Inicio Austria Viena: comiendo como príncipes en el restaurante Gasthof Nestroy

Viena: comiendo como príncipes en el restaurante Gasthof Nestroy

restaurantes sin gluten en viena 2

Change language / Cambiar idioma: es en

Aunque durante los dos primeros días en Viena habíamos visto casi todo, todavía nos quedaban algunos restaurantes sin gluten por probar.

Nada más levantarnos llamamos a la Repostería Grimm para ver si podíamos devolver los productos sin gluten que habíamos comprado. Aunque eran sin gluten, contenían almidón de trigo sin gluten e, igual que nos pasó con la pizza en Zaragoza, Isabel no podía comerlos por que es alérgica al trigo. Comprendieron el porqué queríamos devolver los productos y sólo nos pidieron que presentáramos el tique de compra. Nos vestimos corriendo, hicimos unos bocadillos y fuimos directo a la pastelería antes de ir a Albertinaplatz para reunirnos con el tour. En el primer post encontraréis el listado de pastelerías en Viena.

free tour viena

¡El tour fue muy interesante! Eso sí… ¡pasamos muchísimo frío! Aunque el cielo estaba despejado, debíamos estar bajo cero. ¡Qué horror! Al menos las explicaciones de Wolfgang – el guía que nos dio el tour – eran divertidas y amenas… Durante el tour, tuvimos la segunda casualidad de Viena. Otra pareja del tour era de Barcelona y el chico vivía en Alcalá de Henares, dónde vive Isa. ¡Primero, la novia del cocinero del Vapiano es de Sabadell, y ahora conocemos a un chico de Barcelona que vive en Alcalá! ¡Cuando os cuente el otro encuentro estaréis de acuerdo en que el mundo es muy pequeño!

Al terminar el tour, intercambiamos los teléfonos y quedamos en ir a tomar algo por la noche.

gasthaus nestroy viena

Cuando nos separamos, fuimos directo al restaurante Gasthaus Nestroy de la calle Weintraubengasse 7. Está muy cerca de dónde terminaba el free tour, en la iglesia más antigua de Viena, y nos quedaba de camino hacia el Prater, dónde queríamos ir después de comer.

No teníamos reserva y primero querían sentarnos en la zona de fumadores – sí… allí todavía existen establecimientos con zona de fumadores – pero preferimos esperar a que acabara alguna mesa de la zona de no fumadores. Volvimos al restaurante al cabo de 20 minutos y ya tenían nuestra mesa preparada.

Si buscáis comida típica austríaca sin gluten, este es el restaurante adecuado. Y cabe decir que controlan muy bien el tema sin gluten.

comer sin gluten en viena

Las raciones eran bastante grandes, de manera que decidimos compartir algo de primero, y pedir un segundo cada uno.

Habíamos pasado tanto frío que nos apetecía algo caliente. Del menú 100% sin gluten que nos habían traído, pedimos una sopa de ternera con crepe sin gluten troceado. Yo no es que sea un gran fan de los caldos, pero reconozco que esa sopa nos quitó el frío. ¡Lo necesitábamos!

comer wiener schnitzel sin gluten en viena

De segundo, Isa pidió una pechuga de pollo rebozada rellena de queso y jamón – para que nos entendamos: un San Jacobo – y yo pedí un Wiener Schnitzel con patatas asadas – para que nos entendamos: el típico escalope rebozado.

¡Delicioso! El rebozado estaba muy bien hecho y la carne era muy tierna. Disfrutamos muchísimo comiendo en este restaurante.

Aunque a nosotros no nos quedaba espacio en el estómago, por si os interesa, de postre tienen crepe con mermelada de albaricoque o crepe de chocolate con frutos secos. También tienen cerveza sin gluten.

prater viena

Aunque nos apetecía más bien poco salir otra vez a caminar con el frío que hacía… ¡no teníamos otra opción! Al salir, fuimos directos a ver el Prater, un parque enorme que tiene un parque de atracciones con una noria muy famosa que fue inaugurada en 1897.

Lo recordaba bastante diferente. Creo que es porque fuimos en invierno y no había gente casi y, además, el cielo estaba blanco y así todo se ve peor. Como la mitad de las atracciones estaban cerradas, paseamos un poco por el parque y, cuando tuvimos ocasión, nos desviamos en dirección a las Hundertwasserhaus.

Hundertwasserhaus viena

Aunque no estaban al lado del río, nos hicieron pensar en las casas de colores de Girona e Innsbruck.

Todavía nos quedaba ver la Catedral y quedaba poco para que empezar a caer la noche, de manera que nos apresuramos un poco para poder verla y llegar al parque que hay delante del ayuntamiento para plantar el trípode y fotografiarlo de noche.

Luego se nos fue la tarde haciendo fotos de estelas de luz de los coches delante del parlamento.

estelas de luz en el parlamento de viena

Llegamos a casa realmente agotados y, antes de acomodarnos en casa y que nos entrara la pereza, hablamos con Marina y Bernat – la pareja que habíamos conocido en el free tour – y les propusimos de ir a cenar juntos. Volvimos al Vapiano de Walfischgasse 11, ya que era el restaurante sin gluten que nos quedaba mejor a todos.

boletin mensual sin gluten 2 - ES - BANNER POST

Me encantan estos planes improvisados con gente que acabas de conocer. La cena fue genial y lo pasamos muy bien mientras nos comíamos otra pizza sin gluten. ¡Fue muy agradable poder cenar con ellos!

Acabamos de cenar bastante tarde y, aunque ellos iban a tomar algo, nosotros preferimos ir a dormir, ya que estábamos realmente agotados. Llevábamos una media de 18km andando al día y necesitábamos descansar… 

vapiano sin gluten viena

Al día siguiente, fuimos de nuevo al Supermercado Billa a comprar algunas cosas que nos faltaban para la cena de fin de año en Budapest, nuestro siguiente destino.En el primer post encontraréis el listado de supermercados y tiendas sin gluten en Viena. Luego comimos muy temprano, sobre las 11 y media, y salimos hacia la iglesia de San Carlos Borromeo para verla con sus fuentes y demás… evidentemente, las fuentes estaban secas. ¡Era invierno! Así que paseamos un rato por Karlzplatz y la Opera, que todavía no habíamos visto de día hasta que llegó la hora del siguiente tour – esta vez de pago – al Palacio de Schönbrunn.

Aunque pagamos, lo hicimos igualmente con la empresa del Free Tour, ya que nos ahorraríamos las colas.

opera de viena

Al llegar al palacio, tuvimos la tercera coincidencia. Me separé un poco del grupo para hacer una fotografía del palacio y un turista se puso delante de mi para hacer la misma foto… cuando se giró… ¡PAM! ¡Era Carlos! Uno de los del grupo con quien salía hace muchos años, que lleva más de 7 años viviendo en China. No habíamos coincidido más en Sabadell y va y nos encontramos en el Palacio de Schönbrunn. ¡Surrealista!

palacio de shonbrunn viena

Aunque estaba abarrotado de turistas, la visita al palacio fue muy interesante. Aunque empezó realmente mal porque nos habían contactado del apartamento de Budapest diciéndonos que tenían que cambiarnos de sitio porque se había reventado una tubería, con sus explicaciones, la guía consiguió que me olvidara de eso.

Al acabar la visita, nos quedamos un rato paseando por el mercadillo de navidad que había delante del palacio, pero como no tenían nada sin gluten y hacía mucho frío, decidimos volver.

Llegamos de vuelta al Centro de Viena sobre las 19h. Ya habíamos visto todo lo que queríamos ver, así que volvimos a casa a hacer la maleta para irnos al día siguiente a Budapest. Estábamos muy ilusionados, no solo porque Budapest es una ciudad a la que, igual que Praga, llevábamos mucho tiempo queriendo ir, si no porque el apartamento que habíamos alquilado era realmente maravilloso y ahora nos lo iban a cambiar sin decirnos dónde nos pondrían… ¡en fin! ¡Esto os lo contaremos la semana que viene!

Aunque Viena nos gustó mucho, si nos permitís un consejo, creemos que es una ciudad mucho más bonita de ver en Verano. No sólo por el frío, si no también porque podréis ver los parques y edificios con las fuentes y vegetación que aparece en los catálogos de viajes.

Podéis ver las fotos del viaje aquí.

Estos son otros restaurantes sin gluten en Viena:

1) Blue Orange en Margaretenstrasse 9.

2) Eispeter en Beethovengasse 1.

3) Heindel’s Schmarren en Grashofgasse 4.

4) Yamm en Universitätsring 10. Relativamente cerca del ayuntamiento.

5) Gasthof Nestroy en Weintraubengasse 7. Muy cerca del Prater.

6) Pizzeria Scarabocchio en Florianigasse 3. Muy cerca del ayuntamiento.

7) Hans im Glück en Schmelzgasse 9.

8) Allergie Cafe Wien en Wiedner Hauptstraße 35.

9) Zum Wohl Bistro en Schottenfeldgasse 22.

10) Vapiano. Hay varios:

– Walfischgasse 11.

– Landstrasser Hauptstrasse 1 D.

– Herrengasse 6.

– Praterstrasse 24.

– Theobaldgasse 19.

– Europaplatz 1.

11) Mr. & Ms. Feelgood en Paniglgasse 22.

12) Restaurant Salzberg en Magdalenenstrasse 17.

13) Suppengalerie en Webgasse 45.

 

HACIENDO CLICK EN EL MAPA DE RESTAURANTES SIN GLUTEN PODRÉIS VER TODOS LOS RESTAURANTES DE LOS QUE OS HEMOS HABLADO UBICADOS EN EL MAPA:

mapa de restaurantes sin gluten

 

Y AQUÍ OS DEJAMOS LA TARJETA DE VIAJE SIN GLUTEN:

Tarjeta de viaje sin gluten en Aleman

P.D.: Por favor, tened en cuenta que en este blog comparto mis viajes, anécdotas y experiencias sobre viajar sin gluten por el mundo. Es posible que, en alguno de mis viajes, vaya a algún restaurante no certificado o exista el riesgo de que me contaminen con gluten. Tended en cuenta que la lista de referencias puede cambiar. Por favor, asegúrese siempre antes de comer en los restaurantes que recomendamos. ¡Muchas gracias! 

¡PARA NO PERDERTE NINGUNA DE NUESTRAS PUBLICACIONES, TE INVITAMOS A SUBSCRIBIRTE A NUESTRO BOLETÍN!

Subscríbete a nuestro boletín

* indicates required





Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here