Idioma / Language: Inglés

Salamanca: desayunos y tapas sin gluten rodeados de historia

¡No hay nada como estar de vacaciones y despertarse en otra ciudad! Aunque no era la primera vez que Isa y yo visitábamos esa ciudad, siempre acabas descubriendo cosas nuevas. Ese día íbamos a probar dos restaurantes sin gluten en Salamanca. Luego nos iríamos hacia León.

Esta vez, mientras paseábamos hasta la cafetería sin gluten en la que desayunaríamos, paramos delante de una de las puertas de la Catedral.   

¿Un astronauta en una catedral del siglo XVIII? Este lo colocaron allí durante la restauración de 1992. Por lo que hemos leído, esta restauración formó parte de una exposición temporal que se llamaba “Las Edades del Hombre”. El cantero Miguel Romero añadió una serie de guiños a la época contemporánea.

Lo encontramos de casualidad y ocupó parte de nuestra conversación mientras andábamos hacia la zona universitaria. Nuestro destino era la cafetería The Corner, una “slow coffee and food shop” en la calle Arapiles 56.

Aunque en ese momento (Julio 2019) pocos estudiantes quedaban, se notaba que había una conexión muy fuerte con sus clientes. Todos los jóvenes que entraban a la cafetería parecían llevarse de maravilla con los camareros. ¡Con ese ambiente tan próximo y la música relajada daba gusto estar ahí! Cuando llegó nuestro turno, el camarero se dirigió hacia mí en inglés. El blanco nuclear de mi piel y el sombrero que llevo a veces en verano despistan un poco a la gente.

Íbamos con hambre pero sin saber qué pedir. El cartel de la pared de al lado de la caja registradora tenía algunas indicaciones con el símbolo sin gluten.

El camarero nos explicó muy bien las opciones sin gluten que tenían. Empezamos por los salados. ¡Mis favoritos! Con un pan tipo focaccia podían preparar distintas opciones: 6 clásicos y 8 especiales. Decidí quedarme con uno de los clásicos. Se llama “Ibérico” y se trata de una focaccia partida por la mitad con tomate picado, queso de cabra y jamón.

Acabada de tostar era deliciosa. El pan crujiente y calentito, el tomate frío, el sabor fuerte del queso de cabra y el jamón proporcionaban una explosión de sabores muy interesante. El zumo de naranja estaba delicioso. ¡Y había muchísimo zumo!

En cuanto al dulce, tenían varios tipos de muffin sin gluten: había neutros, de chocolate, y rellenos. Los rellenos fueron los que nos interesaron más: los rellenaban de chocolate, de fresa, de dulce de leche o de frutos rojos. Este fue el desayuno de Isa: dos muffins rellenos. Uno con chocolate y uno con dulce de leche, que desde que volvió de Argentina, le encanta.

¡El relleno era una pasada! Parecía que habían hecho el hueco dentro de la magdalena con un descorazonador de manzanas. El muffin relleno de chocolate nos lo sirvieron caliente. Era mucho más esponjoso que el de dulce de leche, que era un poco más duro y con un sabor de magdalena más marcado. Lo mejor era que, al morder un trozo con dulce de leche, la inyección de dulce era brutal.

Haz click en la imagen para acceder al formulario

Después de desayunar, teníamos dos opciones. Irnos hacia León y comer allí o pasear el resto de la mañana paseando y partir después de comer en otro de los restaurantes sin gluten en Salamanca que habíamos encontrado. Tras revisar las opciones, decidimos quedarnos en Salamanca.

Paseamos lentamente durante toda la mañana por el centro de Salamanca. La Casa de las Conchas, la Universidad, la Plaza Mayor, la Catedral… habíamos decidido comer pronto para llegar a una hora razonable a nuestro próximo destino. Entre la 1 y las 2 de la tarde, nos dirigimos hacia el siguiente restaurante sin gluten.

Habíamos decidido ir al Cuzco Bodega en la calle Juan del Rey número 5. ¡Muy cerca de la Plaza Mayor! Esto de pasear da hambre y nos apetecían mucho las tapas que ofrecían en este restaurante. Nos sentamos en una de las mesas de al lado ventana y empezamos a leer la carta. ¡Había muchísimas opciones sin gluten! Aunque sabíamos que no podríamos hacerlo, ¡queríamos probar todas! Por suerte eran tapas y pudimos probar varias. En la carta estaban todas las opciones sin gluten muy bien indicadas. 

Empezamos con una de solomillo de cerdo ibérico al Pedro Ximénez. ¡Uau! ¡Era deliciosa! Hace un año que estuvimos aquí y todavía ahora se me hace la boca agua al pensar en lo bien que comimos. Como era de esperar, el solomillo era muy tierno y se deshacía en la boca. Además, la reducción de PX estaba muy bien hecha.

Aunque no nos trajeron pan sin gluten como tal, con todas estas tapas nos zampamos un par de paquetes de crackers. Que no hubiera pan no era tan mala noticia. ¡Podríamos comer más tapas! Después de la tapa de solomillo de cerdo ibérico al Pedro Ximénez, seguimos con otra de solomillo de cerdo ibérico al queso de cabra. ¡Igual de buena!

Luego seguimos con una más sencilla, pero no por esto menos buena. Los quesos de oveja nos encantan y los triangulitos que nos sirvieron nos fueron de maravilla para añadirle un poco más de contraste de temperaturas y sabores a la comida.

Teníamos hambre pero tampoco queríamos comer mucho porque teníamos que hacer muchas cosas al llegar a León y no queríamos caer dormidos en la cama porque habíamos comido demasiado.

Teniendo en cuenta esto, decidimos pasar a los postres. Pedimos un mousse de queso con membrillo. Nos lo trajeron coronado con unas nueces en un lecho de miel. De nuevo… ¡uau! Estaba riquísimo. Además, tenía una textura super esponjosa. De esas que hacen un poco de ruido cuando das una cucharada. Como siempre, nos partimos el postre, de manera que duró bien poco. 

Después de comer, volvimos paseando al coche. Antes pero, fuimos a despedirnos de la rana de la suerte. Para los que no sepáis qué es, se trata de un detalle ornamental en la fachada de la Universidad de Salamanca. ¡Podríamos decir que este pequeño anfibio de piedra se ha convertido en un icono de la ciudad! Sobre todo por la suerte que trae al que la ve primero de entre un grupo. ¡Así que ya sabéis! A parte del astronauta de la Catedral, ¡tenéis que encontrar la rana de la Universidad!

Podéis ver las fotos del viaje aquí.

HACIENDO CLICK EN EL MAPA DE RESTAURANTES SIN GLUTEN PODRÉIS VER TODOS LOS RESTAURANTES DE LOS QUE OS HEMOS HABLADO UBICADOS EN EL MAPA DE ESTABLECIMIENTOS SIN GLUTEN:

Y AQUÍ OS DEJAMOS LA TARJETA DE VIAJE SIN GLUTEN EN ESPAÑOL:

P.D.: Por favor, tened en cuenta que en este blog comparto mis viajes, anécdotas y experiencias sobre viajar sin gluten por el mundo. Es posible que, en alguno de mis viajes, vaya a algún restaurante no certificado o exista el riesgo de que me contaminen con gluten. Tended en cuenta que la lista de referencias puede cambiar. Por favor, aseguraos siempre antes de comer en los restaurantes que recomendamos .¡Muchas gracias! 

¡PARA NO PERDERTE NINGUNA DE NUESTRAS PUBLICACIONES, TE INVITAMOS A SUBSCRIBIRTE A NUESTRO BOLETÍN!

Subscríbete a nuestro boletín

* indicates required




 

Artículo anteriorRestaurantes sin gluten en Salamanca (1)
Me llamo Santi y actualmente vivo en la provincia de Barcelona. En 2001, me diagnosticaron de enfermedad celíaca… ¡por fin! Además, soy intolerante a la lactosa, la alergia al pescado me mata, ¡literalmente!, y también algunas frutas... Viajar sin gluten se ha convertido en mi mayor hobby y creé Gluten Free Adventures por esta razón. Desde los 8 años, he viajado y vivido en distintos países… ¡aquí comparto mis experiencias viajando para descubrir restaurantes sin gluten, pastelerías sin gluten y heladerías sin gluten por todo el mundo! ¡Espero que os gusten nuestros viajes sin gluten!