Idioma / Language: Inglés

Logroño: una parada fugaz para disfrutar de las tapas sin gluten de la calle del Laurel

En 2019, las vacaciones fueron un poco raras ya que las disfrutamos con semanas sueltas. Esto nos obligaba a que, si queríamos ir lejos, teníamos que ir más rápido… teniendo esto en cuenta, decidimos que ese año sería el año de descubrir la España sin gluten. En junio habíamos probado un montón de restaurantes sin gluten en Torrejón el Rubio, Salamanca, León, Potes y Fuente Dé, Tolosa y Fuenterrabía. Esta vez, empezaríamos buscando con una primera parada, fugaz pero memorable, restaurantes sin gluten en Logroño.

De nuevo, empezábamos la ruta bastante tarde, ya que la rotación de Isa solía complicarse los viernes por la tarde. Eran las 18h y todavía no habíamos salido de Barcelona… esto significaba que llegaríamos a Logroño pasadas las 22h. Un poco tarde, ¡aunque a buena hora para cenar! 

Mientras yo conducía, Isa buscó un listado de restaurantes sin gluten en Logroño. Sabíamos que estaríamos agotados al llegar allí, así que no buscábamos un restaurante en el que sentarnos largo rato. Además, esta ciudad tiene una calle muy conocida por sus bares de tapas y su ambiente festivo. Nuestro objetivo era encontrar algún restaurante o bar dónde tuvieran tapas sin gluten. ¡Y había unos cuantos!

Consultamos un par de aplicaciones sin gluten y finalmente nos decidimos por el Ribera, en la calle del Laurel 10. 

Inicialmente habíamos pensado en hacer un “corre bares”, tomando una tapa en cada uno de los bares que habíamos encontrado como “aptos para celíacos”. Luego seguimos profundizando en la búsqueda y descartamos alguno, ya que tenían algunas reseñas que daban a entender que no controlaban bien la contaminación cruzada. 

Finalmente, nos gustó tanto el Bar Ribera que ya no nos movimos de allí. 

Estábamos de pie, pero tras una semana de trabajo intenso encerrado en una oficina, y cuatro horas y cuarto de coche… cenar de pie era una bendición. Además, ¡esto nos permitiría llegar más rápido a la barra para pedir más tapas sin gluten! 

Empezamos con una copa de vino tinto (por supuesto con D.O La Rioja) y una tapa de queso de cabra con foie y otra de queso de cabra y jamón.

¡Empezábamos muy bien! Daba igual si era con foie o con jamón… la tapa de queso de cabra estaba increíblemente buena.

Haz click en la imagen para acceder al formulario

Volvimos a ojear la carta y optamos por pedir una de solomillo con foie. Yo no sé cómo lo hacen pero… ¡uau! El solomillo en este tipo de tapas está siempre tan tierno… ¡se deshacía en al boca! Hace más de un año que comimos allí, y es domingo por la mañana y acabo de desayunar… pero no puedo evitar que se me haga la boca agua mientras escribo y preparo las fotos para este post… 

Luego seguimos con una tapa de chorizo para contrastar un poco con un sabor más fuerte. Además, el chorizo picaba un poco. ¡Pam! ¡Delicioso! 

Como era de esperar, repetimos con tres tapas sin gluten más. Pedimos otra de queso de cabra con jamón, otra de chorizo y otra de solomillo. Sólo faltaban unas bravioli como las de Tolosa. 

Con el estómago lleno y una sonrisa de oreja a oreja a causa de lo bien que habíamos comido – y, seamos sinceros, vino tinto también había ayudado un poco – salimos a pasear un poco antes de volver al hotel para dormir. 

Al día siguiente se nos torció un poco el plan… habíamos leído que había una pastelería sin gluten en Logroño. Según la información que habíamos encontrado, se llamaba Pastelería Viena. No conseguimos encontrarla… luego al mirar en internet, vimos que estaba cerrada permanentemente… fue una pena. 

Suerte que estábamos al inicio del viaje y todavía teníamos la nevera del coche llena con la compra de por si acaso, todavía por estrenar. Recuperamos las listas de establecimientos sin gluten y no encontramos ninguno cerca. 

Optamos por la mejor solución: ir al coche a por algunos productos de la compra de por si acaso y sentarnos en un banco, al sol, para disfrutar de un desayuno al aire libre. 

No tuvimos oportunidad para visitar Logroño porque era solo una parada en el trayecto. El objetivo de ese viaje eran Asturias y, sobre todo, Galicia… ese día nos quedaban alrededor de 5 horas hasta llegar al primer destino real del viaje, el paraíso sin gluten por excelencia de España: Cangas del Narcea.

HACIENDO CLICK EN EL MAPA DE RESTAURANTES SIN GLUTEN PODRÉIS VER TODOS LOS RESTAURANTES DE LOS QUE OS HEMOS HABLADO UBICADOS EN EL MAPA DE ESTABLECIMIENTOS SIN GLUTEN:

Y AQUÍ OS DEJAMOS LA TARJETA DE VIAJE SIN GLUTEN EN CASTELLANO:

P.D.: Por favor, tened en cuenta que en este blog comparto mis viajes, anécdotas y experiencias sobre viajar sin gluten por el mundo. Es posible que, en alguno de mis viajes, vaya a algún restaurante no certificado o exista el riesgo de que me contaminen con gluten. Tended en cuenta que la lista de referencias puede cambiar. Por favor, aseguraos siempre antes de comer en los restaurantes que recomendamos .¡Muchas gracias! 

¡PARA NO PERDERTE NINGUNA DE NUESTRAS PUBLICACIONES, TE INVITAMOS A SUBSCRIBIRTE A NUESTRO BOLETÍN!

Subscríbete a nuestro boletín

* indicates required




 

Artículo anteriorRestaurantes sin gluten en Rupit (1)
Artículo siguiente¡Feliz Navidad y Mejor 2021!
Me llamo Santi y actualmente vivo en la provincia de Barcelona. En 2001, me diagnosticaron de enfermedad celíaca… ¡por fin! Además, soy intolerante a la lactosa, la alergia al pescado me mata, ¡literalmente!, y también algunas frutas... Viajar sin gluten se ha convertido en mi mayor hobby y creé Gluten Free Adventures por esta razón. Desde los 8 años, he viajado y vivido en distintos países… ¡aquí comparto mis experiencias viajando para descubrir restaurantes sin gluten, pastelerías sin gluten y heladerías sin gluten por todo el mundo! ¡Espero que os gusten nuestros viajes sin gluten!