Idioma / Language: Inglés

Pireas: comemos en un restaurante con unas vistas de la bahía muy difíciles de superar

¡Era el penúltimo día en Atenas ya! Aunque era un viaje de trabajo y, como os contaba en el post anterior, había tenido poco tiempo para visitar la ciudad pero había podido comer en algunos restaurantes sin gluten bastante interesantes. Ese día estábamos en Pireas y teníamos un par de horas de espera hasta la siguiente reunión. Hacía un día espléndido. Fue una magnífica oportunidad para descubrir restaurantes sin gluten en Pireas. ¡De manera totalmente improvisada! Podéis ver el video del viaje aquí aquí o haciendo click en la imagen:

El día fue como los demás. Desayuné en la habitación, Kostas vino a buscarme para ir a visitar clientes y nos sumergimos en el caótico tráfico de Atenas mientras hablábamos sobre como enfocar la siguiente reunión. Entre medias también hablábamos de temas personales, sueños y cosas que nos gustaría hacer durante las próximas vacaciones.

Haz click en la imagen para acceder al formulario

Cuando tus visitas están en sitios tan alejados, normalmente tienes que agendar las reuniones con suficiente tiempo para llegar puntual. Además, nunca sabes cuánto durará una reunión… hay veces que estimas una duración de una hora y se alarga y, otras, como esa primera, que duran muy poco. Esto nos dejó con más de dos horas hasta la siguiente reunión. Estábamos en Pireas, y Kostas me llevó a un restaurante-bar con una terraza impresionante. La intención era tomar algo allí mientras aprovechábamos para trabajar hasta la hora de ir a la siguiente reunión.

El restaurante Istioplokos Omilos Pirea en Karagiorgi Servias 18 de Pireas era un sitio impresionante en el que lo último que quería hacer era trabajar. Por la noche y en verano, allí debe de haber un ambiente muy animado. Desde nuestra mesa se veían unas vistas impresionantes de la bahía. ¡Qué pasada! Podéis verlo en video aquí.

De hecho tuvimos que cambiar de mesa porque nos daba el sol de pleno y no llevaba crema solar jaja… no quería acabar de nuevo con vendas como acabé en el viaje a Túnez debido a las quemaduras del sol…

Aprovechamos bastante bien el tiempo allí. Aunque inicialmente íbamos a tomar sólo un café, al final Kostas me propuso de comer.

¡Empezaba la aventura! En estos sitios playeros no suele haber muchas opciones sin gluten… y las que hay quizás son muy arriesgadas… ¡no lo sé! Quizás a veces soy un poco desconfiado… ¡o no!

La camarera nos trajo la carta. Lo miré y no identifiqué ninguna indicación de alérgenos. Miré a Kostas y le pedí si podía hablar con la camarera.

De nuevo, Kostas cogió la tarjeta de viaje sin gluten en Griego y fue a hablar con la chica. En estos casos, para hacer las cosas lo más fáciles posible, suelo pedir una tortilla con ensalada. Es algo fácil de preparar y que requiere pocos utensilios. Así reduzco el riesgo de contaminación cruzada. ¡Siempre hay una sartén límpia en la cocina de un restaurante! O eso me gusta pensar jeje.

¡Me trajeron una super tortilla francesa! Era enorme jaja. Pero bueno, no me quejo porque ese día estábamos comiendo. Como os contaba en los últimos artículos, cuando viajo a Grecia, Bulgaria, Serbia o Croacia por trabajo no tenemos tiempo de comer. ¡Solo de visitar a clientes!

Ese día no cenaría en el hotel. Y tampoco en uno de los restaurantes sin gluten en Atenas que me habían recomendado mis amigos celíacos griegos. Ese día cenaría en casa de Kostas. Haríamos una barbacoa con su mujer y su hijo.

Antes de ir a su casa fuimos a un supermercado a comprar pan sin gluten. Siendo ya Kostas un experto ya en pedir cosas sin gluten en los restaurantes y plenamente consciente de la importancia de controlar la contaminación cruzada, esa noche, no comerían pan con gluten. Su hijo tampoco… ¡pobre! Y digo “pobre” porque cuando le dieron un trozo de pan sin gluten se puso a llorar… como sabéis, algunos panes sin gluten tienden a quedarse pegados entre los dientes y en las encías… eso le pasó al crío.

Catástrofes sin gluten a parte, estuvimos muy a gusto cenando en su casa. ¡Me encantó conocer a su familia! Al día siguiente volaba a Thessaloniki (Salonika) para seguir mi viaje por Grecia con Nikos.

HACIENDO CLICK EN EL MAPA DE RESTAURANTES SIN GLUTEN PODRÉIS VER TODOS LOS RESTAURANTES DE LOS QUE OS HEMOS HABLADO UBICADOS EN EL MAPA DE ESTABLECIMIENTOS SIN GLUTEN:

Y AQUÍ OS DEJAMOS LA TARJETA DE VIAJE SIN GLUTEN EN GRIEGO:

P.D.: Por favor, tened en cuenta que en este blog comparto mis viajes, anécdotas y experiencias sobre viajar sin gluten por el mundo. Es posible que, en alguno de mis viajes, vaya a algún restaurante no certificado o exista el riesgo de que me contaminen con gluten. Tended en cuenta que la lista de referencias puede cambiar. Por favor, aseguraos siempre antes de comer en los restaurantes que recomendamos .¡Muchas gracias! 

¡PARA NO PERDERTE NINGUNA DE NUESTRAS PUBLICACIONES, TE INVITAMOS A SUBSCRIBIRTE A NUESTRO BOLETÍN!

Subscríbete a nuestro boletín

* indicates required




 

Artículo anteriorRestaurantes sin gluten en Atenas (3)
Artículo siguienteRestaurante sin gluten en Thessaloniki (1)
Me llamo Santi y actualmente vivo en la provincia de Barcelona. En 2001, me diagnosticaron de enfermedad celíaca… ¡por fin! Además, soy intolerante a la lactosa, la alergia al pescado me mata, ¡literalmente!, y también algunas frutas... Viajar sin gluten se ha convertido en mi mayor hobby y creé Gluten Free Adventures por esta razón. Desde los 8 años, he viajado y vivido en distintos países… ¡aquí comparto mis experiencias viajando para descubrir restaurantes sin gluten, pastelerías sin gluten y heladerías sin gluten por todo el mundo! ¡Espero que os gusten nuestros viajes sin gluten!