Idioma / Language: Inglés

Fuenterrabia: la útlima parada de nuestro viaje sin gluten en las orillas del Bidasoa

Nos levantamos en Tolosa con un tiempo horroroso… ¡suerte que ya nos íbamos! Desayunamos de nuevo en el Restaurante Bide Bide y volvimos para recoger la habitación. Mientras Isa acababa su maleta, fui a buscar el coche para dejarlo en la calle de detrás del hotel y poder cargarlo rápido. Así nos ahorrábamos un paseo con las maletas bajo la lluvia. Nuestro próximo objetivo, el último, era descubrir los restaurantes sin gluten en Fuenterrabía!

Fuenterrabía es (y será siempre) una ciudad a la que le tengo especial cariño. Mis abuelos habían ido allí muchas veces y, como era de esperar, siempre nos han contado maravillas. De hecho fuimos al mismo hotel al que ellos iban en sus viajes de verano.

Al llegar a Hondarribia, le tiempo había mejorado un poco. Seguía nublado pero al menos no llovía. ¡La parte positiva era la temperatura! Perfecta para pasear por la ciudad. Salimos directos hacia el puerto deportivo. ¡Se nos había hecho un poco tarde y estábamos hambrientos!

El primer restaurante que probaríamos era el Restaurante Il Capo, en la Minatera Ibilbidea 1W. Este restaurante está en la parte elevada del puerto, cerca de otros restaurantes. Es bastante grande y teníamos la opción de terraza o interior. Tuvimos suerte que quedaba una mesa libre en la terraza y decidimos sentarnos allí.

Comer sin gluten allí fue bastante fácil, ya que tienen una carta muy bien detallada y todos conocen muy bien el tema.

Para empezar a abrir el apetito pedimos unas croquetas. Isa había decidido nada más leerlo: escalope a la milanesa. Yo optaría por los tortellini rellenos de carne. Ambos hicimos una buena elección. De hecho, yo tenía tanta hambre que tras terminarme los tortellini, pedí una escalope a la milanesa para mí. ¡No pude con todas las patatas pero di buena cuenta de esa carne empanada!

De postre, tanto Isa como yo tomamos el cucurucho sin gluten de nata con chocolate. Por supuesto, antes tomé la pastilla de lactasa para evitar tener problemas de digestión luego…

Haz click en la imagen para acceder al formulario

Pasamos la tarde paseando por las calles de Hondarribia, admirando las flores del paseo y disfrutando del aire fresco. Una de las mejores formas de descubrir una ciudad es deambulando, sin rumbo, por todas sus calles. Subimos a la Plaza del Obispo, pasamos por la Puerta de Santa María y una vez en la Iglesia, nos dirigimos hacia la Plaza de Armas para sentarnos un rato a contemplar el entorno. ¡Me encantan estos paseos así! ¡Te hacen sentir que estás realmente de vacaciones!

A media tarde, volvimos al hotel a descansar un poco hasta la hora de cenar. Habíamos mirado algunos restaurantes pero Il Capo nos había gustado mucho y decidimos volver para poder decir que habíamos comido pizzas sin gluten en Fuenterrabía. Los otros restaurantes tenían otro tipo de carta.

¡Nos gusta caminar por las ciudades! Así que fuimos por el paseo hasta el puerto. A mitad de camino, nos paramos a ver la puesta de sol. ¡Era magnífica!   

Al llegar al restaurante, esta vez nos sentamos dentro. Igual que al mediodía, estaba abarrotado de gente. ¡Eso es buena señal! Para las pizzas sin gluten, había varias opciones. De hecho era una base como las de la Bella Italia de Schär, sobre la que podías poner los ingredientes que quisieras.

¡Mientras lo pensábamos, pedimos un tinto de verano para refrescarnos un poquito!

Isa pidió una de sus favoritas: la Peperoni, a base de salami picante y mozzarella! Yo pedí una que también me gusta bastante: la Neptuno, con atún (que el de lata no me da alergia), mozzarella y aceitunas de todos los colores que había disponibles. ¡Era una pizza del tamaño perfecto!

Mientras cenábamos, aprovechamos para pensar en el siguiente viaje que íbamos a hacer… ¡Asturías y Galicia!

Al terminar de cenar volvimos, de nuevo, paseando lentamente por el paseo marítimo hasta llegar al hotel.

Al día siguiente, nos despertamos a una hora razonable para ir a desayunar a la Cafetería Gaxen en la calle Zuloaga 8. Quedamos alucinados el gran número de opciones sin gluten que tenían. Yo pedí una tostada con jamón y un zumo de naranjal ¡El pan estaba riquísimo! Y eso que se les había estropeado la tostadora para el pan sin gluten. ¡Me gustó tanto que repetí!

Isa siguió en su línea de desayunos dulces. Ella pidió unas tortitas sin gluten con chocolate y nata. ¡Toma ya! Y una de esas tazas de café con leche tan enormes que se toma siempre.

¡El viaje había llegado a su fin! Tras visitar Torrejón el Rubio, Salamanca, León, Potes y Fuente De, Tolosa y Fuenterrabía teníamos que volver a Sabadell para seguir con nuestras rutinas habituales…

HACIENDO CLICK EN EL MAPA DE RESTAURANTES SIN GLUTEN PODRÉIS VER TODOS LOS RESTAURANTES DE LOS QUE OS HEMOS HABLADO UBICADOS EN EL MAPA DE ESTABLECIMIENTOS SIN GLUTEN:

Y AQUÍ OS DEJAMOS LA TARJETA DE VIAJE SIN GLUTEN EN ESPAÑOL:

P.D.: Por favor, tened en cuenta que en este blog comparto mis viajes, anécdotas y experiencias sobre viajar sin gluten por el mundo. Es posible que, en alguno de mis viajes, vaya a algún restaurante no certificado o exista el riesgo de que me contaminen con gluten. Tended en cuenta que la lista de referencias puede cambiar. Por favor, aseguraos siempre antes de comer en los restaurantes que recomendamos .¡Muchas gracias! 

¡PARA NO PERDERTE NINGUNA DE NUESTRAS PUBLICACIONES, TE INVITAMOS A SUBSCRIBIRTE A NUESTRO BOLETÍN!

Subscríbete a nuestro boletín

* indicates required