Inicio Alemania Restaurantes sin gluten en Neuschwanstein (1)

Restaurantes sin gluten en Neuschwanstein (1)

Castillo de Neuschanstein desde marienbrucke

Change language / Cambiar idioma: es en

Neuschwanstein: buscando a la Bella Durmiente encontramos dos restaurantes sin gluten

Nos levantamos temprano para preparar una ensalada de Pasta para la comida. Aunque había dos restaurantes relativamente cerca del Castillo de Neuschwanstein, queríamos tener algo preparado en la nevera del coche por si acaso. ¡Y suerte que lo hicimos!

Desde Munich, Tardamos dos horas en llegar al castillo y pasamos por unas carreteras y prados maravillosos. Lástima que el tiempo seguía siendo malo… no pasábamos de los 13 grados y a ratos llovía…

Eramos de los primeros en llegar al parking de la base de la montaña dónde está el castillo. Allí, puedes dejar el coche todo el día por 6€ y hay unos baños al lado a los que cuesta 1€ entrar.

carretera bávara

Al llegar a la taquilla, había una cola muy larga… por suerte no llovía. Si queréis ahorraros la cola, tenéis que reservar los tickets con dos días de antelación. Todas las visitas son guiadas pero hay distintas opciones dependiendo del número de castillos que quieras ver. Aparte de Neuschwanstein, también puedes visitar el Castillo de Hohenschwangau.

Tardamos una hora en llegar a la taquilla y solo quedaban tickets para entrar al castillo a las 12.30h… ¡Faltaban 3 horas! No habíamos reservado con antelación por que decidiríamos ir o no en función del tiempo que hiciera.

Neuschwanstein from Marienbrucke

Ya no podíamos ir a comer a ninguno de los restaurantes sin gluten de Neuschwanstein por que la visita al castillo era durante las horas de su apertura… Cerca del castillo hay el Restaurant Meier en el 37 de Schwangauer Strasse o el Ritterstuben en el 4 de Ritterstrasse (este tiene un menú sin gluten a parte), a poco más de 4km del castillo.

boletin mensual sin gluten 2 - ES - BANNER POST
Haz click en la imagen para acceder al formulario

Eran las 9.30h de la mañana y no podíamos entrar a ver el castillo hasta las 12.30h… teníamos 3h para pasear por allí y ver el castillo por fuera. Miramos Google Maps y decidimos ir a Marienbrücke, un puente al que se tarda alrededor de una hora en llegar andando por la ladera de la montaña. Para subir podéis coger dos caminos: el que va directo, que es un camino de tierra bastante empinado; o llegar al castillo y, desde allí, girar a la derecha hasta el puente. Este tramo está casi todo asfaltado y es más fácil de subir.

Hacía mucho frío, así que Isabel me prestó el pañuelo que le había traído de mi viaje a Marruecos. Como habíamos ido tan temprano, no había casi nadie en el puente. Estuvimos allí un buen rato admirando el castillo desde lejos y aprovechamos para hacernos un par de selfies para el álbum.

Castillo de Neuschanstein desde marienbrucke

Después del puente, bajamos hacia el castillo para verlo desde el otro lado. Abajo aprovechamos para desayunar los bocadillos de lomo que habíamos preparado y nos sentamos otro rato a observar todo. Luego intentamos volver al puente de Marienbrücke pero había una cola tan larga (sobre todo de japoneses) que ni podíamos ver el puente.

Finalmente llegó la hora de la visita y nos tocó un guía… emmm… poco hablador (digámoslo así). El castillo nos fascinó. Está muy bien conservado y las explicaciones – independientemente de lo más o menos amenas que las hagan los guías – son muy interesantes.  En la cafetería del castillo tampoco tenían comida sin gluten… Al salir, del castillo fuimos a pasear un poco por el lago y sobre las 15h nos comimos la ensalada de pasta.

Jardin Ingles munich

De vuelta a Munich, parecía que el tiempo nos daba una tregua, así que dejamos el coche en el hotel y fuimos directo a ver el Jardín Inglés – dónde no debe sorprenderos encontrar a gente haciendo nudismo – y la Torre China. Los encontraréis en el parque al lado de Odeonplatz, un parque enorme lleno de canales, mucha gente en bicicleta normal y la “beer bike” (bicicleta cervecera) en la que uno conduce y los que pedalean van bebiendo cerveza como si estuvieran sentados uno delante del otro.

bici cervecera

Allí nos acordamos que el guía del Free Tour nos había hablado de una ola de 1m de altura en la que hacen surf, así que buscamos la ubicación exacta en el mapa. Nos costó casi media hora llegar allí pero, aunque ya eran casi las 8 de la tarde, todavía quedaba un surfista. Si queréis verla, tenéis que buscar la Eisbach Wave.

surf en munich

Por un momento creímos que estábamos en la playa. Ignorando el frío, había gente vestida de surfista y unas cuantas tablas de surf apoyadas en las furgonetas camperas.

sandwiches sin gluten para cenar

¡Habíamos dado el día por acabado! Nos quedaban casi 45 minutos andando hasta el hotel, dónde nos daríamos una buena ducha, prepararíamos una cena rápida – unos sandwiches de jamón y queso – y a dormir.

Tras tres días en Munich, nos íbamos hacia Praga.

Podéis ver las fotos del viaje aquí.

 

HACIENDO CLICK EN EL MAPA DE RESTAURANTES SIN GLUTEN PODRÉIS VER TODOS LOS RESTAURANTES DE LOS QUE OS HEMOS HABLADO UBICADOS EN EL MAPA:

mapa de restaurantes sin gluten

 

Y AQUÍ OS DEJAMOS LA TARJETA DE VIAJE SIN GLUTEN:

Tarjeta de viaje sin gluten en Aleman

P.D.: Por favor, tened en cuenta que en este blog comparto mis viajes, anécdotas y experiencias sobre viajar sin gluten por el mundo. Es posible que, en alguno de mis viajes, vaya a algún restaurante no certificado o exista el riesgo de que me contaminen con gluten. Tended en cuenta que la lista de referencias puede cambiar. Por favor, asegúrese siempre antes de comer en los restaurantes que recomendamos. ¡Muchas gracias! 

 

¡SUBSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN PARA NO PERDERTE NINGUNA PUBLICACIÓN!

 

Subscríbete a nuestro boletín

* indicates required




Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here