Idioma / Language: Inglés

Zagreb: me alojo en un hotel con restaurante certificado para celíacos

Este es el último viaje que hice, ¡en mayo 2022! Tuve la oportunidad de volver (por trabajo) a Serbia y a Croacia. La última vez que había visto a Djurica fue durante mi viaje a Grecia. Desde Salónica fuimos con Nikos a Serbia para ver a un cliente. Este era un viaje totalmente inesperado. Vino a raíz de la petición de un cliente para que les visitara urgentemente para hablar de su proyecto con detalle. Aprovecharía este viaje para organizar visitas a otros clientes y, en la primera parada, para descubrir nuevos restaurantes sin gluten en Zagreb.

Esta vez volaba con Lufthansa y, en base a la experiencia de viajes anteriores, no esperaba que tuvieran nada sin gluten durante ninguno de los dos vuelos. Volaba de Barcelona a Munich y, desde allí, a Zagreb. Y así fue. Además, al preguntarle a la azafata si tenían algo sin gluten, tuve la sensación de que no sabía muy bien de qué le hablaba. Al ver el menú, vi que había alguna opción. 

Creo que lo peor de estos viajes es tener que madrugar. Me desperté a las 4.30h para tener tiempo de prepararme los bocadillos. Al tener que hacerlo con pan sin gluten, cuánto más frescos sean los bocadillos, mejor sabrán cuando me los coma…

Poco después de aterrizar en Zagreb, me encontré con Djurica en el hall del aeropuerto y fuimos directamente a la primera visita. Hubiese preferido ir al hotel, pero no siempre puedes elegir este tipo de comodidades cuando viajas por trabajo…

Además tenía muchas ganas de ir al hotel porque, según había entendido, su restaurante estaba certificado por la asociación de celíacos. ¡Tenía mucha curiosidad por ver qué ofrecían!

Aunque tuve pocos días para preparar ese viaje, reconozco que la Oficina de Turismo de Zagreb contestó muy rápido. De hecho, encontré este hotel gracias a ellos. También compartieron un listado de “gluten-free friendly” restaurantes que os copio aquí por si son de vuestro interés. Por favor, tened en cuenta que este es solo el listado que compartió la oficina de Turismo. Insistieron en que la mayoría no están certificados como “sin gluten”. También os pido que tengáis en cuenta que no tuve tiempo de comer en estos lugares. Solo comparto la información que recibí:

–        Kata Brunch Bar.

–        Zrno Bio Bistro.

–        Vegehop.

–        Vinodol.

–        Dubravkin Put.

–        Vis à Vis by Vincek.

–        Gajbica.

Haz click en la imagen para acceder al formulario

Tras unas horas, finalmente, llegamos al hotel. Me alojaba en el Hotel Esplanade de Zagreb. ¡Es un hotelazo! Además, coincidí con parte del staff del grupo Iron Maiden y estaban ensayando para el concurso Miss Croatia, que también se celebraba allí. ¡Mejor imposible!

Había elegido este hotel porque este aparecía en el correo que me había enviado la Oficina de Turismo de Zagreb como el primer hotel en Croacia certificado para sin gluten. Tras dejar todo en la habitación, me encontré de nuevo con Djurica en el hall del hotel para ir a cenar juntos.

Era una cena a una hora un poco rara, ya que eran las 17h, pero tendría que acostumbrarme. En los viajes con ellos, normalmente se desayuna y se cena pronto. No hay tiempo para comer…

El hotel tiene dos restaurantes. “Le Bistro” y el “Zinfandel’s”. Pedí consejo al conserje del hotel y al mencionar “sin gluten” me dijo que mejor ir al Zinfandel’s. ¡Allí fuimos! Hacía un día perfecto. Buena temperatura, más cerca del verano que de la primavera. Decidimos comer en la terraza.

Literalmente, ¡me puse las botas en ese restaurante! Comer con la tranquilidad de que están certificados es un añadido. Al llegar al restaurante informé al camarero sobre mi condición celíaca. Ya no tuve que decirles nada más. No usé la tarjeta de viaje sin gluten en Croata porque al estar certificado creí que no sería necesario.

Al cabo de poco, me trajeron un platito de mantequilla con ajo y especies que estaba riquísima. Por supuesto, me la trajeron con pan sin gluten recién tostado. Creo que era el Pan Carré de Schär.

Luego, nos trajeron una tapita (cortesía del chef) de queso de cabra con pistacho y burbujas de aceite balsámico. ¡Buenísimo!

Por ahora estaba disfrutando mucho y no habíamos empezado a comer. Además, todo acompañado con una copa de vino blanco y la tranquilidad que ofrecía esa terraza.

Por fin llegó el plato principal. La verdad es que tenía bastante hambre porque había comido poco durante el día. Tenía dudas entre el risotto y el “lomo americano”.

Finalmente me decidí por el “lomo americano”. Venía acompañado de remolacha y piñones tostados. ¡Impresionante!  Los piñones le daban un sabor muy interesante en combinación con la remolacha y la carne, que estaba al punto exacto. ¡Buah! Se ma hace la boca agua solo de pensar lo bueno que estaba…

Tras esa carne con piñones, ¡seguía con hambre!

Aunque Djurica no quería comer más, yo sí fui a por un postre. Aunque de postre había menos opciones aptas para celíacos. ¡Pero solo necesitaba una! Y tenían la opción perfecta. ¡Con chocolate!

Fue un buen remate de esa comida-merienda-cena que acabábamos de hacer.

Estuvimos un rato de sobremesa y, sobre las 19h, Djurica se fue a su hotel. Todavía era pronto para ir a la habitación y había estado todo el día sentado. Me apetecía dar un paseo por el centro de Zagreb. Aprovechar esa tarde de primavera con esa temperatura tan buena.

Subí a cambiarme para ponerme ropa más cómoda y salir a caminar un poco. Fui hasta la estación y luego a través de un parque enorme hasta la plaza central. Me alegró ver que el Boban Restoran (al que había ido la primera vez que fui a Zagreb) seguía abierto. Todavía me acuerdo de la olla de carne, patatas y verdura que me zampé ese día. Y del plato de pasta sin gluten del día siguiente.

Al cabo de un rato, hice una de las cosas que más me gusta hacer cuando viajo solo. Me senté en la plaza central a observar. Me gusta mirarlo todo. La gente, los edificios, los coches y tranvías. ¡Es muy relajante! Además, intento imaginarme quien es esa persona y me distrae bastante.

¡Las 22h llegaron muy rápido! Empezaba a notar el cansancio. Había sido un día muy intenso con pocas horas de sueño. Tardé poco en ir a dormir. Al día siguiente, después del desayuno, iríamos a Osijek.

HACIENDO CLICK EN EL MAPA DE RESTAURANTES SIN GLUTEN PODRÉIS VER TODOS LOS RESTAURANTES DE LOS QUE OS HEMOS HABLADO UBICADOS EN EL MAPA DE ESTABLECIMIENTOS SIN GLUTEN:

Y AQUÍ OS DEJAMOS LA TARJETA DE VIAJE SIN GLUTEN EN CROATA:

P.D.: Por favor, tened en cuenta que en este blog comparto mis viajes, anécdotas y experiencias sobre viajar sin gluten por el mundo. Es posible que, en alguno de mis viajes, vaya a algún restaurante no certificado o exista el riesgo de que me contaminen con gluten. Tended en cuenta que la lista de referencias puede cambiar. Por favor, aseguraos siempre antes de comer en los restaurantes que recomendamos .¡Muchas gracias! 

¡PARA NO PERDERTE NINGUNA DE NUESTRAS PUBLICACIONES, TE INVITAMOS A SUBSCRIBIRTE A NUESTRO BOLETÍN!

Subscríbete a nuestro boletín

* indicates required




 

Artículo anteriorRestaurantes sin gluten en Litochoro (1)
Artículo siguienteRestaurantes sin gluten en Osijek (1)
Me llamo Santi y actualmente vivo en la provincia de Barcelona. En 2001, me diagnosticaron de enfermedad celíaca… ¡por fin! Además, soy intolerante a la lactosa, la alergia al pescado me mata, ¡literalmente!, y también algunas frutas... Viajar sin gluten se ha convertido en mi mayor hobby y creé Gluten Free Adventures por esta razón. Desde los 8 años, he viajado y vivido en distintos países… ¡aquí comparto mis experiencias viajando para descubrir restaurantes sin gluten, pastelerías sin gluten y heladerías sin gluten por todo el mundo! ¡Espero que os gusten nuestros viajes sin gluten!