Hemingway es un restaurante sin gluten en Plovdiv

Idioma / Language: Inglés

Plovdiv: la sinceridad de otros restaurantes nos recondujo al camino seguro

Tras comer un buen plato de pasta en el restaurante Soul Kitchen de Sofia, fuimos a buscar el coche para volver a Plovdiv. Esta vez dormiría en un hotel distinto al que había dormido en febrero. Esto me brindaba la posibilidad de descubrir nuevos restaurantes sin gluten en Plovdiv.

Trifon me había reservado una habitación en el Hotel Holiday Inn, en el 109 de la calle Vasil Levski. Al llegar al hotel, Trifon me acompañó para el check-in y explicarles de nuevo mis alergias e intolerancias para que las tuvieran en cuenta en el desayuno del día siguiente. Fueron muy amables porque, al cabo de una hora, me llamaron a la habitación para confirmar que tendría desayuno sin gluten al día siguiente. Con Trifon, viajar sin gluten en Bulgaria era muy fácil.

porkys bbq no es un restaurante sin gluten en plovdiv

Teníamos mucho trabajo y acordamos dedicar la tarde a preparar ofertas y las reuniones del día siguiente. Alrededor de las seis y media de la tarde, Trifon vino a buscarme para ir a cenar. Él había estado investigando y, justo delante del hotel, había un restaurante en el que le habían dicho que sí podían servirnos comida sin gluten. Este se restaurante llamaba Porkys BBQ y estaba justo al otro lado de la carretera.

Cuando nos sentamos y nos trajeron los menús, yo aproveché para enseñarle al camarero la tarjeta de viaje sin gluten en búlgaro. Se llevó el teléfono con la tarjeta para mostrarla al cocinero.

Nos tuvimos que levantar porque no podían asegurarnos que se hiciera todo bien en la cocina.

El mismo camarero, nos recomendó probar otro restaurante que estaba unos 500 metros más arriba, en la misma calle del Porkys BBQ. Este otro restaurante se llamaba Efir 100 Seafood and Barbecue. Aquí había doble riesgo para mí: pescado y gluten… cuando entramos, repetimos el miso ritual y le mostré la tarjeta EC en búlgaro. Ya ni nos sentamos. Nos dijo que no querían arriesgarse. “Yo tampoco…” pensé… 

Las aplicaciones sin gluten que usamos normalmente no indicaban opciones… Al salir del restaurante, ya sabíamos adónde iríamos a cenar. Iríamos al único de los restaurantes sin gluten en Plovdiv que sabíamos que era seguro.

Llamamos a un taxi y nos dirigimos al Restaurante Hemingway al que habíamos ido la primera vez que fui a Plovdiv, en febrero. ¡Sería una buena oportunidad para tomar ese postre sin gluten que me quedó pendiente la última vez! Mientras estábamos en el taxi, iba pensando qué tomaría. De primero, lo tenía claro: la Šopska Salata sin gluten (si no lo indicas, la traen con pan tostado). Esta es quizás la ensalada que he comido más a gusto en toda mi vida… es muy ligera y fácil de comer. Además, no tiene ningún sabor que sea extremadamente fuerte. ¡Es perfecta para empezar una comida!

Para el segundo, tuve que esperar a llegar al restaurante, ya que no recordaba bien lo que tenían. Había unas albóndigas de cordero con puré de patata que estaban marcadas como sin gluten la leyenda del final de la carta. Cuando vino el camarero, le mostré la tarjeta de viaje sin gluten en búlgaro y le pedí que me confirmara que las albóndigas eran seguras. Al volver de la cocina me confirmó que podía comerlas.

¡Esas albondigas estaban riquísimas! Nunca había comido cordero en forma de albóndiga. ¡Fue muy interesante! Al ver ese plato, me alegré mucho porque tras acabarlo tendría todavía espacio en el estómago para ese postre que se me había resistido en febrero. ¡Esta vez no me iba de allí sin tomar esa tarta sin gluten! 

Mientras cenábamos, brindamos con Rakia y vino búlgaro para celebrar el éxito que habíamos tenido en la reunión con Kristian, en Sofia. Estaba siendo un viaje muy positivo y había que celebrarlo. La música en directo que había en el restaurante invitaba a disfrutar todavía más de la cena. Me habría gustado poder compartirlo con Isa también. ¡Otro restaurante al que volver con ella! 

¿Y qué mejor manera que celebrarlo que con un buen trozo de pastel?

Cuando terminamos el segundo plato, el camarero nos preguntó si queríamos postre. Esta vez ya tenía el “sí quiero” preparado. Le pregunté por los postres sin gluten, aunque ya sabía que sería la tarta de chocolate que había dejado “para otra ocasión” en febrero.

boletin mensual sin gluten 2 - ES - BANNER POST
Haz click en la imagen para acceder al formulario

Sí sí, ese postre era mi espinita en Plovdiv. Me encanta comer y una cena tan buena como la que sirven en el Hemingway hay que cerrarla con un buen postre. Las últimas veces no había podido porque había coincidido con mi vuelta de mi viaje sin gluten a Miami y no estaba en forma. Ahora estaba en plenas condiciones para disfrutar de esa tarta. Además, el viaje estaba yendo muy bien y había que celebrarlo.

La trozo de tarta de chocolate sin gluten era de un tamaño perfecto. Con una base de bizcocho con nueces y dos o tres capas de chocolate encima, estaba recubierta de cacao en polvo similar al del tiramisú y una trufa con una hoja de menta como si fuera una pluma en un sombrero.

¡Simplemente delicioso!

Muy satisfechos con la cena, ¡y con el día en general!, volvimos al hotel. Al día siguiente sólo teníamos una reunión por la mañana antes de volver al aeropuerto.

Bajé a desayunar pronto para tener un poco de tiempo antes de salir del hotel para contestar un par de correos que había recibido la tarde anterior. Al llegar al comedor, me fijé que había cartelitos con indicaciones en algunos platos. Al acercarme, leí que ponía “gluten free”. Maravilloso!

Tenía dudas sobre las indicaciones de uno de los carteles. No tenía claro si el “gluten free” correspondía a las patatas al horno o al beicon. Pregunté a la camarera pero dudó tanto que, aunque y tenía un trozo de beicon en el plato, preferí no comérmelo por si acaso. Me serví un buen plato de jamón cocido, un huevo (cocido también) y fui a mi mesa a esperar a que me trajeran el pan sin gluten. Como muchos panes sin gluten, el pan estaba un poco duro, pero con el jamón y el huevo pude desayunar bien.

La empresa con las que nos reuniríamos estaba un poco lejos y, antes de llegar, recibimos una llamada del cliente que habíamos visitado al día anterior pidiéndonos urgentemente un cambio en la oferta. Con eso ya aceptarían el pedido. ¡Perfecto! Le prometimos que antes de comer la tendría en su buzón de entrada de correos.

Al terminar la reunión de ese día, ya sólo nos quedaba volver al aeropuerto, pero antes teníamos que preparar la oferta para el cliente que nos había llamado antes de entrar a la reunión y, lo más importante, ¡comer!

Paramos en el mismo Happy Grill de la autopista al que habíamos parado la primera vez que había ido a Plovdiv. Esta vez, tenían un menú nuevo con los alérgenos indicados con números. Yo tenía que evitar el 1 y el 4. Trifon, me evitó tener que enseñar la tarjeta de enfermedad celíaca en búlgaro. Cuando vino la camarera, tomó la iniciativa y le explicó todo en búlgaro.

Al cabo de unos minutos, la camarera volvió a nuestra mesa diciéndonos que prepararían mi plato a parte, en una plancha exprés que todavía no habían usado. ¡Perfecto! Viajar con compañeros locales es perfecto. Pero lo es aun más si se preocupan tanto por tí como hacía Trifon.

Pedí el “Streaky pork” con patatas asadas. ¡Me sentó de maravilla! Me alegró mucho poder comer esto antes de llegar al aeropuerto. De nuevo, volaba con Alitalia y no podría comer nada hasta media noche, cuando llegara a casa… ¡una pena que algunas compañías aéreas no estén preparadas para atender a personas con intolerancia al gluten en los vuelos cortos!

Podéis ver las fotos del viaje aquí.

HACIENDO CLICK EN EL MAPA DE RESTAURANTES SIN GLUTEN PODRÉIS VER TODOS LOS RESTAURANTES DE LOS QUE OS HEMOS HABLADO UBICADOS EN EL MAPA DE ESTABLECIMIENTOS SIN GLUTEN:

mapa de restaurantes sin gluten

Y AQUÍ OS DEJAMOS LA TARJETA DE VIAJE SIN GLUTEN EN BÚLGARO:

P.D.: Por favor, tened en cuenta que en este blog comparto mis viajes, anécdotas y experiencias sobre viajar sin gluten por el mundo. Es posible que, en alguno de mis viajes, vaya a algún restaurante no certificado o exista el riesgo de que me contaminen con gluten. Tended en cuenta que la lista de referencias puede cambiar. Por favor, aseguraos siempre antes de comer en los restaurantes que recomendamos .¡Muchas gracias! 

¡PARA NO PERDERTE NINGUNA DE NUESTRAS PUBLICACIONES, TE INVITAMOS A SUBSCRIBIRTE A NUESTRO BOLETÍN!

Subscríbete a nuestro boletín

* indicates required




 

Artículo anteriorRestaurantes sin gluten en Sofia (2)
Me llamo Santi y actualmente vivo en la provincia de Barcelona. En 2001, me diagnosticaron de enfermedad celíaca… ¡por fin! Además, soy intolerante a la lactosa, la alergia al pescado me mata, ¡literalmente!, y también algunas frutas... Viajar sin gluten se ha convertido en mi mayor hobby y creé Gluten Free Adventures por esta razón. Desde los 8 años, he viajado y vivido en distintos países… ¡aquí comparto mis experiencias viajando para descubrir restaurantes sin gluten, pastelerías sin gluten y heladerías sin gluten por todo el mundo! ¡Espero que os gusten nuestros viajes sin gluten!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here