Inicio España Restaurantes sin gluten en Zaragoza (1)

Restaurantes sin gluten en Zaragoza (1)

Restaurantes sin gluten en Zaragoza

Change language / Cambiar idioma: es en

Zargoza: tapas sin gluten y comida típica. ¡Todo delicioso!

Después de un fin de semana sin gluten en Cuenca, ¡ahora tocaba Zaragoza! Después de un fin de semana sin gluten en Cuenca, ¡ahora tocaba Zaragoza!
En plena ola de Calor, no se nos podía ocurrir nada más que ir a Zaragoza… ¡pero no para visitar la cuidad! No… ¡nuestro objetivo era probar tantos restaurantes sin gluten como fuera posible! Menudo fin de semana nos pegamos comiendo tapas sin gluten, pizzas sin gluten, hamburguesas sin gluten, bocadillos sin gluten y comida típica sin gluten… además, en esta región, la asociación de celíacos lo ha hecho de maravilla, ya que hay muchísimos restaurantes certificados. ¡Es una pasada!

Helados Tortosa Zaragoza

Llegamos a la ciudad pasadas las 18h de la tarde. Una vez instalados en el hotel Zentro, fuimos a dar un paseo y… cuando hace tanto calor, lo único que apetece es algo fresco. Aunque hace ya cuatro años que no vivo allí, me acordaba de que en la Calle Don Jaime I había una heladería dónde tenían helados sin gluten. Esta heladería se llama Helados Tortosa, y está en el número 35 de esta calle. Al entrar en la heladería, es fácil identificar qué helados son sin gluten porque encontraréis el símbolo al lado de cada uno de los nombres. Como era de esperar, al pedir un cucurucho sin gluten, activaron el protocolo: se lavaron las manos, las herramientas y apartaron un poco el helado comenzado para evitar la contaminación cruzada.

boletin mensual sin gluten 2 - ES - BANNER POST
Haz click en la imagen para acceder al formulario de inscripción

Para variar un poco, yo pedí el helado e vainilla y dulce de leche con cucurucho e Isabel una horchata. Me recordó mucho a la Heladería Dino sobre la que escribí hace poco. Personalmente me gustan más sus helados porque son más cremosos y, además, en Dino tienen agrupados debajo las galletas todos los que contienen gluten para reducir aún más el riesgo de contaminación cruzada. En la Plaza del Pilar encontraréis una con terracita.

Heladería Dino Zaragoza

Siguiendo hacia abajo por la Calle Don Jaime I, llegamos a la Plaza del Pilar, dónde nos quedaba la Seo a la derecha y, la basílica, imponente a la izquierda. Decidimos seguir un poco más abajo para verla desde el Puente de Piedra. Desde allí la vista es magnífica, ya que desde este puente tan antiguo podréis ver la Basílica del Pilar justo delante del río Ebro. Ese fin de semana había mucho ambiente porque celebraban unas ferias medievales.

Basilica del Pilar desde el puente de Piedra

Habiendo cumplido el primer objetivo (la heladería), aprovechamos para dar un paseo por la calle Alfonso I hasta Paseo Independencia y de allí, paseando por este paseo tan ancho, llegamos hasta la antigua Universidad de Medicina. Llegadas las 9h de la noche, decidimos empezar a caminar hacia el Restaurante Bodega El Morrudo en la Cale Azoque 58, un establecimiento muy pequeñito en el que se pueden comer unas tapas y raciones sin gluten riquísimas. Esa noche creo que es cuando sentamos las bases de que ese fin de semana: ¡cada comida sería un festín!

El Morrudo zaragoza

Cuando la chica nos trajo la hoja de sugerencias (dónde todo era sin gluten) y la carta de tapas y raciones, ya vimos que todos los alérgenos estaban bien indicados. Aun así, le comentamos que ambos éramos celíacos y que yo no podía tomar pescado porque también me da alergia. Tras preguntarle por algunos platos, en vista de la indecisión y teniendo en cuenta el hambre que teníamos, nos tiramos a la piscina y nos pusimos a pedir: primero llegó el Musaka de Ternasco (una tapita de berenjena, bechamel y ternasco de Aragón con una salsa de borrajas que estaba riquísima);

tapas sin gluten el morrudo zaragoza

Segundo nos trajeron las virutas de foie con pan sin gluten (el pan recién tostado que derretía el foie al ponerlo encima, ¡delicioso!); luego nos trajeron unas albóndigas de ternera con salsa de cointreau y naranja servidas en una cazuelita; a continuación nos trajeron el Miguelones, una tosta de solomillo ibérico que pedimos con salsa roquefort (aquí ya empezábamos a estar un poco llenos y no nos comimos todo el pan); y por último (o eso pensábamos) llegaron los huevos rotos con jamón.

raciones sin gluten el morrudo zaragoza

Al terminar con los huevos, nos preguntaron si queríamos algo de postre… ¡nuestro estómago estaba a punto de reventar! Pero tras oír pastel ruso y coulant de chocolate… ¡abracadabra! ¡De repente todavía quedaba algo de hueco en nuestro estómago! Esa noche parecía ser que el calor había evaporado nuestra capacidad de decisión, así que pedimos los dos. Un pastel ruso con helado de café para Isabel, y un coulant de chocolate blanco para mí. Aunque al salir del restaurante solo nos apetecía rodar hasta el hotel, nos forzamos a caminar de nuevo hasta el Puente de Piedra para ver la catedral iluminada. ¡Qué bonito!

Basilica del Pilar de noche

Al día siguiente, nos levantamos a una hora razonable. Tras desayunar un par de trozos de brownie casero (hecho con una receta que me costó casi un año y medio conseguir), fuimos directo hacia la Basílica. Llegamos a la hora de la misa y, tras ver a la Virgen del Pilar, buscamos las señales de la Guerra Civil. Entrando desde la Plaza del Pilar, veréis dos bombas expuestas en el pilar de más al fondo y, si desde allí miráis hacia arriba, un poco a la derecha, veréis uno de los agujeros que hicieron las bombas al caer. De ahí, salimos de la iglesia y, bordeándola por la parte del río, llegamos a la torre situada junto a la puerta trasera del monumento. Desde esa torre, a una altura de 80m, podréis disfrutar de una de las mejores panorámicas – si no la mejor – de la ciudad de Zaragoza.

Panoramica zaragoza desde el mirador de la torre del pilar

Desde la torre, bajamos de nuevo hacia la Plaza del Pilar para ver el Globo Terráqueo de la plaza dedicada al Descubrimiento de América, dónde se encuentra la Fuente de la Hispanidad. Desde allí, fuimos directos hacia la estatua de César Augusto, dónde recordaba que había los arcos de la antigua Puerta de Toleda, que ya no están… solo quedan la estatua de la rana (una fuente que proyecta un chorro en forma de arco) y de César Augusto, delante del mercado.

Bola del mundo plaza del pilar zaragoza

Se acercaba la hora de comer y, aunque nuestra intención era ir al Restaurante Casa Hermógenes en la Calle Libertad 14, cuando habíamos llamado la noche anterior para reservar una mesa, nos habían dicho que estaría dos meses cerrado por reformas. Pero bueno, restaurantes sin gluten no faltan en Zaragoza y, tras consultar el grupo 500.000 establecimientos sin gluten en Facebook, decidimos ir a probar La Jaula de Grillos en el número 19 de la Calle Juan Bruil, muy cerca del Paseo Independencia. Este es un restaurante dónde todo es sin gluten, tipo el Más Que Bocados Sin Gluten al que nos gusta tanto ir en Alcalá de Henares.

la jaula de grillos zaragoza

En este restaurante no teníamos que preocuparnos para buscar el símbolo sin gluten, ya que todo lo era. Esta vez nos pedimos una Galleguiña, una hamburguesa de ternera gallega, queso de cabra, cebolla caramelizada, pan con “tomatico” untado y lechuga y una Pizza Carbonara con nata, beicon, “cebollica”, champiñones, una base de tomate frito, mozzarella y orégano. Como veis en la descripción, los platos tenían un toque muy mañico. Además, tenían una especie de promoción de tapas a un euro y nos pedimos una tapa de queso de cabra y chocolate. Un contraste de sabores muy fuerte.  Nuestra intención era compartir ambos platos, pero no pudimos.

hamburguesa sin gluten jaula de grillos zaragoza

Cuando nos trajeron la hamburguesa se nos dibujó una sonrisa en la cara al ver la buena pinta que tenía. Luego llegó la pizza y nos pasó lo mismo, además, ¡había mucha nata! No sé porque, pero el color y la textura de los bordes de la pizza me recordó al de las pizzas que llevan almidón de trigo sin gluten. Como Isabel es alérgica al trigo, antes de que probara bocado preguntamos a la camarera y ¡bingo! Utilizaban almidón de trigo sin gluten. Aunque la cocinera nos ofreció preparar una masa de pizza especial para nosotros, como ya nos habían servido ambos platos, ella se comió la hamburguesa y yo la pizza. Al salir de allí fuimos paseando a por otro helado y, como el calor ya empezaba a ser insoportable, fuimos al hotel a descansar hasta la hora de la puesta de sol. Queríamos verla desde el Puente de Piedra.

puesta de sol en la basicila del pilar zaragoza

Tras ver como el sol se ponía por detrás de la Basílica, fuimos a buscar el tranvía para ir hacia La Antilla – Parque Grande, en la Calle Fray Luis Amigo nº 4. Hacía poco habíamos publicado un post sobre La Antilla – Aragonia, y nos contactaron desde la de Parque Grande, que es la primera que hubo, para que fuéramos a probarla. Nada más llegar allí, el propietario salió a recibirnos y nos explicó la historia de su restaurante y de cómo habían empezado, hace muchos años, a ofrecer platos sin gluten. Nos explicó que su local era el primero de los tres que había en Zaragoza y que, hacía un tiempo habían decidido separarse, pero manteniendo el mismo nombre. Tras enseñarnos el local, nos hicimos una fotografía fuera y entramos para pedir.

La Antilla Parque Grande

Isabel tenía muchas ganas de probar esos bocadillos sin gluten de los que tanto le había hablado. Cuando abrimos el menú, vimos que la gran mayoría de platos eran aptos para celíacos y, además, tenían servicio a domicilio, que seguro es la solución para muchas personas de Zaragoza que no quieren salir el sábado o el domingo pero, que a la vez quieren disfrutar de un buen bocadillo. Nos pedimos el Especial La Antilla (un bocadillo de huevo a la plancha, lomo, jamón serrano, paté, queso y tomate natural)  y un Especial Camembert con lomo, beicon y tomate. A parte, también pedimos unas patatas bravas que estaban muy buenas. Además, la salsa no era muy picante, ¡como nos gusta!

comer sin gluten en la antilla parque grande

Cogimos el último tranvía de vuelta a Plaza España para volver al hotel.Al día siguiente, apuramos la hora de salida del hotel y, tras desayunarnos el último trozo de brownie que habíamos traído, fuimos a dar un paseo por el Parque Grande antes de ir al último restaurante. Habíamos decidido ir a La Rinconada de Lorenzo, en el nº 3 de la Calle la Salle. Este restaurante típico aragonés está muy cerca de la parada de tranvía de la Plaza San Francisco.

14 La rinconada de Lorenzo

En el menú estaba casi todo marcado sin gluten y, como cuando habíamos reservado ya les habíamos dicho que somos celíacos, al llegar ya teníamos el pan sin gluten en la mesa. ¡Alucinante! Nada más ver la carta, decidimos que haríamos unas migas sin gluten “con todo” (uva, longaniza, jamón y huevo) para compartir y de segundo Isabel pidió el solomillo ibérico con salsa de boletus y yo me pedí el entrecote de ternera con tres guarniciones.

migas sin gluten en la rinconada de lorenzo zaragoza

La verdad es que, aunque en el restaurante había tres o cuatro mesas de más de 6 comensales, estuvimos muy tranquilos. Además, ¡estaba todo delicioso! De postre, pedimos el doble mousse de chocolate negro y blanco y un sorbete de limón al cava para hacer una mejor digestión…

doble mousse de chocolate sin gluten en la rinconada de lorenzo

¡Y hasta aquí nuestro fin de semana gastronómico en Zaragoza!

 

Podéis ver las demás fotos del viaje aquí.

 

Estos son algunos de los restaurantes sin gluten en Zaragoza que nos quedaron por probar (si alguno de vosotros ha estado, por favor, ¡comentad!):

1) La Nueva Karambola en el número 3 de la Calle Baltasar Gracián.

2) Bar el Pilón en el número 4 de la Calle Nicolás Guillén.

3) Parrilla de Albarración en el número 1 de la Plaza del Carmen.

4) La Bodega de Cheman en el 34 de Felix Latassa.

5) Croquetarte, en el 14 del Coso. Como su nombre indica, especializados en croquetas.

6) Petit Comité en el número 1 de la calle Hernando Aragón. Para bocadillos sin gluten.

 

HACIENDO CLICK EN EL MAPA DE RESTAURANTES SIN GLUTEN PODRÉIS VER TODOS LOS RESTAURANTES DE LOS QUE OS HEMOS HABLADO UBICADOS EN EL MAPA:

mapa de restaurantes sin gluten

 

Y AQUÍ OS DEJAMOS LA TARJETA DE VIAJE SIN GLUTEN:

Tarjeta de viaje sin gluten en Espanol

P.D.: Por favor, tened en cuenta que en este blog comparto mis viajes, anécdotas y experiencias sobre viajar sin gluten por el mundo. Es posible que, en alguno de mis viajes, vaya a algún restaurante no certificado o exista el riesgo de que me contaminen con gluten. Tended en cuenta que la lista de referencias puede cambiar. Por favor, aseguraos siempre antes de comer en los restaurantes que recomendamos. ¡Muchas gracias! 

 

¡SUBSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN PARA NO PERDERTE NINGUNA PUBLICACIÓN!

Subscríbete a nuestro boletín

* indicates required





Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here