restaurantes sin gluten en chicago 1

Idioma / Language: Inglés

Chicago: descubriendo los restaurantes sin gluten de la ciudad del viento

Chicago es, como decía Frank Sinatra, “My kind of town”. Además, el Chicago Cubs acababa de ganar la World Series de béisbol contra los Indians y se notaba. Si me lo permitís, me atrevería a decir que es una ciudad muy similar a Madrid y/o Barcelona. Con un centro muy concurrido, ajetreado y con un tráfico insufrible en las horas punta y, al mismo tiempo, con mucha vida, gente, tiendas, restaurantes y bares. ¡Me encanta! Igual que en Madrid y Barcelona, si te alejas del centro encuentras – más o menos – la tranquilidad, con la diferencia de que allí es un poco más peligroso. Digámoslo así…

Esta vez volaba con Delta Airlines y, aunque el vuelo era igual de largo que los aviones que cogí para llegar a Sudáfrica vía Dubai, esta vez no tuve ningún problema con los menús. En otra entrada os contaré mi experiencia con Fly Emirates… ¡desastrosa! (y me quedo corto…). Aun así, y sin querer pasarme otra vez 18h sin comer, me había preparado unos bocadillos de “pa amb tomàquet i pernil” que fueron la envidia de toda la fila ;)!

En fin, retomemos el relato de este viaje…

boletin mensual sin gluten 2 - ES - BANNER POST
Haz click en la imagen para acceder al formulario

Al poco de despegar, una de las azafatas vino a confirmar si era yo el chico del menú sin gluten y, poco rato después, empezaron a repartir el primer snack: unas galletitas con el logo de la aerolínea. Evidentemente, ¡con gluten!¡PAM! Empezaba a pensar que se repetiría la experiencia… Como salíamos a las 11h – hora española – y llegábamos a Chicago sobre las 17.30h – hora local, 00.30h en España – me había propuesto no ir a dormir hasta que fuera su hora de ir a dormir – 7 horas más tarde –, así es más fácil adaptarse a su zona horaria, aunque reconozco que en este viaje no acabé de adaptarme del todo. Para no dormirme, preparé la presentación de la charla que daría en Madrid para las Jornadas que organizaba FACE JOVEN (sobre las que hablaba en mi anterior publicación) y leer un poco. Durante el viaje me sirvieron un par de menús sin gluten: uno con pollo y arroz y verduritas y, más tarde, una especie de bolsa con un caramelo, un tarrito de mermelada, unos palitos, una chocolatina y una especie de tortilla con forma de bollo que venía en una caja… como no sabía muy bien lo que era y no me comí… ¡por si acaso!

menu sin gluten en el avion

Al llegar a Nueva York, dónde hacíamos escala, pasamos el control de pasaporte, refacturé mi maleta – todo súper rápido, no como en Barcelona… –, salimos fuera unos minutos para que mi compañero se fumara un cigarro y luego ya fuimos directo a buscar el otro avión. Teníamos solo una hora y media así que no podíamos entretenernos mucho.

¡Menudo cambio! El avión de NY a Chicago era de juguete casi… ¡a duras penas cabíamos de pié en el pasillo y los asientos eran como las sillitas de los niños pequeños jaja! Para colmo, me tocó un americano talla XXL a mi lado y fui las 2 horas y pico que duraba el vuelo sentado con la espalda torcida hacia el pasillo porque no cabíamos… lo único bueno de ese vuelo fue que pudimos ver la puesta de sol sobre el lago Michigan y los rascacielos de la ciudad. Tras recuperar la maleta, tomamos un taxi hasta el hotel que nos llevó casi una hora, de manera que llegamos sobre las 19h – las 2h de la madrugada hora española – dónde nos encontramos con los demás compañeros.

 

Al cabo de una hora, quedamos en recepción para ir a cenar… para nosotros eran las 3 de la madrugada pero, aunque estábamos agotados, necesitábamos comer… aunque no sabíamos adónde ir… tras caminar unas cuantas calles, y sorprendernos de que los americanos coman en la terraza a 12º y sin calefactores ni nada, vimos que la mejor opción era una especie de restaurante italiano, el Carmine’s en el número 1043 de la calle North Rush. Mientras preguntábamos si había mesa para 7, le pedí a otra camarera si tenían carta sin gluten porqué no estaba señalizado en ningún sitio. ¡Me sacaron un menú sin gluten de una página con unas pocas opciones, pero en ese momento todo me valía! Así que pedí un entrecot con patatas al horno que me sentó de maravilla.

restaurante carmine's chicago sin gluten

Después de esto, ya estábamos listos para ir a descansar con la esperanza de estar recuperados para el día siguiente, que teníamos que acabar de organizar todo el material comercial del stand y dejar todo listo para empezar la feria.
El hotel estaba justo en el centro de Chicago, al lado de la Water Tower y esa zona es concurrida a todas horas… aunque mi habitación estaba en el piso número 15, llegaba mucho ruido de la calle… costó un poco dormir pero al final lo conseguí.

Para ver las fotos del viaje, haz click aquí.

 

En general, en casi todos los restaurantes mínimamente decentes que encontréis en Chicago, habrá algo sin gluten para vosotros. Si buscáis una pizza sin gluten, podéis ir al D’Agostino’s Pizza & Pub, que está en:

– 752 Nord Ogden Avenue (606242).

– 1351 wes Addison Street (60657).

 

HACIENDO CLICK EN EL MAPA DE RESTAURANTES SIN GLUTEN PODRÉIS VER TODOS LOS RESTAURANTES DE LOS QUE OS HEMOS HABLADO UBICADOS EN EL MAPA:

mapa de restaurantes sin gluten

 

Y AQUÍ OS DEJAMOS LA TARJETA DE VIAJE SIN GLUTEN:

Tarjeta de viaje sin gluten en Ingles

P.D.: Por favor, tened en cuenta que en este blog comparto mis viajes, anécdotas y experiencias sobre viajar sin gluten por el mundo. Es posible que, en alguno de mis viajes, vaya a algún restaurante no certificado o exista el riesgo de que me contaminen con gluten. Tended en cuenta que la lista de referencias puede cambiar. Por favor, aseguraos siempre antes de comer en los restaurantes que recomendamos. ¡Muchas gracias! 

 

¡SUBSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN PARA NO PERDERTE NINGUNA PUBLICACIÓN!

Subscríbete a nuestro boletín

* indicates required





Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here