Idioma / Language: Inglés

Hamburgo: pastelerías y restaurantes entre edificios históricos

¡Los viajes de fin de semana siempre son interesantes! Y todavía más si vas a visitar a viejos amigos. Esta vez íbamos aprovecharíamos la visita a Johannes y Natalie para descubrir junto a ellos los restaurantes sin gluten en Hamburgo, una ciudad en la que hace mucho frío en invierno, ¡que es cuando tiene más encanto!

Nos levantamos temprano para preparar unos bocadillos antes de ir al aeropuerto. Desayunamos allí mientras esperábamos a embarcar en el vuelo de Vueling hacia Alemania.¡Tenía muchas ganas de verles de nuevo! Además, nos había invitado a dormir en su nueva casa.

Como era de esperar en un vuelo corto como este, sólo había snacks sin gluten: olivas, patatas chips y cacahuetes. ¡Al menos había algo!

Al llegar, nos rencontramos con Natalie y Johannes. Llevaba un año sin ver a Natalie y casi 4 años sin ver a Johannes. Nos conocimos cuando estuve viviendo en Finlandia. ¡Tenía muchas ganas de verles!

Como el tiempo no acompañaba, decidieron llevarnos a Isabella Glutenfree Pasteries en Alte Oberpostdiretion, Stepharnspol. 1-3 de Hamburgo. Como el nombre indica, se trataba de una pastelería sin gluten. ¡El local era impresionante! Dentro de una especie de centro comercial, muy luminoso y espacioso. Como en una plazoleta dentro del edificio. ¡Muy guay!

Había un montón de opciones y pastelitos típicos de allí. Como siempre en estos casos, lo difícil es elegir. Tomamos un té caliente con un pastelito allí y, al acabar, decidimos coger más pastelitos para tener para el resto de días. Algo bastante típico de Alemania es que, a veces, no aceptan tarjetas extranjeras… y no llevábamos suficiente efectivo. ¡Qué vergüenza! Tuvimos que pedir a Johannes y Natalie que nos invitaran… ¡en fin! Si vais a Alemania, aseguraos de llevar suficiente efectivo o, en su defecto, una tarjeta bancaria alemana.

Después de merendar, Johannes se fue a una comida de trabajo y nos quedamos con Natalie. A pesar de la lluvia, nos había preparado un pequeño tour por la ciudad. Nadie llevaba paraguas, solo buenas chaquetas. Natalie lo tenía todo planeado. Nos llevó primero a pasear por los mercadillos navideños. Los llamados “Christkindlesmarkt”.

Haz click en la imagen para acceder al formulario

Luego nos llevó a ver el edificio de la ópera. A parte de que es un edificio de un gusto arquitectónico impresionante, también nos sirvió para refugiarnos de la lluvia y, sobre todo, del frío. No podemos olvidar que éramos dos españoles visitando Hamburgo en diciembre… sí… todavía comparto viajes del 2019. ¡Ya quedan pocos!

Recuperados del frío y después de disfrutar de las vistas de la ciudad que ofrece desde el Elbphilharmonie, seguimos con el tour.

Desde allí, fuimos a pasear por el barrio de Hafencity. Al lado del puerto, es uno de los barrios más famosos de Hamburgo, al lado del puerto. Es famoso por los exclusivos edificios residenciales, normalmente antiguas fábricas o almacenes reformados, y las cafeterías que dan al río.

Muy cerca de allí estaba el restaurante al que íbamos. Fue divertido porque justo antes de llegar, Isa vio que pasábamos por una de las casas más fotografiadas de esta zona.

Tras disparar la famosa foto, llegamos al restaurante. Íbamos a cenar al Rudolph’s de la calle Poggenmühle 5. La llegada fue muy mala porque la persona que nos recibió nos sentó en una mesa. Al cabo de un rato vino la que supongo sería la maitre. Con muy poca educación nos preguntó que porque nos habíamos entado allí, que la mesa estaba reservada. La pobre Natalie se avergonzó de habernos llevado a un restaurante así… cuando le explicó que su compañera nos había indicado esa mesa, la maitre se puso aun más enfadada.

Nos cambió a otra mesa, al lado del baño… ¡en fin! Por suerte, la camarera que vino a servirnos era mucho más simpática y agradable. Pedir sin gluten no fue complicado. Además, Natalie ya les había informado de todas nuestras alergias e intolerancias.

Acordamos con Isa que nos partiríamos la comida. Yo pediría una pizza sin gluten y ella un plato de pasta sin gluten. Al final no la compartimos porque le gustó tanto la pasta que quiso el plato entero… ¡solo pude arrebatarle un par de macarrones! Y sí… estaban deliciosos.

La pizza también estaba muy rica. ¡Era enorme! Y habían sido generosos con los ingredientes. Fue una cena muy agradable.

Al terminar, nos rencontramos con Johannes y fuimos a su casa, en una zona residencial cerca de Hamburgo. ¡Qué casa más bonita se habían construido! Además, tenían Sauna en uno de los baños. ¡Qué recuerdos de Finlandia!

Preparamos un poco de “Glühwein”, el típico vino caliente que toman durante las navidades y charlamos un rato. Luego fuimos a dormir. ¡Estábamos rendidos!

¡Al día siguiente íbamos a Bremen!

Podéis ver las fotos del viaje aquí.

HACIENDO CLICK EN EL MAPA DE RESTAURANTES SIN GLUTEN PODRÉIS VER TODOS LOS RESTAURANTES DE LOS QUE OS HEMOS HABLADO UBICADOS EN EL MAPA DE ESTABLECIMIENTOS SIN GLUTEN:

Y AQUÍ OS DEJAMOS LA TARJETA DE VIAJE SIN GLUTEN EN ALEMÁN:

P.D.: Por favor, tened en cuenta que en este blog comparto mis viajes, anécdotas y experiencias sobre viajar sin gluten por el mundo. Es posible que, en alguno de mis viajes, vaya a algún restaurante no certificado o exista el riesgo de que me contaminen con gluten. Tended en cuenta que la lista de referencias puede cambiar. Por favor, aseguraos siempre antes de comer en los restaurantes que recomendamos .¡Muchas gracias! 

¡PARA NO PERDERTE NINGUNA DE NUESTRAS PUBLICACIONES, TE INVITAMOS A SUBSCRIBIRTE A NUESTRO BOLETÍN!

Subscríbete a nuestro boletín

* indicates required




 

Artículo anteriorRestaurantes sin gluten en Washington (2)
Artículo siguienteRestaurantes sin gluten en Bremen (1)
Me llamo Santi y actualmente vivo en la provincia de Barcelona. En 2001, me diagnosticaron de enfermedad celíaca… ¡por fin! Además, soy intolerante a la lactosa, la alergia al pescado me mata, ¡literalmente!, y también algunas frutas... Viajar sin gluten se ha convertido en mi mayor hobby y creé Gluten Free Adventures por esta razón. Desde los 8 años, he viajado y vivido en distintos países… ¡aquí comparto mis experiencias viajando para descubrir restaurantes sin gluten, pastelerías sin gluten y heladerías sin gluten por todo el mundo! ¡Espero que os gusten nuestros viajes sin gluten!