual… ¡En este viaje perdí casi dos tallas!

¡Pues ya lo veis! El destino poco tiene que ver con el riesgo de que nos den gluten o no… en países como Tailandia (leer post parte 1 y post parte 2) o Marruecos (leer post parte 1, y post parte 2), que a priori pueden parecer problemáticos para un celíaco, no me pasó nada… y un viaje a Francia, que es un país europeo que debería estar alineado con la normativa vigente, se convirtió en el peor de todos mis viajes… Aunque bueno… en algunos restaurantes de España también pasa esto… ¡De hecho, esto nos puede pasar en cualquier sitio! Y precisamente por esto… ¡no debemos dejar de viajar!

De este viaje no tengo más fotos que las que aparecen en el post… pero os recomiendo leer este otro post sobre lo que me pasó en un restaurante en España y en el que planteaba la pregunta: ¿Los camareros saben qué productos son sin gluten?

Tarjeta de viaje sin gluten en Frances

Para esta publicación, no incluiré una lista de restaurantes sin gluten porque creo que hay que ir con mucho cuidado a la hora de comer sin gluten en Francia. De todas formas, si queréis encontrar algunos os recomiendo que utilicéis estas aplicaciones: 500.000 establecimientos sin gluten y Gluten Free Roads”. Las encontraréis aquí. De todas formas, mostrad siempre la tarjeta de viaje sin gluten y, si no lo veis claro, levantaos e id a otro restaurante. 

 

P.D.: Por favor, tened en cuenta que en este blog comparto mis viajes, anécdotas y experiencias sobre viajar sin gluten por el mundo. Es posible que, en alguno de mis viajes, vaya a algún restaurante no certificado o exista el riesgo de que me contaminen con gluten. Tended en cuenta que la lista de referencias puede cambiar. Por favor, aseguraos siempre antes de comer en los restaurantes que recomendamos. ¡Muchas gracias! 

¡SUBSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN PARA NO PERDERTE NINGUNA PUBLICACIÓN!

Subscríbete a nuestro boletín

* indicates required





Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here