Inicio Italia Restaurantes sin gluten en Verona (1)

Restaurantes sin gluten en Verona (1)

restaurantes sin gluten en verona

Change language / Cambiar idioma: es en

Verona: buscando restaurantes sin gluten fuera de la zona turística

Del ver el norte en Bolzano, explicado en la primera parte del viaje, bajamos a Verona…

Aunque los dos nos encontrábamos un poco mal, el viaje de Bolzano a Verona no se nos hizo largo para nada. Siempre es agradable conducir a través de esas montañas manteniendo una conversación interesante, y eso es algo que se nos da muy bien: ¡hablar!

Aprovechamos el viaje para planear un poco la visita a Verona, ya que realmente solo teníamos un día para ver la ciudad. Lo que no sabíamos es que perderíamos 2h por culpa del hotel… a veces las fotos no se corresponden con la realidad en absoluto… ¡y ese fue el caso! Las fotos de Booking.com mostraban una habitación propia de un rey: nueva, espaciosa, limpia y llena de luz… nos dieron totalmente lo contrario: una habitación enana, sucia, que olía mal y oscura… de hecho, mientras llegábamos al hotel ya nos dimos cuenta de que el barrio era un poco sospechoso… luego el recepcionista del hotel – cuya imagen se correspondía con la habitación que nos dio – confirmó nuestras sospechas cuando nos dijo que no era posible llegar al centro andando porque en un tramo no había acera y que las únicas opciones eran: coger un autobús cuyo horario era hasta las 8 de la tarde solo; en taxi que nos costaría alrededor de 15€M o que él nos llevara al centro pagándole 5€ cada uno… ¡sin comentarios! Ni nos sentamos en la cama… simplemente cogimos el teléfono móvil, encontramos otro hotel y nos fuimos antes de que las garrapatas tuvieran tiempo de atacarnos…

hoteles en verona

Hay quien dice que “todos los cambios son para bien”. ¡En esta ocasión, estuve de acuerdo! Encontramos un apartamento en pleno centro de Verona, justo al lado de la Arena: ¡nuevo, limpio y luminoso! Esto era lo que necesitábamos. Después de dejar nuestras maletas y darnos una buena ducha para deshacernos de cualquier cosa que hubiésemos podido traer del otro hotel, fuimos directamente a ver la casa de Julieta para seguir la tradición de tocarle un pecho para tener suerte en el amor… (Entre nosotros… ¡espero que tengamos más suerte que ella jaja!). Llegamos demasiado tarde así que continuamos hacia la Piazza delle Erbe, la Torre de Lamberti y luego hacia el río para ver el Ponte Pietra, sobre el río Adigio.

boletin mensual sin gluten 2 - ES - BANNER POST

“Coffee”, nuestro contacto para el alquiler del apartamento, nos había recomendado que buscáramos un restaurante cerca del río, ya que es una zona tranquila y poco turística. ¡Así lo hicimos! Mientras paseábamos hacia el Puente de Piedra, nos enamoramos de una terracita al lado del río, la del restaurante Tigella Bella en la Via Sottoriva nº 24. Este restaurante no estaba en el listado de Gluten Free Roads ni el de 500.000 establecimientos sin gluten de Facebook, con lo que entramos a preguntar a la camarera, que nos dijo que tenían un menú especial sin gluten. ¡Bingo! Problema solucionado y decisión tomada: cenábamos allí. Reservamos una mesa para una hora más tarde. Luego fuimos a ver la puesta de sol desde el Puente de Piedra. Es genial porque el sol se ponía detrás de la ciudad, resaltando su silueta.

puesta de sol en verona

Tras tomar algunas fotografías de la puesta de sol y pasear un ratito más, caminamos de vuelta al restaurante. Llegamos un poco antes de la hora de la reserva, así que pedimos un Lambrusco para ir abriendo el apetito. El menú sin gluten era como una ruleta rusa de salsas sin gluten con un pan sin gluten recién horneado y una selección de embutidos. Era una mezcla de sabores y sensaciones: salado, caliente, ácido, fresco, picante, caliente, dulce, frío, amargo, caliente… ¡fue divertido! Cuando íbamos por la mitad, pedimos más pan y, como tardaron demasiado, nos regalaron una ensalada y una ración de verduras a la plancha. Después de cenar, paseamos de vuelta al hotel… demasiado cansados para ir a tomar algo. Aparte, no tenían Hugo en esa zona ya…

restaurantes sin gluten en verona

El día siguiente era nuestro último día en Verona. Sin que nos importara demasiado, nos levantamos relativamente tarde para apurar la hora de salida del apartamento. Al salir, fuimos a dejar las maletas en el coche y directos a la casa de Julieta… allí encontraréis su balcón y una estatua de Julieta debajo, en el patio. Para llegar al patío debes cruzar una especie de entrada-pasillo cuyas paredes están llenas de frases de amor escritas por parejas enamoradas. Es una pared con encanto que crea una bonita imagen de miles de notas de buenos deseos y símbolos de amor ilegibles. Una vez llegas al patio – que parece que estás en la zona de baile de una discoteca: ¡mucha gente empujando para irse o llegar a la estatua de Julieta en vez de a la barra jaja! – ves la cabeza de Julieta al final, con cabezas de personas apareciendo y desapareciendo a su lado para hacerse una foto con una mano en su pecho. No había ninguna cola para hacerse la foto, así que le echamos un poco de morro y nos la pudimos hacer rápido.

casa de julieta en verona

Cuando conseguimos salir del patio, fuimos directos al Ponte Castelvecchio. Hacía muchísimo calor, así que decidimos utilizar nuestras tarjetas de estudiante para entrar a visitar el Museo del castillo. La temperatura en el interior era muy agradable, de manera que pudimos ver las esculturas, pinturas y armas (lanzas, espadas y armaduras) mientras paseábamos por el castillo y sus murallas. Fue una buena excusa para escapar del calor de la calle.

castillo de verona

Al salir, ya era hora de volver al coche para ir hacia Bolonia pero, antes, paramos a comer en un restaurante que elegimos aleatoriamente. Después de mostrarle al camarero la tarjeta de viaje sin gluten en italiano, pedimos una ensalada de mozzarella di búfala con prosciutto y una ensalada caprese. No nos entretuvimos mucho comiendo porque teníamos que dejar el coche alquilado en el aeropuerto antes de las seis de la tarde. Nuestra aventura en Verona, aunque un poco accidentada, fue magnífica. ¡Os recomiendo visitar esa ciudad!

comer sin gluten en verona

Para ver las fotos del viaje, haz click aquí.

 

A continuación, otros restaurantes sin gluten cerca del centro:

1) Pepperino Pizza & Grill en Piazzetta Municipio 10.

2) Ristorante Flora en Stradone Scipione Maffei 8.

3) Ham Holly Burger en Corso Sant’anastasia 42 (este está cerca del Tigella Bella).

 

HACIENDO CLICK EN EL MAPA DE RESTAURANTES SIN GLUTEN PODRÉIS VER TODOS LOS RESTAURANTES DE LOS QUE OS HEMOS HABLADO UBICADOS EN EL MAPA:

mapa de restaurantes sin gluten

 

Y AQUÍ OS DEJAMOS LA TARJETA DE VIAJE SIN GLUTEN:

Tarjeta de viaje sin gluten en Italiano

P.D.: Por favor, tened en cuenta que en este blog comparto mis viajes, anécdotas y experiencias sobre viajar sin gluten por el mundo. Es posible que, en alguno de mis viajes, vaya a algún restaurante no certificado o exista el riesgo de que me contaminen con gluten. Tended en cuenta que la lista de referencias puede cambiar. Por favor, aseguraos siempre antes de comer en los restaurantes que recomendamos. ¡Muchas gracias! 

 

¡SUBSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN PARA NO PERDERTE NINGUNA PUBLICACIÓN!

Subscríbete a nuestro boletín

* indicates required





Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here