Inicio Brunnen Lucerna, Zurich, Brunnen y Schwyz: restaurantes sin gluten en el lago de...

Lucerna, Zurich, Brunnen y Schwyz: restaurantes sin gluten en el lago de los cuatro cantones

1730
Compartir
Restaurantes sin gluten en Lucerna

Change language / Cambiar idioma: es en

Ya llegábamos al último país: Suiza! Después de haber pasado por Francia, Alemania, República Checa y Austria parando en Dijon, Heidelberg, Rothenburg ob der Tauber, Munich, Neuschwanstein, Praga, Hallstatt y Gosau e Innsbruck, ahora nos dirigíamos hacia Schwyz, un pueblo muy pequeño del cantón con el mismo nombre. También a cuatro horas de Innsbruck, teníamos planeado pasar dos noches en el apartamento que habíamos alquilado en una casa a las afueras del pueblo, desde dónde al día siguiente queríamos ir a visitar Lucerna.¡Ese era el plan!

IMPORTANTE: Igual que en República Checa y Austria, debéis comprar una viñeta para Suiza. Cuesta 35€ y vale para todo el año. A priori, puede parecer muy caro pero, teniendo en cuenta que, por ejemplo, para ir de Barcelona a Valencia pagamos 38,20€ de peaje, pagar 35€ para todo el año para poder circular por cualquier carretera… ¡es una ganga!

viñeta peajes suiza

Entramos a Suiza con lluvia de nuevo… parecía que la suerte había dejado de sonreírnos, pero como en Suiza puedes tener todos los tipos de tiempo en un mismo día, no nos preocupamos demasiado. Además, para ese día, sólo teníamos planeado descansar.

Nada más llegar a la casa del apartamento, nos recibió el hijo de los propietarios. Ellos no estaban. El niño de 5 años se encargó de enseñarnos la casa y explicarnos como funcionaban las persianas y las luces. ¡Estábamos alucinando!

puré de patata con pollo y tomate

Instalados en el octavo apartamento del viaje, nos preparamos la comida y nos echamos otra siestecilla. Llevábamos 3.245km de carreteras y una media de 10km andando al día. ¡Necesitábamos descansar!

Cuando nos despertamos, hacía un sol radiante, así que fuimos a dar un paseo por el pueblo. Habíamos leído que la plaza del pueblo era una de las más bonitas de Suiza, así que fuimos directo hacia allí… Al llegar vimos la plaza y pensamos que estábamos en otro Schwyz… si os parece bien, os dejamos la foto abajo y que cada uno opine lo que quiera. Quizás la vimos desde el lado que no era… ¡no lo sé! Eso sí, en esta plaza, podríamos haber comido en el restaurante Wysses Rössli.

hauptplatz schwyz

En menos de media hora, se formaron unas nubes negras como el carbón y empezó a llover. Tuvimos que volver corriendo a casa, pero la cuesta nos impidió hacerlo, así que llegamos totalmente empapados… pasamos el resto de la tarde buscando sitios para ver al día siguiente en Lucerna y jugando a los juegos de mesa que nos habíamos traído de Barcelona. ¡Nos encanta viajar en coche!¡Puedes llevar de todo!

Al día siguiente, nos levantamos a una hora razonable y, después de desayunar, prepararnos unos bocadillos para media mañana y la comida, salimos hacia Lucerna. Estábamos a unos 40 minutos en coche y, en principio, solo íbamos a ver esa ciudad, así que no hacía falta llegar muy temprano. Además, teniendo en cuenta mi última experiencia en Zurich cuando fui a Atenas por trabajo (pagué 60€ para una comida bastante sencilla para dos personas), habíamos decidido no comer en ningún restaurante porque todo era demasiado caro y necesitábamos ahorrar para poder subir al Gornergrat en Zermatt al día siguiente (el precio del tren cremallera es casi 90€/persona).

puente de madera en lucerna

Al llegar a Lucerna nos dimos cuenta de que era domingo de manera que no podríamos visitar algunos sitios de la lista que habíamos preparado. Una vez aceptado el cambio de planes, aprovechamos para pasear tranquilamente por la ciudad. Dejamos el coche en un parking cubierto y fuimos hacia el centro. Básicamente, fuimos a ver el famoso puente de madera y la catedral. Aquí había muchos más turistas, por supuesto. Al llegar al lago, aprovechamos para desayunar unos bocadillos de lomo y sentarnos a hacer una de las cosas que más nos gustan cuando viajamos: observar.

Aunque esta vez no lo vimos, muy cerca de la catedral encontraréis el Monumento al León, que conmemora la muerte de 300 mercenarios de la Guardia Suiza durante la Revolución Francesa. Lo encontraréis en Denkmalstrasse 4.

monumento al leon lucerna
Esta foto es de mi viaje a Suiza en 2010, antes de irme a vivir a Finlandia

Por si estáis pensando en ir a Lucerna más tiempo y con más presupuesto que nosotros, a continuación os dejamos algunos restaurantes sin gluten:

  • Pizza-Blitz (Zentralstrasse 16).
  • Mama Leone (Mühlenplatz 12).
  • Barbatti (Töpferstrasse 10).
  • Restaurant Opus (Bahnhofstrasse 16).
  • Nix’s In Der Laterne (Resusssteg 9).
  • McDonalds.

Para comprar productos sin gluten, podéis ir a:

  • Supermercado Coop.
  • Bio Shop Viktoria (Pilatusstrasse 19).
  • Manor (Tribschenstrasse 56).
  • Müller Reformhaus Vital Shop (Weinmarkt 1).

Cómo ya habíamos visto todo lo que queríamos/podíamos ver en Lucerna y era muy temprano todavía para volver a Schwyz, Isabel y yo nos miramos y decidimos que podíamos acabar el día en Zurich. ¡Esa era nuestra intención! Además, intentaríamos hacer un Free Tour.

De camino a Zurich, Isabel vio que solo llegábamos a tiempo a uno de los Free Tour por el barrio Grinch. Los comentarios de otra gente que lo había hecho no eran muy buenos y la zona dejaba bastante que desear… como no queríamos dejar el coche allí aparcado, decidimos ir al centro.

ensalada de arroz en zurich

Llegamos al centro de Zurich realmente hambrientos y, una vez aparcados, buscamos una plaza en la que comernos las ensaladas de arroz que habíamos preparado. Si buscáis restaurantes sin gluten en Zurich, aquí os dejamos una lista de los que encontraréis cerca del centro:

  • Positano (Stampfenbahcstrasse 6).
  • Santa Lucia Niederhof (Marktgasse 21).
  • Bindella (In Gassen 6).
  • Restaurant au gratin (Bahnhofplatz 2).
  • Vallocaia (Niederdofrstrasse 15).
  • Pulcino (Niededorfstrasse 7).
  • Haus Hiltl (Sihlstrasse 28).

restaurantes sin gluten en zurich

Después de comer sentados en un banco cerca de la Catedral, fuimos paseando para rodearla y volver al paseo principal, al lado del lago. Nos sentamos un rato en el borde del río y seguimos caminando hasta llegar a una plaza que nos pareció muy curiosa. En vez de bancos, había parejas de sillas atadas entre sí con una cadena. Si la buscáis, se llama Plaza Bellevue.

Nos quedamos allí sentados un rato más. Aunque caminamos igualmente los 10km diarios, como veis, ese día estaba siendo muy relajado, sin ver tantas cosas y disfrutando más de los paseos.

bellevueplatz de zurich

Sentados en la plaza de las sillas, pensamos que sería genial ver la puesta de sol en un lago como el de Gosauseen… De repente, nos acordamos de que la casera nos había hablado de lo bonito que era el Lago de los Cuatro Cantones, así que… nos volvimos a mirar y decidimos que podíamos acabar el día en Brunnen, paseando por el lago mientras veíamos la puesta de sol.

el lago de los cuatro cantones suiza

Al cabo de una hora, ¡ya estábamos en allí! La casera nos había dado un buen consejo. El lago es muy bonito y tiene un pequeño paseo para caminar, desde la plaza bordeando el lago hasta el puerto. Hacía un tiempo maravilloso. Fue magnífico terminar el día allí. Si os planteáis comer en este pueblo, podéis hacerlo en el restaurante Gasthaus Pluspunkt de Rosengartenstrasse 23 de Brunnen.

paisajes verdes de suiza

En teoría este día solo íbamos a conducir hasta Lucerna pero, con tantas decisiones improvisadas, acabamos conduciendo casi 200km… agotados, volvíamos a casa para prepararnos la cena y dejar el coche cargado antes de ir a dormir. Al día siguiente nos íbamos a la última ciudad que visitaríamos en Suiza: Zermatt. ¡Qué ganas teníamos!

salchichas con huevo

Podéis ver las fotos de Schwyz aquí.

Podéis ver las fotos de Lucerne aquí.

Podéis ver las fotos de Zurich aquí.

Podéis ver las fotos de Brunnen aquí.

P.D.: Por favor, tened en cuenta que en este blog comparto mis viajes, anécdotas y experiencias sobre viajar sin gluten por el mundo. Es posible que, en alguno de mis viajes, vaya a algún restaurante no certificado o exista el riesgo de que me contaminen con gluten. ¡Muchas gracias! 

¡PARA NO PERDERTE NINGUNA DE NUESTRAS PUBLICACIONES, TE INVITAMOS A SUBSCRIBIRTE A NUESTRO BOLETÍN!

Subscríbete a nuestro boletín

* indicates required





Compartir
Artículo anteriorInnsbruck: comida típica austríaca cerca del tejadillo de oro
Artículo siguienteZermatt: comer sin gluten en uno de los picos más famosos de Suiza
Me llamo Santi y actualmente vivo en la provincia de Barcelona. En 2001, me diagnosticaron con celiaquía y/o intolerancia al gluten… ¡por fin! Y digo “¡por fin!” porque antes de que me diagnosticaran me encontraba muy mal… ¡de veras! Además, soy intolerante a la lactosa – aunque de vez en cuando puedo permitirme comer un yogur y un poco de queso -, la alergia al pescado me mata, ¡literalmente!, y también algunas frutas (kiwi, melón, sandía y plátano). Cuando era un niño, también tuve una reacción alérgica a la penicilina pero me hicieron pruebas de nuevo hace poco y lo descartaron, así que sería otra cosa… ¡sí! Dejando el polen y las plantas de lado, estos son más o menos mis problemas con la comida… Viajar y comer son mis hobbies y creé Gluten Free Adventures por esta razón. Desde los 8 años, he viajado y vivido en distintos países… y os puedo asegurar que – más allá de los riesgos que he corrido a veces – en más de 20 años viajando por el mundo, ¡puedo contar las veces que me han “envenenado” con los dedos de una sola mano! Así que no está tan mal… ¡Espero que os gusten nuestros viajes!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here