Idioma / Language: Inglés

Sofia: mi primera experiencia con el movimiento Soul Kitchen sin gluten

Como no podía ser de otra manera, madrugaba de nuevo para emprender otro viaje sin gluten… esta vez para volver al este, de nuevo a Bulgaria. ¡Esta vez sí descubriría restaurantes sin gluten en Sofia! ¡Además era primavera! Como siempre que he volado hacia Europa del Este – a países como Bosnia, Croacia o Serbia – hacía escala en Roma. Y por esto, volaba con Alitalia… sabiéndolo, me levanté a las 3 de la mañana para poder prepararme los bocadillos, ya que en el vuelo hacia Roma ya sabía que no me darían nada sin gluten. Aunque ya sé que Alitalia no tiene snacks sin gluten, cada vez que vuelo con ellos me sorprendo. ¡Italia es un país muy concienciado con la celiaquía! ¿Por qué su aerolínea no? En el segundo vuelo, con Bulgaria Air, no sabía si tendrían algo sin gluten así que también preparé algo para ese segundo vuelo e ir preparado.

Al embarcar al segundo vuelo, encontré una botella de agua en mi asiento. ¡Empezaba bien! Pero todo quedó aquí… durante el viaje repartieron bocadillos. Cuando la azafata llegó a mí, le pregunté si tenían algo sin gluten. Es una situación un poco frustrante: la agencia que nos reserva los vuelos me dice que “siempre informamos a la aerolínea sobre tu condición celíaca”, y las azafatas siempre me dice que “la próxima vez lo indique en la reserva para que preparen un menú especial”. No sé quién lo hace mal, ¡pero al final quien se queda sin comer soy yo!

Dicen que “hombre precavido, vale por dos” y por suerte me había preparado un bocadillo sin gluten para ese vuelo también.

Al llegar, Trifon ya me esperaba en el aeropuerto. Me alegró mucho verle de nuevo. Él me había ayudado mucho en febrero, cuando visité Plovdiv (también en Bulgaria) y sabía que esta vez me llevaría a buenos restaurantes sin gluten en Sofia.

Al llegar al hotel Best Western Lozenets, nos dijeron que la habitación no estaba lista. Dejamos el coche allí y salimos a pasear en busca de un sitio dónde comer sin gluten.

Por desgracia, Trifon no había tenido tanta suerte como en Plovdiv y, aunque tenía un par de opciones sin gluten en mente, nos costó un poco encontrar un restaurante sin gluten en Sofia.

No había Asociación de Celíacos en Bulgaria, de manera que las referencias que había encontrado no estaban contrastadas. “Esto me pasa en mucho países” pensé… por desgracia, no todos los países tienen asociaciones tan comprometidas como en Austria, España o Italia

Descartamos una cervecería y, un poco más adelante, encontramos un restaurante de cocina española. Azahar se llamaba. Entramos a preguntar y mostré la tarjeta de viaje sin gluten en Búlgaro. El camarero nos contestó que no podían ofrecernos nada… ¡qué pena! Aunque siempre prefiero comer la comida típica de los países que visito, reconozco que me habría hecho ilusión comer comida española en Bulgaria.

Finalmente, Trifon encontró el primer restaurante sin gluten en Sofia que probaría. Se llama Soul Kitchen en el número 13 de la calle Kokiche de Sofia. Se trataba de un restaurante vegano. Por fuera el restaurante no era, ni mucho menos, tan atractivo como por dentro. Hacía una temperatura perfecta y decidimos disfrutar de la comida en la terraza. Había pocas mesas y el sol y la decoración invitaban a relajarse para comer bien. El nombre del restaurante ya lo decía: Soul Kitchen (Cocina del Alma). Además, por la noche debían de tener música en directo, ya que había un pequeño escenario.

Haz click en la imagen para acceder al formulario

Reconozco que las indicaciones del menú eran un poco confusas. El circulito azul indicaba los productos con gluten, pero en la leyenda especificaban las excepciones. Aunque parecía que estaban sensibilizados, mostré de nuevo la tarjeta sin gluten en búlgaro y Trifon me echó una mano para hablar con la camarera.

Nos indicó que también tenían pasta sin gluten y que no nos preocupáramos por la contaminación cruzada.

Me dejé aconsejar por la camarera y pedí el risotto con boletus y verduras. ¡Uau! ¡Estaba delicioso! Además, la cantidad era perfecta.

Tras una comida espectacular en esa terracita tan mona, volvimos al hotel para ver si ya tenían las habitaciones preparadas. Cuando llegamos a recepción, Trifon les recordó que soy celíaco y que al día siguiente deberían tener un desayuno sin gluten para mí. Compañeros así hacen que viajar sin gluten sea bastante fácil.

Quedamos al cabo de una hora para ir a pasear por el centro. Esta vez sí podría descubrir algunos puntos de la ciudad. Además, iba con un guía fenomenal.

Con mucho orgullo, me explicó que quienes inventaron el alfabeto habían sido Ciril y Metodi, dos búlgaros que vivían en Tesalónica (ahora parte de Grecia). Me llevó a ver la Catedral de San Alejandro Nevski de Sofia, un imponente templo muy bien conservado. Además, es una de las sesenta catedrales cristianas y una de las diez catedrales ortodoxas más grandes del mundo. Al entrar, quedé alucinado. La mezcla de colores del mármol italiano, el alabastro y las pinturas me dejaron asombrado. Nada que ver con las Catedrales que había visto hasta entonces… mucho más austeras.

De allí fuimos paseando hasta el Parlamento. Antes de llegar, paramos a ver las ruinas de la ciudad romana de Serdica, resguardadas por una galería muy moderna. Mientras seguíamos caminando, Trifon me iba explicando la historia de algunos edificios. Sofia me pareció una ciudad impresionante. Tras disfrutar del baile de una pareja delante del teatro, seguimos caminando por una calle que me recordó a Maria-Theresien Strasse de Innsbruck.

Tras comprar un par de recuerdos para la vitrina que tenemos en casa, nos subimos a un taxi para ir al siguiente restaurante sin gluten en Sofia. A modo de recomendación, en Sofia es mejor llamar a la empresa de taxis en vez de parar uno por la calle. Según me contó Trifon, hay algunos taxis que no están registrados y cobran cantidades desorbitadas, sobretodo a los turistas.

Podéis ver las fotos del viaje aquí.

HACIENDO CLICK EN EL MAPA DE RESTAURANTES SIN GLUTEN PODRÉIS VER TODOS LOS RESTAURANTES DE LOS QUE OS HEMOS HABLADO UBICADOS EN EL MAPA DE ESTABLECIMIENTOS SIN GLUTEN:

Y AQUÍ OS DEJAMOS LA TARJETA DE VIAJE SIN GLUTEN EN BÚLGARO:

P.D.: Por favor, tened en cuenta que en este blog comparto mis viajes, anécdotas y experiencias sobre viajar sin gluten por el mundo. Es posible que, en alguno de mis viajes, vaya a algún restaurante no certificado o exista el riesgo de que me contaminen con gluten. Tended en cuenta que la lista de referencias puede cambiar. Por favor, aseguraos siempre antes de comer en los restaurantes que recomendamos .¡Muchas gracias! 

¡PARA NO PERDERTE NINGUNA DE NUESTRAS PUBLICACIONES, TE INVITAMOS A SUBSCRIBIRTE A NUESTRO BOLETÍN!

Subscríbete a nuestro boletín

* indicates required