restaurantes sin gluten en chefchaouen 1

Idioma / Language: en

Chefchaouen: comer sin gluten en La Perla Azul de Marruecos

¡Ya sólo quedaban 200km para llegar a Chefchaouen! ¡La Perla Azul de Marruecos! Nos moríamos de ganas por llegar y ver ese pueblo tan bonito. Mis compañeros ya habían estado y me habían contado muchísimas cosas del pueblo. Las vistas desde la mezquita, los distintos azules con que estaban pintadas las casas, y lo bien que se comía. ¡Tenía muchas ganas de verlo con mis propios ojos!

Salimos de Fez después de comer. Llegaríamos al pueblo entre las siete y media y las ocho de la tarde. ¡Qué emoción! 

0 chefchaouen de noche

Llegando, me llevé un pequeño desengaño… ¿Dónde están las casa azules? ¡Desde la carretera no se veía azul! Cuando entramos, por la parte de abajo, las casas eran blancas con toques azules, como en las islas griegas… ¡yo me lo esperaba al revés! Estaríamos allí dos noches antes de volver hacia Nador para embarcar de vuelta a España. Decidí luchar contra mi pequeña decepción y esperar a poder caminar por las calles de ese pueblo tan encantador. ¡Fue una buena decisión, ya que la parte azul era la de arriba, dónde teníamos el hotel! Dormíamos en el Hotel Parador, justo al pie de la entrada del casco antiguo. ¡La zona azul!

1 restaurant Lalla Messouda chefchaouen

Nos instalamos rápidamente y, hambrientos, salimos a pasear en busca de un restaurantes sin gluten en Chefchaouen. Igual que en Midelt, Erfoud, Merzouga, Tisserdmine o Fez, ya sabía que no encontraría el símbolo sin gluten en ninguna parte. Pero llevaba la tarjeta de viaje sin gluten y estaba tranquilo. Hasta ese momento, me ha funcionado en todos los sitios.

Como ellos ya habían estado, me llevaron al Restaurante Lalla Messouda en la Avenue Hassan II. Era un restaurante pequeño, con una decoración mezclada. Entre marroquí y mediterránea. Habían estado allí el año anterior y habían comido de maravilla. ¡Repetiríamos!

2 tortilla francesa restaurant lalla messouda chefchaouen

Antes de sentarnos, hablé con uno de los camareros para preguntarle si podría comer allí. Le enseñé la tarjeta de viaje sin gluten en francés y no lo entendió muy bien. Luego le enseñé la tarjeta de viaje sin gluten en inglés. Tampoco lo entendía… luego saqué la tarjeta de viaje sin gluten en español y tampoco… pedí hablar con otro camarero. Empecé con la francesa de nuevo… tampoco la entendía muy bien, pero él mismo fue a buscar a otro camarero – el tercero ya – para enseñarle el texto. Hablé con él en una mezcla de castellano, francés e inglés para pedirle que me ayudara a elegir cuando nos trajeran la carta.

3 tajin de cordero con verduras sin gluten restaurant lalla messouda chefchaouen

Nos sentaron en una mesa grande. La compartiríamos con una familia argentina. Cuando trajeron la carta empezó otra aventura… ¡entenderla! No sé como la habían traducido, pero había platos un poco extraños. El peor: “pene de buey”. Supongo que se referían a rabo de toro. Aunque el camarero me había indicado que era sin gluten, preferí comer algo distinto.

Carles y Aurea ya sabían lo que pedirían: ella un tanjyia y él un tajín de kefta con huevo y tomate. ¡Yo estaba realmente hambriento! Pedí una tortilla de queso y un tajín de cordero con verduras. Me aseguraron que no había nada de harina.

Al salir del restaurante, volvimos paseando tranquilamente, descubriendo el pueblo azul por la noche. Tenían razón… ¡Era muy azul! ¡Estaba alucinando!   

4 desayunar sin gluten en chefchaouen

¡Me levanté perfecto! Además, el hotel tenía agua caliente. ¡Lo agradecí de nuevo! Tras una buena ducha, bajamos a desayunar. De nuevo tenía pocas opciones. Lo único que, aparentemente, era sin gluten era los huevos revueltos. Con todo lo que había alrededor – cruasanes, panecillos, tostadas… – no me fiaba mucho de que tuvieran la contaminación cruzada bien controlada.

Le enseñé la tarjeta de viaje sin gluten al camarero y, mientras me preparaban una tortilla en la cocina fui a buscar un poco de pan y embutido a la nevera del coche. ¡La “compra de por si acaso” es vital en viajes como este!

boletin mensual sin gluten 2 - ES - BANNER POST
Haz click en la imagen para acceder al formulario

Salimos a pasear por las calles azules de Chefchaouen con una sonrisa en la cara. Caminábamos muy lento porque todo era bonito y no queríamos perdernos nada. Además, lo que vendían en las tiendas era de colores vivos – rojo, verde, amarillo, naranja, rosa, blanco – que las hacían destacar todavía más. Estábamos paseando por una paleta de colores con puertas y ventanas. ¡Además, había mucha actividad! Y también muchos turistas.

La noche anterior, Aurea había parado a mirar una casa que le había parecido muy bonita. Saíd, el propietario, salió a saludarnos y nos invitó a subir. En ese momento estábamos buscando un restaurante sin gluten y le dijimos que volveríamos al día siguiente.

5 vistas de chefchaouen desde casa Ber Besmellah

De nuevo en casa de Saíd, el hotel Dar Besmellah, subimos al tejado a tomar un té. Desde allí se veía una panorámica del pueblo magnífica. Saíd volvió con tres vasos. nos sirvió el té y estuvimos hablando un rato. Al cabo de poco, se lió un porro y nos ofreció. Rechazamos su invitación muy educadamente y seguimos hablando. Nos gustó que respetara nuestra respuesta. La noche anterior – y ese mismo día – nos habían querido vender marihuana o “chocolate” unas cuantas veces. Esos vendedores llevaban más en los pulmones que en las manos y no habían sido tan amables ante nuestras negativas…

9 chefchaouen la perla azul de marruecos

Durante la conversación, le preguntamos porque Chefchaouen era azul. Nos explicó que todo empezó gracias al Hotel Gernika. Ese hotel lo regentaban dos chicas el País Vasco y, cuando llegaron, lo habían pintado con distintos tonos de azul. Esto había gustado tanto al resto de vecinos que, poco a poco, fueron pintando sus casas azules. El resultado es maravilloso. En el álbum que hemos compartido en nuestra página de Facebook podréis ver más fotos. ¡Os encantará!

Luego seguimos paseando sin rumbo por las calles de Chefchaouen. Al girar cada calle veíamos algo que nos gustaba más.

6 restaurante casa aladin chefchaouen

Llegada la hora de comer, decidimos buscar otro restaurante sin gluten en Chefchaouen distinto al Lalla Messouda. Nos había gustado mucho, pero queríamos probar otros. Mientras paseábamos llegamos a las puertas del Restaurante Casa Aladín en el 17 Rue Targui Place Outahamam. ¡Era enorme! Cuando llegamos a la terraza teníamos la sensación de haber subido 6 pisos. Ese sí estaba decorado 100% marroquí.

Sentados en una mesa con vistas al valle, seguimos el mismo ritual de siempre: enseñar la tarjeta de viaje sin gluten a los camareros. Cuando trajeron la carta me sentí un poco incómodo. Había algunas migas de pan… ¡mala señal!

7 tajin de kefta sin gluten restaurante casa aladin chefchaouen

Tras hablar con los camareros e insistir en la importancia de que tuvieran cuidado con la contaminación cruzada, decidimos quedarnos. había sido mucho más fácil que en el Lalla Messouda. ¡Y sabían qué era el gluten! Aurea pidió una ensalada de arroz con mayonesa y salsa rosa. Carles un tajín de kefta con huevo y tomate. Y yo, una tortilla española – de patatas – y un tajín de kefta con huevo y tomate. Usaría la tortilla como pan para apurar la salsa de tomate del plato. A falta de pan… ¡buena es la tortilla! 

Cuando trajeron el pan, me dijeron que no tomara de ese, ya que llevaba harina. Me tranquilicé un poco más porque estaban teniendo en cuenta lo que les había explicado.

8 tortilla sin gluten restaurante casa aladin cherchaouen

Disfrutamos de la comida mientras contemplábamos las vistas del pueblo y el valle. Estaba todo muy bueno y el tiempo y las vistas eran inmejorables. ¡Parecía primavera! Alargamos la sobremesa mientras recordábamos momentos del viaje y planeando el del año siguiente.

Al salir del restaurante, fuimos a ver la que probablemente sea la casa más conocida de Chefchaouen. Pagando 2€ puedes visitar su patio. ¡Vale la pena!

Todavía era temprano para ir a ver la puesta de sol desde la mezquita de la montaña, así que volvimos al hotel a descansar un poco. Además, Carles y Aurea tenían la tripa un poco mal… creemos que fueron las salsas de la ensalada de arroz que habían comido en Casa Aladín. Yo estaba bien.

6 pueblo azul de marruecos

A una hora más cercana a la puesta de sol y con Carles y Aurea recuperados, salimos caminando hasta la mezquita. Hay unos 40 minutos andando por la ladera de la montaña hasta llegar al templo. Desde allí arriba la vista es magnífica. Estuvimos un buen rato contemplando el pueblo desde lejos mientras veíamos cómo el sol se escondía por detrás.

Volvimos al hotel siguiendo el río para ver los fregaderos y volver al hotel desde la parte más baja.

9 vistas chefchaouen desde la mezquita de la montaña

Dejamos las mochilas y fuimos a ver la terraza de nuestro hotel. Desde allí también había una vista bonita, hacia la mezquita de la montaña. En verano debe de ser magnífico poder bañarse en esa piscina.

Se nos hacía tarde y Aurea quería ir a la tienda de cosméticos de la plaza que había al lado del hotel. En estas tiendas suele cargar jabones, cremas y potingues para todo el año. A Isa le habría encantado verla. Y seguro que habría comprado tanto como Aurea. Había una mezcla de olores muy interesantes allí dentro. Lo que más me gustó fue la mezcla de colores que había.

10 jaboneria chefchaouen

Mientras comprábamos, Aurea conoció a unas chicas españolas que le recomendaron un restaurante cerca de la tienda. Dejamos la compra en el hotel y fuimos a buscarlo… cuando lo vimos, nos miramos y dimos media vuelta. Lo más probable es que comiendo allí habríamos tenido dolor de barriga los tres…

Volvimos a la opción segura. El Lalla Messouda. Mi intención era repetir el tajín de cordero con verduras. No sé como lo hacen pero les queda realmente tierno. El problema es que no había…

10 tanjyia sin gluten lalla messouda chefchaouen

Hablé directamente con el camarero que me había ayudado y me recomendó comer un “kebab en salsa”. Insistió en que era sin gluten, pero preferí pedir un tanjyia. ¡Impresionante! Estaba delicioso. El Tanjyia es una carne cocida a fuego lento durante muchas horas, con salsa típica marroquí. Hecha a base de especies, básicamente.

Carles pidió algo similar a una sopa de lentejas y, Aurea, ternera con ambrosía. ¡También estaba muy rica y era sin gluten! Nunca había probado la ambrosía y me gustó mucho. Era una ternera similar a la del tanjyia, pero con pasas y miel. Aunque un poco demasiado aceitoso para mi gusto, el sabor dulce de la miel y el contraste de texturas de las pasas y la ternera me gustaron mucho.

10 ternera con ambrosia sin gluten lalla messouda chefchaouen

Saliendo del restaurante volvimos al hotel paseando lentamente para disfrutar por última vez de ese pueblo tan maravilloso. Al día siguiente, después de desayunar, teníamos que ir a Nador. Nos quedaban 6 horas de viaje en coche por la parte norte de Marruecos. Veíamos el Mediterráneo desde otro país. Ya lo habíamos visto desde España, Francia, Italia, Croacia, Grecia, Israel, Túnez, Malta y Marruecos.

Y hasta aquí nuestro último viaje a Marruecos. Un país que nos encanta y en el que, tras viajar 4 años seguidos, no nos han contaminado nunca. ¡Todo un éxito!

Podéis ver las fotos del viaje aquí.

HACIENDO CLICK EN EL MAPA DE RESTAURANTES SIN GLUTEN PODRÉIS VER TODOS LOS RESTAURANTES DE LOS QUE OS HEMOS HABLADO UBICADOS EN EL MAPA:

mapa de restaurantes sin gluten

 

Y AQUÍ OS DEJAMOS LA TARJETA DE VIAJE SIN GLUTEN:

Tarjeta de viaje sin gluten en Frances

P.D.: Por favor, tened en cuenta que en este blog comparto mis viajes, anécdotas y experiencias sobre viajar sin gluten por el mundo. Es posible que, en alguno de mis viajes, vaya a algún restaurante no certificado o exista el riesgo de que me contaminen con gluten. Tended en cuenta que la lista de referencias puede cambiar. Por favor, aseguraos siempre antes de comer en los restaurantes que recomendamos. ¡Muchas gracias! 

 

¡SUBSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN PARA NO PERDERTE NINGUNA PUBLICACIÓN!

Subscríbete a nuestro boletín

* indicates required




Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here