Idioma / Language: Inglés

Amsterdam: ¡descubriendo restaurantes sin gluten gracias a una amiga celíaca holandesa!

Nos levantamos en Orleans sobre las 8h de la mañana. Cerramos las maletas, cargamos el coche y salimos dirección París para llegar a Amsterdam por la tarde.

Una vez sobre pasamos la ciudad capital francesa, pudiendo ver la Torre Eiffel a lo lejos, desde la autopista, decidimos parar a comer en un area de servicio. Todavía estábamos en Francia y, como era de esperar, no encontramos nada sin gluten. Ni en el restaurante ni en la gasolinera.

Como siempre que hacemos un viaje largo, hacemos la compra de “por si acaso”, de manera que el hecho de no encontrar comida sin gluten en el área de servicio francesa no supuso ningún problema. Sacamos otro paquete de lomo del que trae Isa desde Cuenca, un paquete de salchichón, unas aceitunas y un poco de pan e hicimos un picnic con los productos que traíamos de España.

Al cabo de unas horas, tras cruzar Bélgica, llegamos a Holanda. Era la segunda vez que estaba en este país. Había estado trabajando en Roermond hacía un año, pero allí la experiencia sin gluten no fue tan buena como en Amsterdam. ¡Ahora os contamos!z

Había bastante tráfico en la autopista y tardamos más de lo que esperábamos en llegar a nuestro destino. ¡Pero ya estábamos allí! Hacía más de dos años que soñábamos en ir a esa ciudad. De hecho, uno de los primeros regalos que me hizo Isa, fue la guía de Holanda. ¡Ahora sí podríamos usarla!

Dejamos todo en el apartamento que habíamos alquilado y, como ya es costumbre, antes de visitar la ciudad fuimos directo en busca de los restaurantes sin gluten en Amsterdam.

Uno de los primeros restaurantes sin gluten en Amsterdam que localizamos fue el Bagels & Beans. Hay varios en la ciudad. El tipo de restaurante nos recordó mucho al Mugg&Beans de Johannesburgo y Durban. No solo porque el nombre se parecía (un poco), si no porque, según nos había avisado Maartje, si íbamos allí, debíamos asegurarnos de que habían tomado buena nota de que nuestro bagel tenía que ser sin gluten. Se ve que los accidentes eran bastante comunes… Como no queríamos accidentes, y teníamos otras muchas opciones, ¡descartamos ese restaurante! Además, el bagel es típico de Polonia, así que ya buscaremos bagels sin gluten cuando vayamos a visitar ese país. Aun así, lo ponemos por si alguno de vosotros quiere ir a probarlos, ya que – como nos dijo Maartje – si lo explicáis bien, no debería haber problemas. En el Mugg & Bean de Sudáfrica no nos pasó nada y el riesgo de contaminación cruzada era mucho mayor allí que aquí creo. 

Haz click en la imagen para acceder al formulario

Por cierto, Maartje es una chica celíaca (y holandesa, concretamente de Utrecht) que conocimos el verano pasado en Alicante. Gracias a ella encontramos muchos restaurantes que no habíamos localizado a través de las aplicaciones sin gluten que usamos para preparar nuestros viajes por el mundo.

Luego, mientras esquivábamos bicicletas, scooters y tranvías a la vez que intentábamos no chocar con ningún peatón – sí sí, es horrible caminar por Amsterdam- seguimos paseando hasta llegar a la casa de Anne Frank. A diferencia de España, la prioridad diría que va por ese orden: bicicletas o tranvías (no sé cual pondría primero), scooters, coches y peatones.

Justo al lado de la casa, encontramos por casualidad uno de los Pancakes Amsterdam. También hay varios en la ciudad. Otro está al lado de la Estación Central de Trenes.

No habíamos comprado entrada para ver la casa, ni tendríamos la oportunidad de hacerlo, ya que hay que comprarlas a través de su página web y estaban agotadas desde hacía ya tiempo… Eran las ocho de la tarde y estaban cerrando ya. Sólo pudimos preguntar si tenían pancakes sin gluten. Al decirnos que sí, decidimos ir a comer allí al día siguiente, después del primer free tour. 

De repente, notamos el cansancio y, en vez de seguir buscando restaurantes sin gluten en Amsterdam abiertos más tarde de las 20h, decidimos volver al apartamento y preparar la cena con los productos de la compra de “por si acaso”.

Al día siguiente, tras desayunar uno bol de cereales sin gluten con leche, fuimos a coger el tren para llegar de nuevo al centro. El Free tour salía desde Dam Place, dónde hay el Museo de Cera Madame Tussauds y el Monumento Nacional, entre otros.

El tour no nos gustó nada de nada… la guía era muy antipática y contestaba mal a la gente… ¡en fin! Al terminar el tour, sin mirar la hora, fuimos al restaurante Pancakes Amsterdam que hay en la calle Prinsengracht 277, al lado de la Casa de Anne Frank.

Este es un restaurante un poco peculiar, ya que dice ser “cash free” pero tienes que pagar 50 céntimos para ir al baño. Desconocemos si es solo en ese, por estar al lado de la Casa de Anne Frank o si en los demás también pasa lo mismo. ¡No tienen cambio! Así que guardad bien las monedas de 50 céntimos, ya que en otros lugares de Holanda también las necesitaréis si tenéis que ir al baño.

Igual que en muchos restaurantes que ofrecen platos con gluten y sin gluten (a veces, indistintamente de si están certificados o no), nos dijeron que no podían garantizar la ausencia de contaminación cruzada al 100%. ¡Es un riesgo que tenemos que correr a veces! Si no siempre…

Cuando vino el camarero, le explicamos que somos celíacos y empezó de nuevo la odisea de la avena. Igual que en Carcassonne, no nos entendían ni usando Google Translate. Al final le dijimos que se llevara el teléfono a la cocina con la traducción y que lo preguntara directamente al cocinero. Una vez aclarado, empezamos a mirar los pancakes.

Al rato, vino otra chica para decirnos que sólo podían hacer los pancakes sin gluten estilo holandés (dutch) y que “no podíamos comer el número 8, ya que los apple crumbles contenían gluten”. La masa la hacían con trigo sarraceno.

Pedimos un pancake sin gluten cada uno. Isabel pidió pancake sin gluten de bacon, queso y un extra de pollo ahumado. Yo pedí uno de jamón cocido y queso de cabra. Cuando nos los trajeron, vimos que llevaban un punto de color morado. Este es el identificador de “pancake sin gluten”. Estaban muy ricos, pero la presentación y la cantidad de ingredientes (a parte de la masa) nos decepcionaron un poco. En el Creps Barcelona nos gusta más. Cuando terminamos, pedimos de nuevo la carta para pedir otro pancake de postre. ¡Nos apetecía chocolate! Pero no pudimos tomarlo porque nos dijeron que tenía gluten… así que pedimos la cuenta y nos fuimos a buscar una de las pastelerías sin gluten que nos había recomendado Maartje. Antes de acabar con este restaurante, sobre todo, insistid en el sin gluten y aseguraos que podéis comer todos los ingredientes del pancake sin gluten que habéis pedido.

Podéis ver las fotos del viaje aquí.

Otros restaurantes sin gluten en Amsterdam son:

  1. Bagels & Beans:
    • Waterlooplein 2.
    • Raadhuisstrat 18.
    • Keizersgracht 504.
    • Roetersstraat 2a.
    • De Clercqstraat 22.
    • IJdok 29.
    • Haarlemmerdijk 122.
    • Ferdinand Bolstraat 70.
    • Van Baerlestraat 40.
    • Ruyschstraat 52.
    • Van Haalstraat 613.
    • Overtoom 306.
    • Veemkade 368.
    • Willem de Zwijgerlaan 161.
    • Spaarndammerstraat 149a.
    • Hay más pero están muy lejos del centro.
  1. Pancakes Amsterdam:
    • Prins Hendrik kade 48.
    • Berenstraat 38.
    • Prinsengracht 277.
  1. Piqniq en Lindengracht 59.
  2. Farm Meerzicht en Koenenkade 56.
  3. Spaghetteria:
    • Jaan Hanzenstraat 32.
    • Van Woustraat 123.
    • Pertoriusstraat 72A.
  1. Hard Rock Café en Max Euweplein 57.
  2. Haesje Claes en Spuistraat 273.
  3. Le Pain Quotidien en Spuistraat 266.
  4. La Cubanita en Binnen Bantammerstraat 9.
  5. McDonalds.

Algunas pastelerías sin gluten en Amsterdam son:

  • Luza’s Caffeine Club.
  • Cotton Cake.
  • Bakerir Metzonder.

HACIENDO CLICK EN EL MAPA DE RESTAURANTES SIN GLUTEN PODRÉIS VER TODOS LOS RESTAURANTES DE LOS QUE OS HEMOS HABLADO UBICADOS EN EL MAPA DE ESTABLECIMIENTOS SIN GLUTEN:

Y AQUÍ OS DEJAMOS LA TARJETA DE VIAJE SIN GLUTEN EN HOLANDÉS:

P.D.: Por favor, tened en cuenta que en este blog comparto mis viajes, anécdotas y experiencias sobre viajar sin gluten por el mundo. Es posible que, en alguno de mis viajes, vaya a algún restaurante no certificado o exista el riesgo de que me contaminen con gluten. Tended en cuenta que la lista de referencias puede cambiar. Por favor, aseguraos siempre antes de comer en los restaurantes que recomendamos .¡Muchas gracias! 

¡PARA NO PERDERTE NINGUNA DE NUESTRAS PUBLICACIONES, TE INVITAMOS A SUBSCRIBIRTE A NUESTRO BOLETÍN!

Subscríbete a nuestro boletín

* indicates required