Idioma / Language: Inglés

Miami: dónde pude comer sin gluten gracias a una camarera cubana

Después del trozo de lechuga que me dieron por ensalada César y el premio al grupo que había quedado último del día anterior, ¡mi experiencia con los restaurantes sin gluten en Miami sólo podía mejorar! Y así fue. El desayuno todavía me lo daban envasado en plástico. Si esto garantizaba la ausencia de contaminación cruzada, me parecía perfecto. Esto me recordaba a las medidas que tomaban en Foster’s Hollywood para los menús sin gluten. Personalmente, nunca me parecieron mal. Al menos allí sólo envasaban el plato. ¡Sin la comida! 

Esta vez me sirvieron una tortilla con salchichas y pan. ¡No estaba mal! 

Tras un par de charlas más sobre los objetivos y el próximo plan estratégico que teníamos que definir e implementar, dieron por acabado el encuentro y pasamos a tomar la última comida. Esta vez me trajeron- de nuevo cubierta con film transparente para evitar la contaminación cruzada – una ensalada y una pechuga de pollo a la plancha con crema de calabaza y verduras al vapor. ¡Uau! Comparado con el trozo de lechuga de la noche anterior, ¡esto era magnífico! En Estados Unidos no brillan por el control de la contaminación cruzada en los menús “gluten friendly”, “gluten senstive” o “gluten free” que sirven. Pero lo que sí tienen es una carne siempre tierna. Me pregunto cómo lo conseguirán…

Después de comer, todos mis compañeros se despidieron rápido para ir al aeropuerto. Ellos ya volvían a Barcelona. Yo, en cambio, me quedaba dos noches más. Todos los Responsables de Marketing de las distintas empresas del Grupo teníamos un curso sobre una nueva herramienta de comunicación. 

¡Estaba contento! ¡Muy contento! ¿Por qué? Porque ahora que la convención había terminado saldríamos a cenar fuera y podría encontrar otros restaurantes sin gluten en Miami

Foto de su página web / Picture from their website

El contento duró relativamente poco… a parte de descansar un poco y hablar con Isa, aproveché la tarde para buscar restaurantes sin gluten en Miami. Lo hice con las aplicaciones sin gluten que uso normalmente y, la verdad, es que no encontré demasiado. En Estados Unidos encontraréis algo sin gluten en casi todos – si no todos – los restaurantes. ¡Pero no es oro todo lo que reluce! Así que preferí usar las aplicaciones sin gluten. Incluso contacté con una blogger de allí para que me ayudara a encontrar algunas opciones sin gluten en la ciudad. 

Cuando bajé abajo, hablé con la mujer que había organizado el curso y me dijo que no hacía falta que le dijera restaurantes porque ya habían decidido ir a un restaurante cubano de Miami Beach. “Ya preguntaremos si tienen algo sin gluten cuando lleguemos allí” me dijo. Pues nada, allí fuimos… 

Fuimos al “Havana 1957” del 1410 Ocean Drive en Miami Beach. Al llegar, hablé con la camarera para explicarle mis alergias. Con la amabilidad que caracteriza a los latinos, me respondió en un español con acento cubano. Me recomendó el churrasco con frijoles y arróz. Me lo dijo tan convencida que ya ni miré la carta. ¡Casi siempre es un acierto seguir las indicaciones del camarero! El churrasco estaba delicioso y el acompañamiento era excelente. ¡Ahora sí empezaba a disfrutar de verdad comiendo sin gluten en Miami!

Después de la cena fuimos a tomar una copa en la Mansión Versace – ¡menuda mansión! – y fuimos a dormir.

Haz click en la imagen para acceder al formulario

Como habíamos llegado bastante tarde al hotel, Eleni (la Vice-Presidenta de Marketing del Grupo) decidió empezar la formación del día siguiente 45 minutos más tarde. ¡A mi me fue de maravilla! Aunque ya estaba ajustado al horario de la costa este esos 45 minutos me sirvieron para – lo reconozco – dormir un poco más y conectar con España.

Ese día el desayuno sin gluten no estaba tan bien. En la sala de formación, me esperaba un plato embalado en plástico con una tortilla de pimiento y una tostada.  

Fue una formación bastante densa sobre la nueva herramienta de Marketing. Algunos se habían quedado despiertos hasta mucho más tarde. ¡Para ellos fuer mortal!  

Habría sido divertido vernos a todos allí. Da igual si es invierno, primavera, verano u otoño. Igual que sirven el agua siempre con hielo, en Estados Unidos siempre tienen el aire acondicionado a tope. ¡Aunque haga frío! En vez de bajarlo… ¡se abrigan! Yo llevaba un jersey, un chaleco y una bufanda. ¡Y seguía teniendo frío! La mayoría de mis compañeros estaban envueltos en mantas y, menos uno o dos chicos muy americanos, todos estábamos tiritando… la profesora estaba igual. En fin… Era un flujo constante de gente yendo y viniendo de la máquina de café y té. Todos teníamos una taza humeante entre las manos o al lado del ordenador.

¡Al fin llegó la hora de comer! Nos habían preparado una bolsa de picnic con una ensalada y un bocadillo para cada uno.  

Tardamos muy poco en subir a la piscina. Había unos sofás que ofrecían el mejor sitio para disfrutar de esos bocadillos: ¡al sol! Todos tenían un bocadillo jugoso con varios ingredientes y una ensalada con una salsa que tenía muy buena pinta. Yo en cambio, tenía un montón de pavo – muy frío – entre dos trozos de pan y una ensalada bastante seca. No me habían puesto ni aceite… tenía ganas de que llegara la hora de cenar para ir a descubrir otro restaurante sin gluten en Miami que estuviera lejos de ese hotel…

Tras un par de horas más de formación, volvimos arriba a reponernos del frío de la sala tomando algo al calor que nos ofrecía el sol de la terraza. Al lado de la piscina. Me habría encantado poder bañarme, pero no tenía bañador… ¡una pena!

Estuvimos allí el resto de la tarde hablando sobre dónde hacer la siguiente formación.

Podéis ver las fotos del viaje aquí.

HACIENDO CLICK EN EL MAPA DE RESTAURANTES SIN GLUTEN PODRÉIS VER TODOS LOS RESTAURANTES DE LOS QUE OS HEMOS HABLADO UBICADOS EN EL MAPA DE ESTABLECIMIENTOS SIN GLUTEN:

Y AQUÍ OS DEJAMOS LA TARJETA DE VIAJE SIN GLUTEN EN ESPAÑOL:

Y AQUÍ OS DEJAMOS LA TARJETA DE VIAJE SIN GLUTEN EN INGLÉS:

P.D.: Por favor, tened en cuenta que en este blog comparto mis viajes, anécdotas y experiencias sobre viajar sin gluten por el mundo. Es posible que, en alguno de mis viajes, vaya a algún restaurante no certificado o exista el riesgo de que me contaminen con gluten. Tended en cuenta que la lista de referencias puede cambiar. Por favor, aseguraos siempre antes de comer en los restaurantes que recomendamos .¡Muchas gracias! 

¡PARA NO PERDERTE NINGUNA DE NUESTRAS PUBLICACIONES, TE INVITAMOS A SUBSCRIBIRTE A NUESTRO BOLETÍN!

Subscríbete a nuestro boletín

* indicates required