restaurantes sin gluten en fes marruecos

Idioma / Language: Inglés

Fes: comiendo un tajin de kefta y huevo sin gluten que probablemente compraron en la Medina…

Tras zamparnos un magnífico desayuno en Maison Acacias disfrutando de las últimas vistas del desierto, salimos hacia Risani con una sensación extraña. Una mezcla de añoranza y satisfacción. Habíamos pasado 4 días magníficos conduciendo por la arena. Y ya no volveríamos a tener esa sensación de libertad hasta dentro de un año… ¡qué horror! Estaba muy contento porque en todos los “restaurantes sin gluten” en los que había comido, lo habían hecho bien. Ese día empezaba algo nuevo para mí. Las últimas tres veces que había viajado a Marruecos, había vuelto antes a España para poder pasar un día con Isa en Cuenca. Este año no iría, así que podría disfrutar de tres días más con mis amigos y viajar a Fes y Chefchaouen con ellos.

Comprar especies en mercado risani

Antes de emprender el camino de 7 horas hasta Fes, paramos a ver a Maymoun. Maymoun es un chico que tiene dos tiendas de especies en Risani. Una en la avenida principal y otra dentro de la medina. ¡Se nota que los negocios le van bien, ya que sus tiendas eran las más bonitas y ordenadas! En el mercado el suelo todavía es de tierra y las paradas son muy distintas a las que estamos acostumbrados en España. ¡Toda una experiencia ver como vendían carne y pescado en ese mercado!

comer sin gluten en er rachidia

Aurea compró un cargamento de bolsas de distintas especies. Y luego compró dátiles y jabones. ¡Suerte que ya sólo haríamos carretera! Las bolsas no habrían aguantado el traqueteo de los caminos… Con las compras hechas, emprendimos la ruta hacia Fes. ¡Qué ganas! Aunque sólo estaríamos una noche, tenía muchas ganas de descubrir – en la medida de lo posible – esa ciudad. Me habían explicado que el tráfico de Fes era muy similar al de Nador. ¡Un caos! De eso tenía muy pocas ganas porque es realmente estresante. Pero al día siguiente, antes de salir hacia Chefchaouen, visitaríamos la Medina. ¡Además, iríamos allí en un “petit taxi”! ¡Menuda aventura nos esperaba!

Tras cruzar la “zona de los perros rabiosos”, el “bosque de los monos” e Ifrane, la Suiza marroquí, llegamos a Fes.

comer tajin de cordero sin gluten en fes

No tuvimos mucho tiempo para instalarnos en el hotel. Habíamos llegado bastante tarde y tuvimos que bajar rápido al restaurante antes de que lo cerraran. Al llegar nos sorprendimos… no estaba aclimatado… Hacía bastante frío…

Cuando el camarero vino con la carta, le di la tarjeta de viaje sin gluten en francés para que pudiera ayudarme a elegir. Es interesante ver la primera reacción de los que leen esta tarjeta. ¡A algunos les parece realmente raro que alguien no pueda comer harinas! ¡Y aun más que les preguntes si usan harinas en platos en los que jamás las han usado! Te miran con cara de: “¿¡Pero porqué usarías harina para preparar ese plato!?”. Luego es cuando toca explicar la importancia de controlar la contaminación cruzada. Suelen responder con un “aaah, ¡entiendo!; después pregunto de nuevo qué platos comer. Normalmente cae alguno de los de la lista inicial.

boletin mensual sin gluten 2 - ES - BANNER POST
Haz click en la imagen para acceder al formulario

Pedí tajín de cordero con verduras. ¡Delicioso! ¡Sabrosísimo! ¡Impresionante! ¡Y también quemaba un montón! Como todos los tajines, lo sirvieron en un recipiente de cerámica que también estaba muy caliente. Había dos trozos grandes de cordero, una patata y guisantes. Todo cocido en su jugo.

El cordero era extremadamente tierno y sabroso. Y la patata y los guisantes eran el acompañamiento perfecto para entrar en calor en ese comedor congelado.

Después de comer, fuimos cada uno a su habitación para disfrutar de una ducha de agua caliente de verdad. En Merzouga, poder hacer esto es un lujo que no pudimos permitirnos en alguna ocasión…

bufete desayuno en hotel ibis fes

Habíamos quedado para desayunar a las 8h de la mañana. Como estábamos alojados en el Ibis de Fes, el desayuno era bastante “europeo”. Y como en todos los bufetes, la contaminación cruzada era un riesgo importante. Al ver las opciones que tenía para desayunar – muy pocas- fui al coche a buscar pan sin gluten y embutido. Cuando estuvimos sentados los tres, le di la tarjeta de viaje sin gluten al camarero y le pedí que me prepararan una tortilla a parte.

desayuno sin gluten en hotel ibis fes

Con el estómago lleno, salimos del hotel en busca de un “petit taxi”. Para que os hagáis una idea, los “petit taxi” son una de las formas de transporte más comunes en las ciudades marroquíes. Y cada carrera se la toman muy en serio. Además, de forma literal. La carrera desde el hotel Ibis hasta la Medina nos costó unos 2€ para los tres. Y, en momentos distintos, un ataque al corazón a cada uno.

Estábamos de vacaciones. No teníamos ninguna prisa… pero el conductor de nuestro “petit taxi” sí tenía prisa. ¡O eso parecía! Tras 5 minutos de frenesí – saltándose semáforos, recortando en las rotondas y esquivando burros, peatones, coches y motocicletas – llegamos a la Medina con un frenazo típico de montaña rusa.

petit taxi fes

Reubicados de nuevo, entramos al mercado amurallado. Cuanto más nos adentrábamos, más se notaba el olor a pieles. La Medina de Fes es famosa por el tinte de sus pieles. Por suerte ese día no lo hacían. Si vais algún día, en medio del mercado encontraréis una zona llena de piscinas de colores en las que sumergen las pieles para teñirlas de rojo, amarillo, azul y otros colores. Dicen que el olor es tan fuerte que a veces cuesta respirar. Esta vez no era así.

Mientras mirábamos bolsos en una de las tiendas, el chico vino corriendo hacia mí para preguntarme si había podido comer bien sin gluten en Fes. Me quedé tan sorprendido que tardé un poco en reaccionar. Sabía que soy celíaco porque llevaba una chaqueta con el logo de Gluten Free Adventures que me habían regalado los Padres de Isa.

peleteria en la medina de fes

Después de hablar un rato con él y recomendarle una página de Instagram de un celíaco marroquí, nos invitó a entrar en su taller. Estaba lleno de retales de pieles que se convertirían en zapatos, carteras, bolsos o chaquetas, entre otras cosas. Lo hacían todo a mano, con unas máquinas muy rudimentarias. ¡Nos pareció muy interesante!

Al salir, seguimos el recorrido hasta llegar a las tiendas de comida… ¡esa parte me chocó muchísimo! Abajo veréis una fotografía de una de las carnicerías que vimos. No había nada en la nevera.

carniceria en la medina de fes

En el álbum de facebook (encontraréis el enlace al final del post) veréis otras fotografías de productos realmente sorprendentes. Creo que lo que más me sorprendió fuer la leche envasada en botellas de agua o refresco. Podías comprar desde medio litro hasta un litro y medio.

Siguiendo hacia arriba, fuimos viendo algunas tiendas dónde tenían el género vivo. ¡Eso sí era carne fresca!

Por motivos evidentes, pasamos rápido la zona del pescado hasta llegar a la de legumbres, verduras y frutas. Allí todo iba a granel. Una experiencia realmente interesante. ¡Me encanta viajar!

kefta sin gluten en hotel ibis fes

Volver al hotel nos costó un poco más, ya que no nos poníamos de acuerdo con los “petit taxi”. Íbamos un poco justos de tiempo, de manera que decidimos comer en el mismo restaurante del hotel. No me hizo falta enseñar la tarjeta de viaje sin gluten al camarero porque me recordaba de la noche anterior. Esta vez pedí un tajin de kefta y huevo. Este ya lo había probado en Midelt y Merzouga. Este lo disfruté mucho más porque, al ser individual, me sentía más cómodo.

campos del norte de marruecos

Después de comer, nos despedimos del guarda del parking del hotel y emprendimos la marcha hasta Chefchaouen, la Perla Azul de Marruecos. De camino hacia nuestro último destino, descubrimos una parte del país mucho más verde. ¡Nos pareció muy Mediterránea! Llena de campos y cultivos. ¡Era precioso!

Podéis ver las fotos del viaje aquí.

HACIENDO CLICK EN EL MAPA DE RESTAURANTES SIN GLUTEN PODRÉIS VER TODOS LOS RESTAURANTES DE LOS QUE OS HEMOS HABLADO UBICADOS EN EL MAPA:

mapa de restaurantes sin gluten

 

Y AQUÍ OS DEJAMOS LA TARJETA DE VIAJE SIN GLUTEN:

Tarjeta de viaje sin gluten en Frances

P.D.: Por favor, tened en cuenta que en este blog comparto mis viajes, anécdotas y experiencias sobre viajar sin gluten por el mundo. Es posible que, en alguno de mis viajes, vaya a algún restaurante no certificado o exista el riesgo de que me contaminen con gluten. Tended en cuenta que la lista de referencias puede cambiar. Por favor, aseguraos siempre antes de comer en los restaurantes que recomendamos. ¡Muchas gracias! 

 

¡SUBSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN PARA NO PERDERTE NINGUNA PUBLICACIÓN!

Subscríbete a nuestro boletín

* indicates required




Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here