restaurantes sin gluten en chicago 3

Idioma / Language: Inglés

Chicago: una ciudad llena de restaurantes sin gluten

Para acabar con el relato de la primera parte y segunda parte

El cuarto día, me levanté temprano para ir a ver el Cloud Gate (la famosa Alubia de Chicago) del Millennium Park, desde dónde mandé un vídeo de buenos días a Isabel – para ella buenas tardes casi. A esa hora no había casi nadie por el parque y pude admirar esa impresionante escultura que hizo Anish Kapoor para la plaza AT&T en el parque. Tras pasear un poco por el parque y disfrutar de la tranquilidad que solo encuentras en horas tempranas, cogí otro taxi para ir hacia la feria. Llegué el primero, así que aproveché para desayunar tranquilamente las galletas sin gluten que siempre llevo en el maletín.

Cloud Gate en Chicago

Era el segundo día de feria y ese día había muchísima gente. La verdad es que no paramos en todo el día y, a la hora de comer, el restaurante “Shor” del Hyatt McCormick estaba a tope y no podíamos esperar tanto así que… ¡no comí! Esto suele pasar en las ferias… además, en las tiendas de comida rápida, no hay absolutamente nada sin gluten, así que, cogí un par de galletas y una especie de snack sin gluten que había comprado para mí una compañera de trabajo. Al terminar la feria, en el otro stand, nuestro representante había organizado un pica-pica, pero no había nada sin gluten… era de esperar porque no le había dicho nada.

snack sin gluten

Al llegar al hotel, me cambié rápidamente y cogí un taxi hacia el ULTA, una tienda que estaba a las afueras de Chicago para ver si encontraba las otras marcas que me habían pedido. Las encontré, pero de una marca no tenían los colores que buscaba… ¡qué pena! Durante la carrera del taxi, había visto otra tienda que me había parecido cercana al ULTA, pero estaba a media hora andando jaja… así que cuando llegué ya estaba cerrada. Al menos el paseo me sirvió para airearme un poco y conocer un poco otras partes de Chicago, aunque no había nada que fuese muy interesante… A la hora de cenar, también éramos pocos, así que fuimos de nuevo al Ditka’s, el restaurante del 100 de la calle E Chestnut, al lado del hotel Tremont, dónde dormíamos. La carne del día anterior estaba tan buena que me pedí otro filete con puré de boniato. ¡Buenísimo!

boletin mensual sin gluten 2 - ES - BANNER POST
Haz click en la imagen para acceder al formulario

El día siguiente era EL DÍA DE LAS ELECCIONES, uno de los días más importantes de la historia de los EEUU, ya que como decían ellos, “o tendrían la primera mujer Presidenta, o un loco ocuparía ese lugar…” viendo los resultados, no debe de ser tan malo… además, ese día era un día especial para nosotros, ya que por la noche teníamos un evento con todos los compañeros del grupo y algunos clientes, para seguir las elecciones en tiempo real. Después de desayunar otra enorme ración de huevos con beicon y patatas asadas, volví al hotel a trabajar para acabar un par de temas urgentes.

desayuno americano sin gluten

Ese día llegué un poco más tarde a la feria y, durante el trayecto, el taxista me estuvo contando los pros y los contras de cada candidato…  Se notaba que no era un día de trabajo cualquiera… en teoría, el tercer día de feria tenía que ser igual de concurrido que el segundo, pero no había mucha gente. Todo el país estaba pendiente de otra cosa. Lo que me pareció extraño es que se votara entre semana… pero bueno, ¡son americanos! Ese día me zampé otra hamburguesa en el Shor del Hyatt McCormick y, el resto de la tarde pasó un poco lenta. Por suerte vinieron un par de clientes importantes y estuve charlando con ellos sobre futuros proyectos y demás.

hamburguesa americana sin gluten

Al acabar la feria, volvimos rápido al hotel para dejar los maletines e ir al Chicago Sports Museum, dónde celebrábamos el evento. Había casi 80 personas. Habíamos organizado una cena-cóctel de pié con canapés, mini-hamburguesas y otras delicatesen. Yo había hablado con los del catering para que me prepararan algo aparte. Para mi sorpresa, cuando llegué no habían preparado nada, así que hice llamar al responsable y le expliqué lo que ocurría. ¡Me negaba a quedarme sin cenar! El encargado volvió al cabo de 5 minutos con un menú sin gluten para mí. Podía escoger lo que quisiera, así que escogí un sándwich de pollo con lechuga, tomate y beicon y, otro compañero que no come lácteos, se pidió una hamburguesa. La verdad es que fuimos los que mejor cenamos, ya que normalmente en este tipo de cenas, las bandejas con la mejor comida se vacían muy rápido y las que tienen la comida que menos gusta se quedan llenas toda la noche jaja. ¡Nosotros no tuvimos que pelearnos con nadie para comer bien!

bocadillo sin gluten en chicago

El resto de la noche lo pasamos charlando con compañeros de otras empresas del grupo y jugando a los distintos juegos que había, todos de deporte, ¡claro! La mayoría de juegos eran similares a los de la Wii. Te ponías delante de la pantalla y el personaje se movía igual que tú te movías. Jugamos a rondas de triples en baloncesto, a marcar goles en hockey sobre hielo y a béisbol. En otra parte del museo, había los balones de baloncesto con las manos de los distintos jugadores de la NBA, los zapatos de otro jugador de baloncesto, etc. ¡Fue una noche muy divertida!

chicago sports museum

Al día siguiente, el último día en Chicago ya, tuvimos un desayuno-reunión con parte del equipo de EEUU, y luego fuimos a la feria. Desayunamos en el Tempo Cafe, dónde solíamos desayunar cada día, en la misma calle que el Ditka’s, pasado el hotel. Después de desayunar, volvimos al hotel a recoger la maletas, hacer el check-out y nos dirigmos a la feria. Estuvimos toda la mañana hasta que, antes de comer, cogimos un UBER para ir al aeropuerto. No me acordaba de que en la terminal 5 del aeropuerto de Chicago solo hay tres restaurantes: dos mexicanos y un tailandés. La última vez que estuve había ido al tailandés, de manera que ese día fui al mexicano. ¡No tenían ni idea de lo que era la comida sin gluten!¡Impresionante! Tras explicárselo un par de veces,me dijeron que el pollo con nachos no tenía gluten, así que me cogí eso. Aunque desconfiaba un poco de que la cocina estuviera preparada, me lo comí. Y por suerte tuve un buen vuelo de vuelta. Durante el vuelo con Delta Airlines me sirvieron un par de menús sin gluten. La vuelta se hizo bastante amena, ya que dormí parte del viaje y el resto estuve leyendo, así que genial.

Y este ha sido mi último viaje a Estados Unidos.

comer sin gluten en el aeropuerto de chicago

Para ver las fotos del viaje, haz click aquí.

 

En general, en casi todos los restaurantes mínimamente decentes que encontréis en Chicago, habrá algo sin gluten para vosotros. Si buscáis una pizza sin gluten, podéis ir al D’Agostino’s Pizza & Pub, que está en:

– 752 Nord Ogden Avenue (606242).

– 1351 wes Addison Street (60657).

 

HACIENDO CLICK EN EL MAPA DE RESTAURANTES SIN GLUTEN PODRÉIS VER TODOS LOS RESTAURANTES DE LOS QUE OS HEMOS HABLADO UBICADOS EN EL MAPA:

mapa de restaurantes sin gluten

 

Y AQUÍ OS DEJAMOS LA TARJETA DE VIAJE SIN GLUTEN:

Tarjeta de viaje sin gluten en Ingles

P.D.: Por favor, tened en cuenta que en este blog comparto mis viajes, anécdotas y experiencias sobre viajar sin gluten por el mundo. Es posible que, en alguno de mis viajes, vaya a algún restaurante no certificado o exista el riesgo de que me contaminen con gluten. Tended en cuenta que la lista de referencias puede cambiar. Por favor, aseguraos siempre antes de comer en los restaurantes que recomendamos. ¡Muchas gracias! 

 

¡SUBSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN PARA NO PERDERTE NINGUNA PUBLICACIÓN!

Subscríbete a nuestro boletín

* indicates required





Artículo anteriorRestaurantes sin gluten en Chicago (2)
Artículo siguiente¡Feliz Navidad!
Me llamo Santi y actualmente vivo en la provincia de Barcelona. En 2001, me diagnosticaron de enfermedad celíaca… ¡por fin! Además, soy intolerante a la lactosa, la alergia al pescado me mata, ¡literalmente!, y también algunas frutas... Viajar sin gluten se ha convertido en mi mayor hobby y creé Gluten Free Adventures por esta razón. Desde los 8 años, he viajado y vivido en distintos países… ¡aquí comparto mis experiencias viajando para descubrir restaurantes sin gluten, pastelerías sin gluten y heladerías sin gluten por todo el mundo! ¡Espero que os gusten nuestros viajes sin gluten!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here